Buscar

Vatican News

Perú. Cepa brasileña del coronavirus llega a la Amazonía peruana

La región Loreto, en Perú, enfrenta la segunda ola con 108 fallecidos en lo que va de este año, 250 personas hospitalizadas y 36 en UCI. A esta situación se suma la confirmación de los primeros contagios con la cepa brasilera proveniente de Manaos, una variante que “se disemina mucho más rápido”, lo afirmó el Director Regional de Salud de Loreto, Carlos Calampa.

Ciudad del Vaticano

El Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica (CAAAP), dio a conocer a través de una nota publicada en su página web que, la cepa brasileña del Covid-19 proveniente de Manaos, ciudad amazónica ubicada en Brasil y conectada vía fluvial con la región Loreto, en Perú, ya habría llegado a dicho departamento, confirmó el Director Regional de Salud de Loreto, Carlos Calampa en declaraciones para Radio La Voz de la Selva luego de que la Ministra Pilar Mazetti también lo confirmara.

Preocupación por la nueva cepa

Hasta este jueves 4 de febrero, se lee en la nota, en los hospitales de la región ya se contabilizaban 250 pacientes con complicaciones moderadas y 36 graves en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), producto de la neumonía ocasionada por el coronavirus. “Tenemos 108 fallecidos, 250 hospitalizados, de los cuales 36 están con ventilación mecánica y 31 intubados. También tenemos 5 niños, entre ellos a uno de 7 días de nacido que nos genera preocupación”, declaró Carlos Calampa.

Centros médicos al tope de su capacidad

Si bien el jefe de la Dirección Regional de Salud (DIRESA) Loreto prefiere calificar la situación de “preocupante” antes de considerar que se encuentran en un estado de alarma, advierte que los especialistas están atendiendo al tope de su capacidad a las personas en UCI, por lo que no sería posible ampliar más camas aún si se contara con los recursos materiales necesarios. “No hay personal médico ni de enfermería – explicó Calampa – estamos coordinando con los residentes para que hagan la parte de hospitalización”.

Rápida evolución del virus

Asimismo, la CAAAP informa que, las personas que llegan al hospital se estarían automedicando como si tuvieran “una gripe o un resfrío común”, lo que agravaría la situación de sus pulmones, indicó Calampa. Además, según las cifras, más de la mitad son pacientes asegurados de EsSalud, muchos de los cuales presentan comorbilidades. “Esos pacientes están recibiendo ese virus o se están infectando por primera vez, y las complicaciones son serias. Y la evolución del virus – mencionó el titular regional de salud – es mucho más rápido, no da tiempo para armar un protocolo o manejo para el paciente”.

La esperanza de que no se propague rápidamente

Por otro lado, indicó que cree que la inmunidad adquirida por la población loretana estaría deteniendo la rápida propagación que tiene el virus proveniente de Manaos, pues al inicio se creía que se estaba tratando con el mismo virus del año pasado, y se tenía  la “certeza” de que debía haber una curva de descenso de contagios. “Esa velocidad de diseminación nos hacía cambiar el pronóstico y la tendencia. Y si bien es cierto ahora se habla de 10 días más, por lo menos hasta la segunda semana de febrero, de poder mirar cómo va el panorama – afirmó Calampa – sería muy presuroso decir ahora cuando va a parar esto. Pero tenemos la esperanza de que no se equivoquen con esta variante los epidemiólogos”.

Vigilancia en la frontera amazónica

En tanto, se dio a conocer que el Gobernador regional de Loreto, Elisbán Ochoa Sosa, continúa reuniéndose con el Ejecutivo para solicitar el cierre de las fronteras y la ejecución de un mejor control en el ingreso a la región. Entre otras propuestas, también está la implementación de un puesto de vigilancia en Santa Rosa y Chimbote, ciudades fronterizas con Brasil, para que todos los ciudadanos pasen previamente por una prueba de antígenos y, de ser el caso, realicen allí la cuarentena respectiva antes de llegar a Iquitos.

09 febrero 2021, 12:49