Versión Beta

Cerca

VaticanNews
En la fiesta de la Virgen de She Shan, el Papa ha invitado con un tuit a unirse en oración al pueblo chino En la fiesta de la Virgen de She Shan, el Papa ha invitado con un tuit a unirse en oración al pueblo chino 

Virgen de She Shan. El Papa: nos unimos en oración a los hermanos católicos de China

Francisco reitera en un tuit su cercanía y su oración por los fieles católicos que en China que festejan a su Patrona, venerada en el Santuario de She Shan

Gabriella Ceraso - Ciudad del Vaticano

“Hoy nos unimos en oración a los hermanos católicos de China, en el día de Santa María Auxilio de los Cristianos de She Shan”. Con este tuit, el Papa Francisco vuelve hoy 24 de mayo, con el pensamiento y con la oración, a los fieles católicos chinos, en el día de la celebración de la amada Virgen de She Shan, custodiada en la Basílica del XIX siglo, santuario nacional, situada en la cima de una colina cerca de Shanghái y cada año, meta de peregrinación para miles de personas.

Virgen protectora de los cristianos

Patrona del país, es la Virgen más amada y venerada por los católicos en China, especialmente en el mes de mayo. A Ella se le atribuyen milagros y apariciones, en particular, en los periodos oscuros de la guerra del siglo pasado en protección de los cristianos, relata el padre Paolo Kong, coordinador nacional de la pastoral de los católicos chinos en Italia. En el 2008, el Papa Benedicto XVI compuso la oración a la Virgen de She Shan encomendándole el futuro de la Iglesia en China y un año antes, le confió, también a Ella, la China católica en una carta, pidiendo que el 24 de mayo se transformase en todo el mundo en jornada de unión y oración para la Iglesia del país.

Testimonio, fe y caridad

“Desde hace casi diez años – recuerda padre Kong – y en este día, misas y oraciones caracterizan los encuentros de tantas comunidades de católicos chinos también en Italia. El Papa Francisco ha recordado siempre esta fiesta pidiendo a María – que en la representación de She Shan sostiene y muestra a su Hijo al mundo – la fuerza del testimonio para los fieles chinos”. Lo hizo también ayer. Al término de la audiencia general, invitó a la oración por los “queridos discípulos del Señor en China” para que puedan “vivir la fe con generosidad y serenidad” y “sepan cumplir gestos concretos de fraternidad, concordia y reconciliación, en plena comunión con el Sucesor de Pedro”.

El padre Kong explica que el culto a la Virgen de She Shan “nació hace aproximadamente 100 años y está vinculado sobre todo a los milagros acaecidos en tiempos de guerra y a las tantas apariciones de la Virgen. Hay también otro santuario mariano – puntualiza – pero el de She Shan es para nosotros el más famoso y los milagros relacionados con este lugar son tan importantes como aquellos de Lourdes o Fátima y todos los chinos católicos lo conocen”.

24 mayo 2018, 18:31