Buscar

Vatican News
Miles de migrantes en Ceuta Miles de migrantes en Ceuta  (ANSA)

Migrantes: 8.000 en Ceuta. Preocupación de la Iglesia española

El Presidente del Gobierno español, Sánchez, visitó ayer Ceuta y Melilla, los dos enclaves españoles en Marruecos. Crisis diplomática entre Madrid y Rabat, mientras los obispos expresan su preocupación y denuncian la especulación política sobre la piel de los más vulnerables. Nuevo naufragio en la costa de Túnez

Adriana Masotti – Ciudad del Vaticano

Situación de emergencia en Ceuta, el enclave español en Marruecos, debido a la llegada masiva de, al menos, 8.000 personas, entre ellas mujeres y niños, en dos días. España ha desplegado el ejército y ya ha hecho retroceder a la mitad de los migrantes a través de la frontera. El presidente del Gobierno español, Sánchez, llegó anoche a Ceuta y también a Melilla, la otra ciudad del enclave, recibido con silbidos y aplausos, prometiendo a sus ciudadanos "restablecer el orden lo antes posible". Y la crisis diplomática ya iniciada entre Madrid y Rabat se agrava, debido a la sospecha de que los guardias fronterizos marroquíes han dejado pasar a los inmigrantes en represalia por la hospitalidad concedida por Madrid a Brahim Ghali, jefe de los separatistas del Frente Polisario, que se disputan con Rabat el Sáhara Occidental.

Obispos españoles: no instrumentalizar la desesperación

La Iglesia en España expresa su preocupación: "La desesperación y el empobrecimiento de muchas familias y menores no puede ser utilizado por ningún Estado para instrumentalizar con fines políticos las legítimas aspiraciones de estas personas", señalan los obispos en un comunicado difundido ayer por la tarde, apelando al "valor supremo de la vida y la dignidad humana". El episcopado reitera su solidaridad con las diócesis de Cádiz, Ceuta y Melilla y la de Málaga, de las que reconoce la voluntad de atención y acogida a los migrantes, así como las iniciativas de las dos ciudades autónomas para proteger los derechos de los migrantes, especialmente de los menores. La invitación a todos es "mantener la convivencia pacífica y ejercer la mejor política al servicio del bien común".

Comunicado sobre la situación en Ceuta y Melilla

El Departamento de Migraciones de la Conferencia Episcopal española acoge con preocupación la situación que se está produciendo en Ceuta y Melilla. Apelando al valor supremo de la vida y la dignidad humana, recuerda que la desesperación y el empobrecimiento de muchas familias y menores no puede ni debe ser utilizado por ningún Estado para instrumentalizar con fines políticos, las legítimas aspiraciones de estas personas.

La mejor política puesta al servicio del bien común

“Muestra su solidaridad con las diócesis de Cádiz y Ceuta y Málaga y Melilla, de reconocida trayectoria en la atención y acogida a migrantes, así como con las necesarias iniciativas en ambas ciudades autónomas, para acoger integralmente y custodiar los derechos de las personas migrantes, especialmente de los menores”. E invita a mantener actitudes de convivencia pacífica y reclama a todos los niveles, “la mejor política puesta al servicio del bien común” (Fratelli tutti, 154)

Otra tragedia en el mar

"La Unión Europea se solidariza con Ceuta y España. Necesitamos soluciones europeas comunes para gestionar la migración. Podemos lograrlo si llegamos a un acuerdo sobre el nuevo Pacto de Migración", escribió ayer en un tuit la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Mientras tanto, ayer se registró un nuevo naufragio frente a las costas de Túnez: 50 personas siguen en la lista de los desaparecidos, mientras que 33, todos de Bangladesh, fueron rescatados. La barcaza había partido el domingo de Zwara, en Libia. Los socorristas tunecinos llevaron a los supervivientes al puerto de Zarzis, a unos 100 kilómetros del noroeste de Zwara.

19 mayo 2021, 14:18