Buscar

Vatican News

Se cumplen dos años del incendio de la catedral de Notre Dame

El fuego derrumbó la gran aguja central y dos tercios del tejado. El símbolo de la cristiandad en Francia se esfumó y fue una conmoción para el mundo. Los trabajos para grantizar la seguridad de la catedral están casi terminados, aunque no han empezado todavía las obras de restauración. Monseñor Aumônier: "Esperamos que comiencen antes del verano".

Antonella Palermo - Ciudad del Vaticano

Las causas del incendio aún no están confirmadas, pero de las investigaciones llevadas a cabo en los meses siguientes se desprenden dos hipótesis predominantes: un cortocircuito eléctrico o una colilla mal apagada, a partir de la cual el fuego se desató y quemó el ático de la iglesia, el llamado "bosque", formado por enormes vigas de roble que se cruzaban con escaleras y corredores.

El fuego alcanzó "la flèche", la gran aguja situada sobre la intersección del crucero y la nave, que después de una hora se derrumbó ante los ojos y los teléfonos de miles de personas agolpadas a lo largo del Sena que filmaban el acontecimiento. Monseñor Eric Aumônier, antiguo obispo auxiliar de París y emérito de Versalles, miembro del Comité de Restauración, se ocupa de la reproducción de la estatua de la Virgen en el pilar que invita a rezar delante de la catedral.

Macron: vamos a aguantar y reconstruir

El presidente francés, Emmanuel Macron, había prometido que la restauración de la catedral, uno de los monumentos más importantes de Francia, estaría terminada para 2024, año en que París acogerá los Juegos Olímpicos.

 

Desde el principio, ese objetivo ha resultado poco realista para muchas personas. Dos años más tarde, el presidente acudió a las obras con la Ministra de Cultura, Roselyne Bachelot, y estableció un paralelismo entre las obras y la movilización del país contra el coronavirus. "Estos grandes retos nos recuerdan que somos una nación viva que siempre tiene cosas que reconstruir y hacer". Muestran "la capacidad del pueblo francés de unirse, de superarse, cuando sucede lo peor" y añadió:

"Aguantaremos y reconstruiremos". Sobre Notre-Dame - precisó - "se mantendrá el compromiso de 2024. Respetaremos los cinco años" prometidos para la reconstrucción.

El rector: "La restauración tardará mucho tiempo"

Mucho más cauto es el rector de la catedral, Patrick Chauvet, cuyas estimaciones, expresadas a principios de abril, hablan incluso de 15 o 20 años. Tras el accidente, el Primer Ministro francés declaró la apertura de un concurso internacional de arquitectura para decidir cómo reconstruir la parte del edificio que faltaba: ¿conforme al original o diferente? Se desencadenó un debate, teniendo en cuenta que en realidad "la flèche" ya había sido construida en el siglo XIX sin respetar los criterios estéticos del siglo XIII, debilitados por la intemperie.

Hasta ahora, los principales trabajos realizados han sido la retirada de los andamios que se habían colocado alrededor de la catedral en 2018 para una operación de restauración y que también resultaron dañados en el incendio. Sin embargo, el andamio, que se levantó para limpiar el exterior de "la flèche" de residuos de smog, resistió el fuego.

1.500 robles para rehacer el techo

Se prevé que las obras de restauración propiamente dichas no comiencen hasta 2022, e incluirán varias obras para volver a montar las partes derrumbadas del edificio, limpiar las capillas y el gran órgano de tubos, restaurar las vidrieras y, por supuesto, reconstruir la aguja, el tejado y la parte destruida de la bóveda.

La reconstrucción de la estructura de madera supuso una larga búsqueda de robles en los bosques franceses: se calcula que fueron necesarios 1.500 robles en total. Después de ser cortados, los troncos, que tienen un tamaño preciso, deben secarse entre 12 y 19 meses antes de poder ser procesados y transformados en vigas. De momento se han cortado unos mil, y se talarán más antes de marzo de 2022.

15 abril 2021, 15:59