Buscar

Vatican News

Jérôme Lejeune, gran defensor de la vida

Ayer, Italia celebró la Jornada de la vida. El Papa Francisco en sus saludos después del rezo del Ángelus se unió a los Obispos italianos en la defensa de la vida en todas sus etapas. El 21 de enero el Papa Francisco declaró venerable al médico francés Jerome Lejeune, preservó la dignidad y el respeto de las personas afectadas por la trisomía 21 o por otras anomalías genéticas desde su concepción. Entrevista con la presidente de la Fundación Lejeune, Mónica López Barahona.

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

Bajo el lema: “Libertad es vida”, se celebró ayer en Italia el Día de la Vida. Por ello, el Pontífice recordó que, “la libertad es el gran don que Dios nos ha concedido para buscar y realizar nuestro bien y el de los demás, empezando por el bien primario de la vida”. Nuestra sociedad debe ser ayudada a sanar todos los ataques a la vida – subrayó el Papa – para que pueda ser protegida en cada etapa.

El 21 de enero, el Santo Padre autorizó la promulgación de los Decretos relativos a las virtudes heroicas de Jérôme Lejeune, fiel laico; nacido el 13 de junio de 1926 en Montrouge (Francia) y fallecido en París (Francia) el 3 de abril de 1994. Considerado el padre de la genética moderna, identificó en 1958 la trisomía del par cromosómico 21 que define el Síndrome de Down, lo que abrió la vía a la citogenética. Sus trabajos le llevaron a reflexionar sobre las grandes cuestiones de la vida humana y sobre el papel que la medicina y la investigación deben tomar en defensa de los más débiles. Fue impulsor y promotor de la Academia Pontifica para la Vida junto a San Juan Pablo II.

La Fundación Jérôme Lejeune

La Fundación fue creada en 1995 en París por los colaboradores, amigos y familiares del profesor Lejeune, con la intención de continuar con la investigación médica sobre las enfermedades de la inteligencia y enfermedades genéticas. Además, preserva el cuidado, dignidad y respeto de las personas afectadas por la trisomía 21 o por otras anomalías genéticas desde su concepción. Luego en el 2008, la Fundación creó la Cátedra de Bioética internacional “Jérôme Lejeune” en España, con la Dra. Mónica López Barahona como titular, donde se han desarrollado iniciativas de formación y la edición de obras de divulgación científica en el ámbito de la Bioética es desde la Cátedra, que el equipo trata de mantener el legado de Lejeune sobre todo en la actividad formativa y de investigación.

En 2015, la Fundación creó una delegación permanente en España desde donde impulsa su presencia en el ámbito hispano, el estudio y la formación en Bioética, particularmente, y cuyo presidente es siempre Mónica López Barahona, Vaticannews, la entrevistó para hablar en primer lugar, sobre la labor de Jérôme Lejeune, como modelo a seguir, Cómo podemos seguir su carisma desde nuestras realidades dando nuestro granito de arena en la protección de la vida. La Doctora López Barahona dijo que ahora estamos viviendo un momento histórico en el que desde distintos frentes, se está atentando contra la vida sobre todo la más vulnerable.

Presidente de Fundación Jérôme Lejeune, Mónica López Barahona

La presidente de la Fundación especificó que esta actividad formativa y de investigación que se lleva a cabo en la fundación, llega a su máximo exponente en el Máster de Bioética internacional que ella dirige. “El master es un posgrado de formación con un estilo muy Lejeune”, afirmó.

Presidente de Fundación Jérôme Lejeune, Mónica López Barahona

Vaticannews, le preguntó a López Barahona cuales han sido los resultados de los estudios de Lejeune, y qué más falta por hacer.  Los estudios del profesor Lejeune derribaron diferentes creencias relacionadas con el Síndrome de Down. Se creía que debido a alguna patología que tenía los padres, o que padecieran la enfermedad venérea Sífilis, eran las causas por las que les nacía un hijo con síndrome de Down. Antes se escondía a las personas con síndrome de down, dijo la directora del Master de Bioética de la Fundación, a ellos se les llamaban mongólicos, por los “rasgos de su cara que recordaban a los rasgos de los mongoles, hasta el 1958 cuando el profesor Lejeune hizo estudios en relación al síndrome de Down, “revolucionarios en su momento”, el profesor Lejeune dice en uno de sus escritos: “he mostrado al mundo, la identificación de la trisomía del par 21”, mostrando así al mundo, dijo López Barahona, que “las personas con síndrome de Down no tienen algo menos, sino que  tienen algo más tienen un cromosoma extra en el patrimonio genético”.  Nos recordó además que cuando “interaccionamos con una persona con síndrome de Down, ellos tienen esa capacidad de sacar lo mejor de nosotros mismos creo que nadie está al lado de un niño con síndrome de Down y no esboza una sonrisa, aportan mucho demás a la sociedad”.

Presidente de Fundación Jérôme Lejeune, Mónica López Barahona

Muchas veces mujeres en el mundo cuando saben que están por tener un niño enfermo o alguna discapacidad, o con síndrome down deciden abortar ... por diversos motivos ... ¿Qué mensaje daría Lejeune a cada una de ellas?

Presidente de Fundación Jérôme Lejeune, Mónica López Barahona

 

 

 

08 febrero 2021, 13:56