Buscar

Vatican News

Ecuador. Justicia y paz: Violencia contra la mujer, violencia que viola la vida

Ante el incremento desmedido de la violencia contra de la mujer, especialmente durante la pandemia, la Comisión Ecuatoriana de Justicia y Paz clama por la gestión responsable del gobierno y la sociedad para la prevención y erradicación de este flagelo.

Alina Tufani – Ciudad del Vaticano

“Una de cada 3 mujeres es víctima de violencia a lo largo de su vida” señalan estadísticas de la Organización de Naciones Unidas (ONU), una situación que se ha agravado como efecto de la pandemia del Covid-19. En Ecuador son ya más de cien las mujeres asesinadas, en su mayoría por su pareja. 

“¡Esta es otra pandemia!” denuncia la Comisión Ecuatoriana de Justicia y paz, (CEJP) en su  publicación semanal “Con los ojos fijos en Él, en la realidad y la fe”, que bajo el título “La violencia que viola la vida”, reitera que con la pandemia una de las realidades más evidentes es el incremento desmedido de la violencia física, sicológica, doméstica, familiar, laboral en contra de la mujer.

La Iglesia ecuatoriana: prevención y erradicación de la violencia

La Iglesia ecuatoriana llama por ello al gobierno y a organizaciones vinculadas en la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes a ejercer su gestión y labor fundamental  para detener este flagelo social.

“Semejante mal, tan grande y generalizado, solo podrá ser vencido si existe una acción mancomunada de toda la sociedad. No habrá el cambio esperado sino cambia la educación – que se inicia en la familia y debe continuar en la escuela con un énfasis en valores de respeto, inclusión y equidad – esta transformación no será posible, sin la decisiva participación de los medios de comunicación, mejorando la calidad y contenido de su programación”.

Las palabras del Papa Benedicto XVI

Sobre qué hacer y cómo enfrentar este “mal social” que genera muertes violentas, incertidumbre, miedo e impotencia, el artículo recuerda las palabras del Papa Benedicto XVI al hablar de la  vulneración de la dignidad de la persona y, en particular de la mujer, como un asunto de vieja data: “La violencia contra la mujer se mantiene en la sociedad, pues persiste una mentalidad machista, que ignora la novedad del cristianismo, el cual reconoce y proclama la igual dignidad y responsabilidad de la mujer con respecto al hombre donde hombre y mujer tienen los mismos derechos e iguales responsabilidades”.

Papa Francisco: hay mucho que hacer por la dignidad de la mujer

Este concepto de igualdad – como indica la CEJP – ha sido ampliado por el Papa Francisco quien añade que “si queremos un mundo mejor, que sea una casa de paz y no un patio de guerra, todos debemos hacer mucho más por la dignidad de cada mujer". Una clara invitación a  crear acciones ciudadanas y gubernamentales urgentes para detener este crimen social que desdice y anula a la humanidad.

“No podemos ser indiferentes ni permanecer pasivos, ahora más que nunca, se necesita concienciación, propuestas y acciones encaminadas a prevenir y superar este tipo de atrocidades cargadas de fatalidad y barbarie”, enfatiza la Iglesia ecuatoriana.

Es urgente tomar acciones para detener esta violencia

La CEJP llama a una urgente tomar acciones para detener esta violencia iniciando desde los espacios eclesiales, reconociendo  los derechos y libertades propios y de los demás. Pide una “mirada diferente”, en la que las mujeres no sean sólo estadísticas sino hijas, estudiantes, esposas, madres, trabajadoras, campesinas, profesionales, gobernantes y muchos otros más, en la que sean  ejemplo de dedicación, fortaleza, distinción, ternura y esperanza, superando, en la mayoría de ocasiones, obstáculos que la sociedad aún mantiene.

"Las mujeres son fuerza genuina para la vida de las familias... ellas ofrecen una indispensable aportación en la sociedad, en particular con su sensibilidad e intuición hacia el otro, el débil y el indefenso".  Papa Francisco.

01 diciembre 2020, 11:24