Buscar

Vatican News
Ante un nuevo cierre de escuelas millones de estudiantes quedarían sin instrucción. Ante un nuevo cierre de escuelas millones de estudiantes quedarían sin instrucción.  (ANSA)

UNICEF: Unos 200 millones de estudiantes sin acceso a la educación a distancia

Un informe de UNICEF revela que de los 31 países que no estaban preparados para la educación a distancia, casi la mitad ha mantenido cerradas las escuelas durante la pandemia COVID-19, dejando a 102 millones de estudiantes sin ningún tipo de educación.

Vatican News

En caso de un nuevo cierre de escuelas en futuras emergencias, al menos 31 países de bajos y medios ingresos, aún no están preparados para la educación a distancia dejando sin instrucción a unos 200 millones de estudiantes en el mundo. El informe publicado, hoy, por UNICEF (Agencia de Naciones Unidas para la educación y la cultura) incluso revela que, de este grupo de estudiantes, 102 millones viven en 14 países que han mantenido los centros de educación cerrados total o parcialmente durante al menos la mitad de la pandemia COVID-19.

El informe del “Índice de preparación para el aprendizaje a distancia” que mide la disposición de los países para brindar educación a distancia en caso de interrupción del aprendizaje presencial, se centra en tres áreas: la disponibilidad de recursos en el hogar y los niveles educativos de los padres; el uso de políticas y formación docente; y preparar al sector de la educación para situaciones de emergencia.

Instrucción primaria es la más afectada

El informe destaca las limitaciones del aprendizaje a distancia y las desigualdades en el acceso, al tiempo que recuerda que la situación probablemente sea mucho peor de lo que muestran los datos disponibles. Más allá de los países evaluados, 67 en total, los datos cualitativos revelan que los estudiantes se han enfrentado a desafíos con el aprendizaje remoto a nivel mundial, incluso en países de ingresos medios y altos que no están incluidos en el informe.

En todo caso, la educación preprimaria es el nivel de educación más descuidado, y muchos países no implementaron políticas adecuadas durante los bloqueos causados ​​por COVID-19, dejando atrás a los estudiantes más jóvenes durante sus años más críticos de desarrollo.


De África a América Latina

Los estudiantes de África occidental y central son los más afectados. Benin, Burundi, Costa de Marfil, Congo, Etiopía, Madagascar, Malawi, Níger y Togo se encuentran entre los países con mayor necesidad de mejora en el sector de la educación. Durante la pandemia de COVID-19, el impacto de la falta de preparación para el aprendizaje remoto lo sintieron principalmente los estudiantes que vivían en países donde las escuelas habían estado cerradas parcial o completamente durante al menos la mitad de estos 19 meses, como en el Congo y Madagascar.

Argentina, Barbados, Jamaica y Filipinas tienen el nivel más alto de preparación. Sin embargo, incluso entre aquellos con los puntajes nacionales más altos en el Índice, las disparidades dentro del país muestran que los niños que viven en los hogares más pobres o en áreas rurales son, con mucho, los más vulnerables al cierre de escuelas. No obstante, es alentador que muchos países con un ingreso nacional bruto relativamente bajo hayan obtenido puntajes por encima del promedio del Índice, lo que muestra la posibilidad de cooperación internacional e intercambio de buenas prácticas.

Impacto del cambio climático sobre la educación

Otras crisis, como las provocadas por el cambio climático, pueden tener impactos significativos en el acceso a la educación. De los 31 países menos preparados para la educación a distancia, 23 enfrentan una exposición alta o extremadamente alta a impactos climáticos o ambientales, lo que expone a 196 millones de estudiantes a mayores riesgos de cierre de escuelas en situaciones de emergencia.

Socios en la distancia

Si bien el informe de UNICEF constata que no hay sustituto para el aprendizaje cara a cara, las escuelas resilientes con sistemas sólidos de aprendizaje a distancia, especialmente el aprendizaje digital, pueden proporcionar cierto grado de educación durante el cierre de las escuelas en tiempos de emergencia.

En este contexto, a través de la iniciativa Reimagine Education, UNICEF está trabajando con socios de los sectores público y privado para brindar a unos 3,5 millones de niños y jóvenes el mismo acceso a una educación digital de calidad a nivel mundial para el 2030. Para ello, la agencia de la ONU está trabajando a través del Learning Passport, una plataforma mundial de aprendizaje desarrollada en asociación con Microsoft, que brinda apoyo a 1,6 millones de estudiantes durante el cierre de las escuelas. Además, Reimagine Education –también cuenta con el apoyo de Giga, una iniciativa mundial de UNICEF y la UIT (Unión Internacional de Telecomunicaciones) para conectar cada escuela y la comunidad circundante a Internet.

 

28 octubre 2021, 11:33