Buscar

Vatican News

Noche de terror en Viena, muertos y heridos en la capital

Austria ha sido atacada. Un comando armado compuesto por al menos cuatro personas golpeó el centro de Viena anoche: el balance provisional es de cuatro muertos y 17 heridos. El Ministro del Interior también pidió esta mañana a los ciudadanos que no salieran de sus casas. Hubo una consternación unánime y una condena internacional. En el tweet el mensaje y la oración del cardenal arzobispo de la ciudad Christoph Schönborn

Gabriella Ceraso-Andrea De Angelis y Patricia Ynestroza - Ciudad del Vaticano

La noche anterior al lockdown se convirtió en un baño de sangre para la capital austriaca. Alrededor de las 8 p.m. de ayer se hicieron los primeros disparos, cerca de la sinagoga, y luego alcanzaron otras cinco áreas. Viena está sitiada, en los medios sociales los primeros videos muestran escenas sangrientas, que recuerdan el ataque en París en 2015 a Charlie Hebdo.  Hasta ahora hay tres víctimas, alrededor de diez heridos graves. También fue asesinado uno de los atacantes, a quien el Ministro del Interior Karl Nehammer llamó simpatizante de los Is. Esta mañana el Gobierno austriaco reiteró su llamamiento a los vieneses para que no salieran de sus casas y no fueran al centro de la ciudad en absoluto. Cerró las escuelas y las estaciones centrales de metro. De hecho, no se puede considerar que el ataque haya terminado. "Rezo por las víctimas" y las fuerzas policiales que están involucradas en estos trágicos eventos, escribe el Cardenal Arzobispo de la ciudad Christoph Schönborn en el tweet, que el derramamiento de sangre cese.

Los hechos

Desde las 8 p.m. del lunes por la noche, han ocurrido una serie de ataques con armas semiautomáticas perpetrados en el centro de Viena, dejando hasta ahora cuatro muertos, dos hombres y dos mujeres.  Los primeros disparos se hicieron cerca de la sinagoga Stadttempel, pero desde entonces el ataque se ha ampliado a "seis escenas del crimen", todas en el centro de la ciudad. Las fuerzas del orden dijeron que uno de los muertos es uno de los agresores. Al menos uno de los atacantes es un “terrorista islamista”, seguidor del Estado islámico, en referencia al grupo yihadista de Oriente Medio, según informó el ministro del interior Karl Nehammer. En las últimas horas, la policía ha logrado entrar por la fuerza en la vivienda del atacante abatido. Por último, el ministro dijo que "el terror y la violencia no pueden tener lugar. Con ataques de este tipo no nos van a quitar nuestros derechos y libertades".

Aún no se sabe si las "seis escenas del crimen" son el resultado de un ataque coordinado o de varios ataques de los mismos bombarderos que huyen. El agresor asesinado por la policía llevaba, como anticipaban los medios de comunicación, un cinturón explosivo, pero Nehammer señaló que era falso. Mientras tanto, la República Checa ha iniciado controles fronterizos, mientras que entre los puestos de control y las fuerzas especiales del ejército todos los edificios públicos han sido puestos bajo vigilancia.

Los testimonios

"Los agresores empezaron a disparar al azar en el local", testificó el alcalde de Viena Michael Ludwig en la TV Orf. "Los atacantes dispararon a la gente en el jardín de un bar", dijo al Kurier el rabino Schlomo Hofmeister, que vive en un apartamento frente a la sinagoga de la ciudad. Según su testimonio, "el autor se movió en dirección a Hoher Markt y a la iglesia de St. Rupert" y supuestamente disparó a las personas que estaban sentadas en el jardín de un pub en Judengasse y Seitenstettengasse, pero "no apuntó directamente a la sinagoga", que, por cierto, estaba cerrada. También hay numerosos testimonios de ciudadanos sociales que destacan cómo el ataque tuvo lugar a la hora de la cena la última noche antes del cierre. "Las calles del centro estaban llenas de gente, dada la suave temperatura", se lee en numerosos mensajes.

Solidaridad

El canciller austriaco Sebastian Kurz habló de "un repugnante ataque terrorista" y "Austria -dijo- no se dejará intimidar". Consternación unánime y condena internacional. "Conmocionado y conmovido", el Alto Representante de la UE para la Política Exterior Josep Borrell dijo en twitter: "Un cobarde acto de violencia y odio. Mis pensamientos están con las víctimas, sus familias y los ciudadanos de Viena. Estamos a con ustedes". "No hay lugar para el odio y la violencia en nuestra casa común europea. Proximidad al pueblo austríaco, a las familias de las víctimas y a los heridos", escribió el Primer Ministro italiano Giuseppe Conte. El presidente francés Emmanuel Macron también escribió en un tweet: "Los franceses compartimos la conmoción y el dolor del pueblo austriaco golpeado esta noche por un atentado en el corazón de su capital, Viena. Después de Francia, un país amigo ha sido ahora  atacado. Nuestra Europa. Nuestros enemigos deben saber con quién están tratando. No nos rendiremos." Las reacciones también provienen de los contendientes en la Casa Blanca: "Debemos permanecer unidos contra el odio y la violencia", tuitea Joe Biden, y Donald Trump señala que "estos malvados ataques contra gente inocente deben cesar". Los Estados Unidos están hombro a hombro con Austria, Francia y toda Europa en la lucha contra los terroristas.

03 noviembre 2020, 09:33