Buscar

Vatican News

Fundación Oasis. Diálogo Islam y cristianos: Las razones de nuestra esperanza

Una serie de vídeos animados en YouTube subrayan los puntos en común y las divergencias entre ambas religiones, respondiendo a una petición mutua de entendimiento. El profesor Martino Díez, Director científico de la fundación creada por el Cardenal Scola: incluso baldosas idénticas pueden convertirse en dos mosaicos diferentes.

Michele Raviart - Ciudad del Vaticano

Sensibilizar a los musulmanes sobre los fundamentos de la fe cristiana y superar los estereotipos entre religiones mediante breves vídeos de animación multilingües, publicados en YouTube, que subrayan las diferencias y los puntos en común. Este es el objetivo del proyecto "Razones para nuestra esperanza", llevado a cabo por la Fundación Oasis, fundada por el Cardenal Angelo Scola y comprometida con el diálogo con Oriente Medio, y el McGarth Institute for Church Life de Notre Dame, en Estados Unidos.

Superar los estereotipos

"Nos hemos dado cuenta en los últimos años de que los musulmanes, en un número significativo en nuestra opinión, tienen el deseo de saber algo más sobre el cristianismo", explica a Vatican News el profesor Martino Díez, Director científico de la Fundación Oasis y profesor de lengua y literatura árabe en la Universidad Católica. "Hay que tener en cuenta, sobre todo en el contexto de Oriente Medio", explica el profesor Díez, que sigue existiendo, en los medios de comunicación social y por parte de los predicadores salafistas, una "literatura de la controversia" hacia los cristianos – que a veces responden de forma similar – y que, al mismo tiempo, a muchos musulmanes les llaman la atención ciertos acontecimientos que han tenido lugar en los últimos años, como el reciente viaje del Papa a Irak y el documento firmado en Abu Dhabi. "Por un lado", reitera, "está la perpetuación de un discurso a veces muy identitario, pero por otro lado está la constatación de que hay estos gestos sorprendentes por parte de la Iglesia católica que no encajan un poco en este estereotipo". Y, en nuestra opinión, esto suscita en algunas personas el deseo de comprender mejor de dónde procede esta postura, en qué creen realmente los cristianos".

Las mismas baldosas, pero diferentes mosaicos

Hasta ahora se han publicado tres vídeos en el canal de YouTube "Razones para nuestra esperanza", por el momento sólo en inglés, aunque pronto se añadirá el audio en italiano y francés: "Jesús en la Biblia y en el Corán", "Muchos profetas, un solo mensaje. El papel de Jesús en el Corán" y "El Salvador. El papel de Jesús en la Biblia". "La imagen que utilizamos", señala el profesor Díez, "es la del islam y el cristianismo como dos universos de sentido paralelos, que se rigen por sus propias leyes". En los tres vídeos sobre Jesús, señala el Director científico, se incide en los puntos en común, "pero que con las mismas teselas se pueden producir mosaicos diferentes". En el segundo vídeo, por ejemplo, se centra en la visión musulmana de Jesús, entendido como "un mensajero, un enviado, un profeta, porque ésta es la categoría fundamental de la relación entre Dios y la humanidad en el Islam", mientras que en el tercer vídeo el foco está en la experiencia bíblica y, por tanto, el tema es "el Salvador y la historia de la salvación, con Jesús como culminación de esta historia".

Hacer funcionar la inteligencia de la fe

Aunque uno de los objetivos sigue siendo poner de relieve los puntos comunes entre ambas religiones, el proyecto "Razones de nuestra esperanza" no rehúye reiterar los fundamentos de la fe cristiana y pretende hacer comprender a los demás "por qué los cristianos son cristianos". Preguntas que no sólo sirven para satisfacer la curiosidad de los creyentes musulmanes, sino que también ayudan a los cristianos a cuestionarse a sí mismos y quizás a redescubrir las verdades de la fe. "Lo más interesante del proyecto, en mi opinión, explica Martino Díez, es el efecto que tiene sobre nosotros, los cristianos, porque las preguntas que hacen los musulmanes, cuando no son polémicas, son muy razonables, muy sensatas y obligan a trabajar la inteligencia de la fe".

El valor añadido para los cristianos

El ejemplo es el de un creyente musulmán, que en respuesta al tuit que anunciaba el lanzamiento del proyecto escribió: "Nunca he entendido esta historia del Cordero de Dios, porque no entiendo cómo Dios podría querer el sacrificio de un profeta o incluso de su hijo". "Esta pregunta me parece muy bonita", concluye el profesor Díez, "porque no es polémica – no pretende decir 'somos mejores que vosotros' – sino que plantea una 'gran pregunta', que al menos a mí personalmente me hace reflexionar mucho sobre esta cuestión". Estoy convencido de que este es realmente el primer valor añadido de un proyecto de este tipo".

02 junio 2021, 17:53