Buscar

Vatican News

Perú - Elecciones generales. Obispos: 5 criterios éticos para un voto consciente

En el marco de las próximas Elecciones Generales 2021, que se realizarán el domingo 11 de abril, la Comisión Episcopal de Acción Social del Episcopado peruano ha presentado cinco criterios éticos básicos para ejercer “un voto consciente e informado”.

Ciudad del Vaticano

El domingo 11 de abril se abren las urnas en Perú para las elecciones generales 2021. De cara a la votación, la Comisión Episcopal de Acción Social (CEAS), de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), ha presentado cinco criterios éticos fundamentales para ejercer el derecho al voto de forma "consciente e informada". En primer lugar, los Prelados piden "integridad para promover la dignidad y los derechos de las personas": esperando representantes institucionales que sepan escuchar, que se comprometan "a acabar con la corrupción y a defender la democracia", la Iglesia católica invoca a políticos dignos y honestos, respetuosos con sus adversarios y "rectos, capaces de cumplir sus promesas". El segundo criterio propuesto es el de la protección del bien común "que debe garantizarse a todos". El nuevo Presidente – escribe la CEAS – "debe practicar el diálogo teniendo en cuenta la diversidad y los valores de los pueblos y las personas, con la visión de una nueva convivencia, porque somos un 'nosotros' y la vida de cada uno cuenta". En tercer lugar, los Obispos peruanos esperan "un liderazgo solidario para que los pobres sean protagonistas", con el fin de "mejorar su calidad de vida mediante el trabajo digno y el respeto de sus derechos, especialmente los relativos a la salud y la educación". "El nuevo Presidente debe dirigir el país tomando decisiones junto con el pueblo y generando confianza. 

Proteger la vida y la creación

Los Obispos también hicieron un llamamiento a la "protección de la vida humana" y a la "salvaguarda de la Creación", para que "la vida frágil, la naturaleza y la Tierra, nuestra casa común de la que todos formamos parte" sean cuidadas "urgentemente". La exhortación dirigida al futuro Jefe de Estado es, en particular, a la protección de la Amazonia, que "lucha contra el calentamiento global y el consiguiente impacto ambiental", mientras que "los pueblos indígenas necesitan políticas públicas que cuiden sus recursos naturales". Finalmente, el último punto destacado por la CEAS es que los políticos deben presentar "propuestas relevantes, claras y realistas, con proyectos inclusivos e interculturales a favor de la ciencia, la innovación, el desarrollo digital y el intercambio de conocimientos". Fuerte también la invitación de la Iglesia a promover la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y los proyectos dedicados a los jóvenes, porque el Perú "merece un futuro digno – concluye el comunicado de CEAS – elijamos bien".

El complejo contexto político, social y económico

Las elecciones del 11 de abril se dan en un contexto difícil para el país: en noviembre de 2020, de hecho, en una decisión histórica, el Congreso votó por mayoría la destitución del Jefe del Estado, Martín Vizcarra. La elección se debió tanto a las acusaciones de corrupción vertidas contra el Presidente como a las divisiones internas del Parlamento. En el espacio de unos pocos días, el país vio tomar posesión a otros dos presidentes: Manuel Merino, que dimitió tras las protestas de la población, y Francisco Sagasti, actual Jefe de Estado interino. No sólo eso: en diciembre del año pasado, Perú también vivió la protesta de los trabajadores del sector agrícola, una revuelta que se saldó con violentos enfrentamientos y varias víctimas. La revuelta se inició en la Región de Ica, una zona de unas 117 mil hectáreas que representa el 65% de las exportaciones de productos agrícolas nacionales y que se caracteriza por una grave explotación, inseguridad y falta de derechos. Una situación que ha llevado a la Conferencia Episcopal Nacional (CEP) a lanzar un llamamiento para que el Congreso "revise detenidamente el marco normativo que regula el sector agrario, para desarrollar una legislación que genere empleo con condiciones laborales y salariales dignas que garanticen una sociedad más justa y solidaria".

Iniciativas de la Iglesia para combatir el Covid

Sobre todo esto se injertó la pandemia de Covid-19 que, hasta la fecha, 29 de marzo, en el país ha registrado más de un millón y medio de casos totales y casi 52.000 muertes. Una emergencia sanitaria contra la que la CEP se ha movilizado desde el principio, poniendo en marcha numerosas iniciativas de solidaridad. Entre ellas, destaca la campaña "Respira Perú - porque el oxígeno es vida": realizada en julio de 2020, la iniciativa tenía como objetivo recaudar fondos para garantizar el oxígeno a todos los pacientes de coronavirus, especialmente en las regiones donde más falta hace. La respuesta de la gente fue tan generosa que el comité organizador de la campaña, compuesto por la Conferencia Episcopal Peruana, la Universidad San Ignacio de Loyola y la Sociedad Nacional de Industrias, anunció que había invertido 448.300 dólares en la compra de tres nuevas plantas de suministro de oxígeno.

29 marzo 2021, 12:07