Buscar

Vatican News
Imagen de archivo Imagen de archivo  (ANSA)

Save the Children: Niños "en riesgo de extinción" en Italia

Save the Children se refiere al aumento de las desigualdades y el “ascensor social” en caída libre para la infancia en Italia con niños "en riesgo de extinción". En 15 años más de 600.000 niños menos, pero un millón más en la pobreza absoluta

Vatican News

En un comunicado de prensa Save the Children se refiere a la infancia y las desigualdades crecientes con un “ascensor social” en caída libre y niños "en riesgo de extinción". En 15 años, más de 600.000 menores menos en Italia, pero un millón más en la pobreza absoluta. De la brecha demográfica a la brecha de inversión en las nuevas generaciones: casi 10 años de falta de inversión en educación, en servicios para la primera infancia, en educación a tiempo completo, hasta el estallido de la pandemia, han intensificado la crisis educativa. Es urgente un cambio de rumbo.

Cambio de rumbo urgente

La organización publica la duodécima edición del Atlas de la infancia en riesgo en Italia "El futuro ya está aquí", con una fuerte denuncia de las desigualdades económicas, sociales y geográficas cada vez mayores en las que viven los menores.

También incluye una encuesta de IPSOS, exclusiva para el Atlas, sobre "Ciudadanía científica". Los adolescentes siguen confiando, creen en la ciencia y en las oportunidades que puede ofrecer para combatir los grandes retos del planeta. Uno de cada tres niños cree que dentro de diez años la ciencia tendrá que encontrar respuestas al envejecimiento de la población y a la crisis climática.

Décadas de lento declive

Se ha dicho durante muchos años que Italia no es un "país para niños", pero en este momento, tras unas décadas de lento declive, casi parece haberse convertido en un país donde la infancia está "en riesgo de extinción". De hecho, desde los días del baby boom hasta hoy, el rumbo parece haberse invertido estrepitosamente: una marcha atrás que ha arrastrado la curva demográfica y el “ascensor social”, que cada vez está más en caída libre y corre el riesgo de arrastrar el futuro de las generaciones más jóvenes y de todo el país.  

Menos de uno de cada seis ciudadanos tiene menos de 18 años

En 15 años, la población de niñas, niños y adolescentes en Italia ha disminuido en unos 600.000 menores y hoy menos de uno de cada seis ciudadanos tiene menos de 18 años. En el mismo periodo, la pobreza absoluta se ha extendido, con un millón más de niñas, niños y adolescentes sin lo más esencial para vivir con dignidad.

Una deuda demográfica y económica

Una deuda demográfica, una deuda económica y, sobre todo, una deuda de inversión en las nuevas generaciones: entre 2010 y 2016 se recortó el gasto en educación en medio punto del PIB, y se ahorró también en los servicios de primera infancia, en los comedores y en la educación a tiempo completo, dejando que las lagunas y las desigualdades de oportunidades prepararan el terreno para una crisis educativa sin precedentes cuando estalló la pandemia. La herencia es un país en el que el porcentaje de abandono escolar prematuro frente al promedio europeo y el de los “ninis”, jóvenes de entre 15 y 29 años que no trabajan, no estudian y no reciben ningún tipo de formación, llega al 23,3%, mientras la media europea es del 13,7%. El entorno en el que viven también está bastante comprometido: más de uno de cada cinco niños en Italia (el 21,3% del total) vive en ciudades contaminadas, en un país donde hay más de cuatro coches en circulación por cada niño.

La imagen que ofrece la 12ª edición del Atlas de la infancia en riesgo, titulada "El futuro ya está aquí", publicada unos días antes del Día Mundial de la Infancia y la Adolescencia por Save the Children, la organización internacional que lleva más de 100 años luchando por salvar a los niños en riesgo y garantizarles un futuro, es la de una generación joven en la que no se ha invertido lo suficiente, que, a causa de la pandemia de Covid-19, han perdido meses de escuela, han sufrido el aislamiento y la pérdida de relaciones, y a los que es urgente dar respuestas concretas.

La publicación, editada por Vichi De Marchi y publicada por Ponte alle Grazie, habla de una Italia que envejece cada día, atrapada en las desigualdades sociales, económicas y geográficas, donde los menores son cada vez más pobres, no son considerados como el capital más preciado para el futuro del país y no son escuchados.

Sin embargo, las chicas y los chicos están cada vez más interesados en ser protagonistas de la vida política y de las decisiones que les afectan, y la pandemia parece haberles hecho aún más conscientes de la necesidad de actuar ante los retos más importantes a los que nos enfrentaremos en los próximos años.

15 noviembre 2021, 17:21