Buscar

Vatican News
Troncos carbonizados en un tramo de las llanuras del Yarí, que fue quemado recientemente para pastos, en Caquetá, Colombia. Troncos carbonizados en un tramo de las llanuras del Yarí, que fue quemado recientemente para pastos, en Caquetá, Colombia.  

Día de la Tierra. Obispos México: "Que cese maltrato y exterminio de la Madre Tierra"

El episcopado mexicano recuerda en un mensaje que la tierra es el lugar providencial de toda vida y lugar sagrado para las comunidades indígenas que la aman y respetan.

Alina Tufani - Ciudad del Vaticano

La Conferencia del episcopado mexicano (CEM), en el Día Internacional de la Tierra, recuerda en un mensaje, que la vida y el sustento de la humanidad, y de todos los seres vivos, dependen completamente de los recursos y de los nutrientes que nos ofrece la Madre Tierra y que gracias a la fertilidad de su suelo recibimos “nuestro pan de cada día”.

El responsable del departamento de Pastoral de Pueblos Originarios y Afromexicanos de la CEM, monseñor José́ de Jesús González Hernández, destaca en el comunicado la importancia de la tierra ,“lugar providencial de toda vida” para las comunidades indígenas , porque en ella se “revela Dios como Nuestra Dignísima Madre, Tonantzin”. El prelado Obispo de Jesús María, El Nayar, explica que esa es la razón por la que los pueblos originarios ven en el color de la piel de Nuestra Señora de Guadalupe, el “color de la tierra”, lo cual refleja una visión profunda de fe.

El mensaje destaca la relación mística de la población indígena con la tierra que consideran Madre, pues es el origen primordial de la humanidad. “Los indígenas – explica mons. González - son tierra que se ha vuelto carne, huesos, sangre”.  Y agrega que es por ello que las comunidades indígenas profesan un amor entrañable a la tierra y un profundo respeto ecológico y sagrado.

“Por todo esto, pedimos que cesen los maltratos y el exterminio de la Madre Tierra. La tierra tiene sangre y se está́ desangrando”, se lee en la nota que reitera, como en la exhortación postsinodal de Papa Francisco “Querida Amazonia”, que los pueblos originarios saben que “abusar de la naturaleza es abusar de los ancestros, de los hermanos y hermanas, de la creación, y del Creador, hipotecando el futuro”.

La tierra para los pueblos originarios, resaltan los obispos, es un espacio religioso, un “locus theologicus”, y no solamente un territorio geográfico y menos aún un medio de producción y explotación.

“Los pueblos originarios mantienen cotidianamente relaciones místicas con la Madre Tierra, porque en ella recrean sus mitos creacionales; en ella se encuentra la raíz y el ombligo de su origen, de su historia; en ella recrean sus celebraciones, sus fiestas, sus anhelos, sus utopías; en ella construyen las esperanzas de “una Tierra sin males”, de la “Tierra Florida”, de “Cielos nuevos y Tierra nueva”, en ella cimientan sus luchas y su identidad, diciendo: “somos agua, aire, tierra y vida del medio ambiente creado por Dios”, enfatiza la nota.

El mensaje de la CEM concluye haciéndose eco de las palabras del Papa Francisco, que en su encíclica  “Laudato sí” invita a orar por la tierra y aclamar: “Dios omnipotente que estas presente en todo el universo y en la más pequeña de las creaturas, sana nuestras vidas para que seamos protectores del mundo y no depredadores, para que sembremos hermosura y no contaminación y destrucción. Toca los corazones de los que buscan solo beneficios a costa de los pobres y de la tierra”.

22 abril 2021, 16:07