Buscar

Vatican News
Imagen de archivo Imagen de archivo  (AFP or licensors)

Argentina: Se aprueba la ley sobre la propiedad anti-Covid

El Parlamento argentino aprobó una medida que garantizará recursos financieros para impulsar la economía e invertir en salud. La nación sudamericana se encuentra entre los diez más afectados por la pandemia en el mundo y, según datos recientes del Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina, la pobreza ha aumentado hasta un nivel récord del 44%. El periodista Alfredo Somoza en nuestra entrevista subraya cómo la clase media está desapareciendo en el país

Andrea De Angelis – Ciudad del Vaticano

Una contribución solidaria para financiar medidas relacionadas con la emergencia del coronavirus en Argentina. Así lo decidió el Parlamento de este país sudamericano, estableciendo una tasa del 2 al 3,5% para quienes declararan, al momento de promulgarse la ley, un patrimonio de más de 200 millones de pesos, más de dos millones de euros. El porcentaje podría llegar hasta el 5,25% sobre los patrimonios en el extranjero. El sí a lo que la prensa argentina ha llamado el "patrimonio anti-Covid", llegó primero a la Cámara y luego al Senado después de cinco horas de debate. Estarán involucrados el 0,8% de los argentinos: que son los que han declarado un patrimonio de más de 200 millones de pesos. El objetivo del Gobierno es recaudar una cifra de alrededor de 3.000 millones de euros. Aquellos que tienen un patrimonio de poco más de dos millones de euros, verán sustraídos, por lo tanto, unos 50 mil euros.

Las motivaciones

Al comentar el resultado de la votación, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Finanzas, Carlos Caserio, dijo que la iniciativa "dará un gran impulso económico a la Argentina". El país, explicó Caserio, está saliendo de esta pandemia "como si hubiera sido una guerra mundial, con miles de muertos y una economía gravemente dañada". De ahí la necesidad de un impuesto al patrimonio que sirva para financiar los gastos extraordinarios vinculados a la emergencia sanitaria, desde los suministros médicos hasta las subvenciones a las pequeñas y medianas empresas, pasando por las becas para estudiantes. Según la oposición de centro-derecha de Juntos por el Cambio, tal medida es, en cambio, perjudicial y corre el riesgo de desalentar a los inversores extranjeros.

El drama de la pobreza

"Los últimos datos de Argentina nos dicen que hemos llegado a 18 millones de pobres, cifra nunca antes vista para el país que, incapaz de endeudarse para aumentar el gasto público, ha encontrado una manera diferente de lograr este aumento”. Así lo afirma en la entrevista a Vatican News el periodista argentino Alfredo Luis Somoza, presidente del Instituto de Cooperación Económica Internacional de Milán. Quien también dice:

“En Argentina está desapareciendo la clase media que era la principal característica de la sociedad en Argentina. Ante esta decisión del Gobierno no ha habido una gran controversia, estamos hablando del país del G20 que, según las previsiones, registrará la peor caída del PIB, unos 13 puntos porcentuales”

Doce mil ciudadanos ricos

Alfredo Luis Somoza añade que la medida afectará sólo a los individuos, es decir las personas físicas y no a las empresas. Y subraya que "se interesarán unos 12 mil ciudadanos, los más ricos del país, y entre ellos unos pocos cientos aportarán más de la mitad del total".

La pandemia

El continente americano es el más afectado por el Covid-19 desde la primavera pasada: de los 67 millones de casos constatados en todo el mundo, casi la mitad proceden de América. Y si EEUU es el país que lidera la triste clasificación de los contagios, hay muchos Estados sudamericanos que registran cifras dramáticas. Entre ellos, también está Argentina con un millón y medio de casos – el noveno país del mundo – y 40.000 muertos. El primer caso en el país se registró el 3 de marzo de 2020, cuatro días después fue la primera víctima. El 19 de marzo, Argentina entró en el lockdown nacional, una medida inicialmente prevista para un par de semanas, pero que se amplió varias veces y se prolongó durante casi dos meses, hasta el pasado 10 de mayo, cuando se completó el lockdown en todo el país, con la excepción del área urbana de Buenos Aires, donde continuó hasta el 28 de junio. La segunda ola tampoco perdonó a Argentina, que ahora está luchando con más problemas.

La economía

La emergencia sanitaria se superpuso a la económica: sólo a principios de agosto se llegó a un acuerdo sobre la reestructuración de la deuda de Buenos Aires, evitando así el noveno incumplimiento del Estado. Sin embargo, las dificultades siguen siendo numerosas. "La cuestión del trabajo es una preocupación de todos", subrayó el cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, en el mensaje de vídeo emitido para la fiesta de San Cayetano, cuya memoria litúrgica cae el 7 de agosto. Según datos de finales de septiembre, el desempleo en el país pasó del 10,4% al 13,1%, y se perdieron unos tres millones de puestos de trabajo precisamente a causa de la pandemia. Por último, según los nuevos datos del Observatorio social de la Universidad Católica Argentina (UCA), la pobreza también ha aumentado del 40,8% en 2019 al 44% este año. 

09 diciembre 2020, 13:52