Buscar

Vatican News

Economía de Francisco: la fuerza del cambio está en los jóvenes

Del 19 al 21 de noviembre se celebra el evento virtual "Economía de Francisco" impulsado por el Papa, que busca construir entre todos, un modelo económico diferente. Vatican News entrevista a Lourdes Hércules, joven periodista de Guatemala, quien participa de esta iniciativa que define como "un proceso que no tiene vuelta atrás". "El proyecto está dirigido desde sus inicios a los jóvenes, precisamente porque somos la fuerza, la creatividad y la esperanza para poder aportar cambios estructurales", explica. 👇⬇🎧

Sofía Lobos - Ciudad del Vaticano

Ha comenzado este jueves 19 de noviembre la "Economía de Francisco", un evento internacional que tiene como protagonistas a jóvenes economistas y emprendedores de todo el mundo, procedentes de 120 países. Estaba previsto para el pasado mes de marzo en Asís, Italia, pero a causa de la pandemia se desarrolla de manera virtual en el portal de Vatican News.

Se trata de una iniciativa impulsada por el Papa que busca construir entre todos una economía diferente, "poner en marcha un nuevo modelo económico, fruto de una cultura de comunión, basado en la fraternidad y la equidad", tal y como explica el Santo Padre en su carta del 1 de mayo de 2019, en la que dio a conocer una serie de pautas fundamentales que definen las líneas centrales sobre las cuales poder trabajar.

La experiencia de Lourdes en "Economía de Francisco"

Vatican News quiere poner voz a los participantes de este proyecto y por ello conversamos con Lourdes Hércules: una joven periodista de 29 años, oriunda de Guatemala que explica que Economía de Francisco es mucho más que un evento virtual:

"Es un proceso mediante el cual jóvenes de todo el mundo, en primer lugar, analizamos el presente, las dificultades y las grandes crisis que afronta el mundo actual a causa del sistema económico", afirma Lourdes subrayando la palabra crisis "porque no se trata solamente de una sola crisis, sino de varias, pero que al final están todas conectadas".

Comprometernos con las futuras generaciones

"En segundo lugar -continúa la joven- presentamos propuestas de estudios y acciones en las que muchos de nosotros creemos e incluso ponemos ya en marcha como respuesta a tantas fallas del sistema y finalmente, adquirimos un compromiso con las futuras generaciones, con el planeta, con la economía del mañana".

En su mensaje, Lourdes deja claro que los participantes son conscientes de que ha llegado el momento de hacer un "cambio de corriente", "un parteaguas" en economía: "Nuestra generación tiene en sus manos la posibilidad de hacerlo", puntualiza.

La voz de los jóvenes responde al llamado del Papa

Para ella, Economía de Francisco es eso: "la voz de los jóvenes del mundo que respondiendo al llamado del Papa Francisco se hace escuchar", por tanto, "el evento virtual del 19 al 21 de noviembre es una manifestación de este proceso que, me atrevo a decir, no tiene vuelta atrás".

¿Qué hace una periodista en un proyecto de economía?

R-  Siendo periodista, desde que el proceso se activó he colaborado con la comunicación digital. Y bueno... ¿Qué hace una periodista en un proyecto de economía? Pues creo firmemente que las nuevas ideas disruptivas, sobre todo, como lo es la Economía de Francisco, necesitan ser comunicadas con mucha creatividad y con mucha valentía, especialmente porque vivimos en un mundo en el que también en los medios digitales, encontramos un bombardeo de contaminación, basura y cultura del descarte.

 

La nueva economía que queremos también debe saber ser comunicada. Es un desafío, pero también una pasión. Así que aporto desde mi profesión, pero también aporto personalmente, comprometiéndome con el estilo de vida que he decidido llevar. La economía empieza desde lo pequeño, con consumidores y ciudadanos responsables. Y esto al final nos permite reconocer que vivir la Economía de Francisco es un compromiso de todos.

- El Papa nos pide construir un modelo de economía distinta al actual, que sea sostenible, inclusiva y que ponga al centro de todo al ser humano, no al "dios dinero". ¿Cómo crees que se puede lograr este objetivo, especialmente teniendo en cuenta la actual crisis causada por la pandemia?

Creo que una economía que ponga al centro de todo, al ser humano, no es precisamente un objetivo, sino más bien un medio: cuando las empresas, las finanzas, las políticas públicas ponen al centro a la persona, entonces cuidan también el ambiente, porque la persona necesita el ambiente.

 

Cuando la persona está al centro de la economía, se crea una cultura de cuidado por el otro, velando porque ninguno se quede atrás. La crisis causado por la pandemia es un desafío a todo nivel. Creo que la respuesta debe ser a nivel integral.

Por un lado, hemos vivido momentos de silencio y distanciamiento que nos permiten interiorizar y reflexionar sobre aspectos fundamentales como la vida, la persona, la sociedad y nuestra relación con Dios. Por otro, nos ha hecho activar de manera imprevista procesos de cambio, de cooperación y de reinvención. La crisis, pues, obviamente aún no termina y creo que lo que viene es bastante decisivo, porque necesitamos de gobernantes, de empresas y organizaciones que velen por la equidad y el cuidado de todos a nivel incluso país, a nivel internacional. En este sentido, creo que además la encíclica del Papa Francisco Fratelli tutti es, no solo oportuna, sino también directa y concreta.

La pandemia: un desafío a todo nivel

- Conociendo la realidad de tu país, Guatemala, lanza un mensaje de esperanza a los jóvenes basado en los principios que promueve el proyecto de Economía de Francisco.

En Guatemala vivimos momentos particularmente difíciles, y no solo por la pandemia, sino también por el azote de dos tormentas que han destruido física y moralmente al país. Y además en estas circunstancias hemos visto cómo quienes más sufren son los pobres. Mi mensaje para los jóvenes sería decirles que aunque ahora nos parece lejano un futuro con una economía justa, fraterna y sostenible, en realidad ese futuro empieza por cuestionar el actual sistema, por hacer las cosas distintas, por decir no a decisiones con las que no nos sentimos cómodos, por crear empresas nuevas que prediquen el Evangelio, por entrar en política y cambiar la forma de hacer política; por salir de la comodidad e ir al encuentro del necesitado.

En definitiva, Economía de Francisco está dirigido desde sus inicios a los jóvenes, precisamente porque somos la fuerza, la creatividad y la esperanza para poder aportar cambios estructurales.

Un mensaje de esperanza para los jóvenes
19 noviembre 2020, 11:12