Buscar

Vatican News

Día contra las drogas: aumento del consumo durante la pandemia

"Informar para salvar vidas" es el tema elegido por la ONU en esta Jornada. El informe anual de las Naciones Unidas destaca un fuerte aumento del consumo de cannabis y la consolidación de Internet para la venta de drogas. Vatican News entrevista a la Comunidad Juan XXIII: "El consumo de drogas es una falsa respuesta a necesidades profundas".

Marco Guerra - Ciudad del Vaticano

Alrededor de 275 millones de personas en el mundo han consumido drogas en el último año, según el Informe Mundial publicado por las Naciones Unidas en vísperas del Día Internacional de la Lucha contra la Droga 2021. En el mismo periodo, más de 36 millones de personas sufrieron trastornos por consumo de drogas.

Aumenta el consumo de cannabis

El informe también destaca que la potencia del cannabis, en particular, se ha multiplicado por cuatro en los últimos 24 años y que, sin embargo, la proporción de adolescentes que lo perciben como peligroso ha descendido al 40%, a pesar de las pruebas de que el consumo de cannabis está asociado a una serie de daños para la salud y de otro tipo, especialmente entre los consumidores habituales. La pandemia ha confirmado estas tendencias, además de registrar un aumento del uso no médico de las drogas.

Informar para salvar vidas

"Una menor percepción de los riesgos del consumo de drogas se ha relacionado con mayores tasas de consumo, y las conclusiones del Informe Mundial sobre las Drogas 2021 ponen de relieve la necesidad de reducir la brecha entre la percepción y la realidad para educar a los jóvenes y salvaguardar la salud pública". Así lo informa la Directora Ejecutiva de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Ghada Waly.

 

El tema de la Jornada de este año es "Comparte los hechos sobre las drogas, salva vidas", explica una nota de la ONU, en la que se subraya la importancia de reforzar la base de pruebas y los datos para aumentar la concienciación, "de modo que la comunidad internacional, los gobiernos, la sociedad civil, las familias y los jóvenes puedan tomar decisiones con conocimiento de causa, orientar mejor los esfuerzos para prevenir el consumo de drogas y abordar los retos mundiales relacionados con este fenómeno".

Drogas: respuesta equivocada a las necesidades profundas

Para profundizar en esta temática Vatican News conversó con Meo Barberis, responsable de las Comunidades Terapéuticas de la Comunidad Papa Juan XXIII quien declara:

"No hay un descenso en el uso de las drogas, pero sí un cambio en el fenómeno, en el período de la pandemia ha cambiado la forma en que se encuentran. Pero recordemos un elemento básico: el uso de drogas es un intento equivocado de responder a las necesidades profundas de la persona, la necesidad de relación y la búsqueda de sentido de la vida. Con la pandemia, ha aumentado la necesidad de compensar esta búsqueda con sustancias".

Alarma ante un cannabis más potente

El exponente de la asociación fundada por Don Oreste Benzi señala que el tema del consumo de drogas se ha alejado del foco mediático en los últimos años, en parte como consecuencia del fenómeno de la compatibilidad del consumo con la vida cotidiana que reduce la percepción social, "pero el problema -explica- no ha hecho más que cronificarse". "El fenómeno afecta a todos los grupos de edad, pero está sorprendentemente extendido entre los más jóvenes".

Barberis también advierte sobre las distinciones erróneas entre drogas blandas y duras: "Son dos categorías creadas por la prensa pero que no tienen ninguna base científica, las drogas son todas peligrosas dependiendo de la cantidad y del individuo que las consuma. El cannabis en algunas personas predispuestas tiene efectos multiplicados por seis, por no hablar de que el que circula hoy tiene cantidades de principio activo incluso diez veces superiores a las que se consumían hace veinte años".

Comunidades católicas de recuperación

El responsable de las comunidades terapéuticas del Papa Juan XXIII recuerda también que Italia cuenta con una red de excelencia para la recuperación y el tratamiento de los toxicómanos.  Son "realidades nacidas a principios de los 80 que debemos -dice- defender y promover. La pandemia ha limitado su operatividad, pero queremos y tenemos que seguir adelante".

Especialmente importante es la aportación que ofrecen las realidades católicas:

"Desde hace ocho años -añade Barberis- damos vida a la Mesa Eclesial de las Adicciones que se reúne en Cáritas y en la que participan las asociaciones inspiradas en el Evangelio. La adhesión a Jesús se convierte en la fuerza motriz para participar en estas situaciones. Jesús nos dice 'Yo soy el Camino y la Verdad y la Verdad os hará libres': el mensaje que llevamos es la liberación de la falsa respuesta del consumo de sustancias".

26 junio 2021, 14:47