Buscar

Vatican News
Paciente en un hospital brasileño. Paciente en un hospital brasileño. 

Italia responde al llamado del Papa y envía equipo médico a 6 hospitales de Brasil

Brasil, segundo país más infectado del mundo por coronavirus después de EE.UU, recibe equipo médico de última generación para combatir la pandemia gracias a la mayor operación italiana de ayuda humanitaria

Davide Dionisi – Ciudad del Vaticano

La mayor operación italiana de ayuda humanitaria en Brasil para combatir la epidemia del Coronavirus, acaba de terminar gracias a Hope Onlus y a la Fundación Europea Guido Venosta de Giuseppe Caprotti con el apoyo médico del Hospital Policlínico de Milán. Se ha instalado equipo médico de última generación por valor de más de 1 millón de euros y se ha donado a 6 hospitales brasileños: en particular, 18 unidades de cuidados intensivos equipadas con 18 ventiladores pulmonares de alta tecnología, así como 6 ecógrafos portátiles para el diagnóstico y el tratamiento del Covid-19.

El país sudamericano es el segundo país más infectado del mundo después de EE.UU. Desde el 26 de febrero hasta la fecha ha habido más de 3,8 millones de casos confirmados de COVID-19, con más de 119 mil muertes. En el 70% del territorio brasileño el número de camas en cuidados intensivos está por debajo de los requisitos mínimos establecidos por la Organización Mundial de la Salud, con sólo 10 camas por cada 100 mil habitantes.

"La misión humanitaria nació en respuesta a un llamamiento del Papa Francisco que, a través de Crad. Konrad Krajewski, se había dirigido directamente a Elena Fazzini, fundadora de Hope Onlus para ayudar a uno de los países más afectados por Covid y ha visto una gran participación de ambas instituciones y de las más altas autoridades eclesiásticas locales", dicen los promotores de la iniciativa. "Como testimonio del gran éxito de la misión, acaba de inaugurarse en el Hospital São Lucas de Porto Alegre una nueva Unidad de Cuidados Intensivos denominada Unidad Intensiva Papa Francisco & Hope Onlus: un gesto concreto para expresar la gratitud de toda la vasta comunidad local", prosigue el comunicado.

Llegar a los hospitales más recónditos es posible

La misión humanitaria ha recorrido cientos de miles de kilómetros en el Brasil para llegar a los hospitales que ayudan gratuitamente a las poblaciones más desfavorecidas. Algunos de ellos se encuentran en rincones remotos del país y ofrecen servicios de salud a lo largo de 500 kilómetros, llegando a la población del Amazonas. Se ha donado equipo médico al Hospital Santa Casa de Misericordia de Goiânia, al Hospital Maternidade Dom Orione de Araguaiana, a la Sociedade Beneficente São Camilo de Crato, al Hospital São José de Aracajú, al Hospital São Francisco na Providência de Deus de Rio de Janeiro y al Hospital São Lucas de Porto Alegre.

La misión contó con la generosa intervención de dos voluntarios de Hope Onlus: Paolo Taccone, gerente médico de la Unidad de Cuidados Intensivos del Policlínico de Milán y Antonio Guizzetti, economista y ex gerente del Banco Mundial. En contacto diario con el equipo de Hope Onlus, dirigido por Elena Fazzini, Paolo Taccone y Antonio Guizzetti coordinaron la instalación de los 18 ventiladores de cuidados intensivos y los 6 ecógrafos portátiles. Los dos voluntarios también llevaron a cabo cursos de capacitación para el personal médico local sobre el terreno con demostraciones prácticas apoyadas por un vídeo realizado en portugués por el Policlínico de Milán. "Agradezco al Papa Francisco por haberme llamado a esta misión de ayuda y por haberme dado así la oportunidad de ayudar a salvar la vida de muchos enfermos en un contexto tan complejo y necesitado" explica Elena Fazzini.

Una misión difícil pero no imposible

"La nuestra es una organización sin ánimo de lucro, laica e independiente, que lleva años funcionando en Italia y en el extranjero en situaciones de emergencia y dificultad constantes. Elegimos ir a Brasil por primera vez precisamente para responder al llamamiento del Papa y trabajamos día y noche para encontrar el equipo médico para donar, tan difícil de encontrar ahora en el mundo” asegura Elena Fazzini.

Po su parte, Giuseppe Caprotti, indica la elección de apoyar financieramente la misión gracias a la sensibilidad y al gran espíritu de solidaridad que siempre ha animado a la Fundación Europea Guido Venosta, que, entre otras cosas, ya ha apoyado recientemente al Policlínico de Milán con la donación de 12 unidades de cuidados intensivos.

El Director General del Ospedale Maggiore Policlinico di Milano, Ezio Belleri, expresó su satisfacción: "Estamos muy contentos de haber contribuido de manera decisiva a la realización de esta importante misión humanitaria para ayudar a los hospitales brasileños, que están geográficamente muy lejos pero cerca del mismo drama cotidiano que experimentamos en los momentos más difíciles de la epidemia”. Ezio Belleri además, explicó que han enviado a uno de sus especialistas más capaces, el Dr. Paolo Taccone, para transferir a los compañeros brasileños las habilidades médicas y la experiencia que han adquirido en los últimos meses en una línea de frente que nunca ha fallado”.

01 septiembre 2020, 17:23