Buscar

Vatican News

África teme la carencia de vacunas contra el Covid-19 y pide equidad

Bajo la presión europea, los laboratorios AstraZeneca anuncian el aumento de producción de dosis en un 30% durante este primer trimestre para los países de la UE (un total de 40 millones de dosis). Por su parte, África teme la escasez de vacunas en este continente y pide equidad.

Sofía Lobos - Ciudad del Vaticano

Mientras el mundo se prepara para luchar contra la pandemia de COVID-19, los responsables políticos y los expertos en salud de África piden equidad y justicia en la distribución de las vacunas para garantizar que el continente "no se quede atrás en la lucha mundial contra el coronavirus".

Según informa un artículo de Anadolu Agency, la Agencia sanitaria de la Unión Africana calcula que el coste de vacunar al 60% de la población africana "gira en torno a los 10.000 y 15.000 millones de dólares".

No relegar el objetivo de inmunizar a África

En este contexto, el presidente sudafricano Cyril Ramaphosa, que también preside la Unión Africana; anunció el 14 de enero que la liga continental había asegurado una cantidad provisional de 270 millones de dosis de la vacuna COVID-19 en nombre de sus Estados miembros. Esto se hizo mediante el compromiso de adquisición anticipada de hasta 2.000 millones de dólares a los fabricantes.

 

Se daría prioridad a las personas de riesgo, como los ancianos, las personas con comorbilidades, los trabajadores de primera línea, los trabajadores sociales y los de los servicios de seguridad.

Sin embargo, con una población de unos 1.300 millones de personas que se enfrenta a una distribución desigual de la vacuna, aumenta la preocupación de que el objetivo de África, "de inmunizar a la mayoría de su población", pueda quedar relegado.

Llamamiento a una distribución equitativa

"Conseguir un suministro suficiente de vacunas en África es, en cierto modo, un reto porque la mayoría de las empresas que las fabrican tienen su sede en los países ricos. Pero hay que esforzarse para que África no se quede atrás en la lucha mundial contra el COVID-19", declaró a la Agencia de la Unión Africana, Anadolu Tharcisse Mpunga, ministro estatal ruandés de atención primaria.

"El COVID-19 está afectando a toda la población mundial. No hay razón para que las vacunas se distribuyan en Europa, Estados Unidos y Canadá, y no en África. El continente también necesita que su economía se recupere, que los estudiantes vuelvan a la escuela y, sobre todo, que se detengan las muertes", añadió.

Garantizar un rápido despliegue de vacunación

Por su parte, según John Nkengasong, director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de África (CDC de África), el objetivo del continente es garantizar un rápido despliegue del programa de vacunación.

 

Pero el mayor obstáculo en África, según él, es la financiación de las vacunas y la logística de la vacunación a gran escala.

"Creemos que una vez que hayamos vacunado a entre el 60 y el 70% de toda la población, conseguiremos una inmunidad en masa, por lo que la distribución debería ser capaz de afrontarlo", dijo Mpunga.

"Trabajando incansablemente para conseguir las vacunas"

El continente necesita alrededor de 1.500 millones de dosis para poder utilizar un régimen de doble inyección, dijo Nicaise Ndembi, asesor científico principal de los CDC de África, en una reciente presentación online.

Subrayando que África ha asegurado el 36% de sus necesidades para cumplir el objetivo fijado, Ndembi afirmó que el 25% del total necesario debe proceder de la iniciativa mundial COVAX y el 11% de un programa aparte de la Unión Africana.

Tras señalar que los funcionarios de la Unión Africana están "trabajando incansablemente para conseguir las vacunas", el asesor científico expresó su optimismo en cuanto a la consecución del objetivo.

01 febrero 2021, 15:15