Buscar

Vatican News

Lesbos: miles de refugiados en la calle tras el incendio en el campo de Moria

Según las autoridades locales, el incendio (que tuvo varios focos provocados) se inició tras una protesta de refugiados que habían sido obligados a aislarse tras detectarse 36 casos de Covid-19. Por el momento, no se han registrado víctimas mortales aunque se calcula que el 80 % de las instalaciones están calcinadas y reducidas a cenizas. Más de 13.000 hombres, mujeres y niños se han quedado sin techo y vagan a la deriva de su propio destino.

Sofía Lobos - Ciudad del Vaticano

El campo de refugiados de Moria es el más grande de Europa, ubicado en la Isla de Lesbos, en Grecia. Fue creado por las fuerzas armadas para acoger, en principio, a 3.000 personas pero actualmente vivían hacinadas más de 13.000 hombres, mujeres y niños (el número exacto no es oficial). Todos se han quedado sin techo tras el incendio y vagan a la deriva de su propio destino. Por el momento, no se han registrado víctimas mortales aunque se calcula que el 80% de las instalaciones están calcinadas y reducidas a cenizas.

Pánico en la noche: el fuego arrasa el campamento

Según las primeras informaciones, el fuego comenzó la medianoche del 9 de septiembre, en la parte exterior del campamento extendiéndose con rapidez, debido al fuerte viento, hacia los contenedores del interior. En medio del pánico, los refugiados comenzaron a huir.

Restos de lo que quedó tras el fuego.
Restos de lo que quedó tras el fuego.

“Vimos cómo el fuego se extendía por Moria y se avivaba durante toda la noche. Todo estaba envuelto en llamas, un éxodo de personas iba sin dirección en medio de un infierno en llamas. Niños asustados y padres en estado de shock. Estamos trabajando ahora para abordar sus necesidades", explica a través de un comunicado de prensa Marco Sandrone, coordinador del proyecto de Médicos sin Fronteras en Lesbos, (MSF), organización médico sanitaria que trabaja en el terreno desde hace varios años.

Además, Sandrone afirma que la gran tragedia de estas personas es que "no pueden conseguir asilo ni volver a su país de origen tras haber huído de la guerra, el conflicto y la violencia extrema". Por tanto, nos encontramos ante un panorama desolador de desesperación total.

Las llamas devoraron las instalaciones del campo.
Las llamas devoraron las instalaciones del campo.

Estados de emergencia en Lesbos y refuerzos policiales

"Las tensiones de estos días en la isla de Lesbos demuestran una vez más el fracaso de Europa. Una Europa cruel, cínica y despiadada ante al destino de hombres, mujeres y niños que huyen de conflictos, como el que está ocurriendo en Siria. Es una total inconsciencia continuar fingiendo no entender lo que está sucediendo en Lesbos", expresa el coordinador de MSF.

 

Según las autoridades locales, el incendio (que tuvo varios focos provocados) se inició tras una protesta de refugiados que habían sido obligados a aislarse tras detectarse 36 casos de Covid-19. Por su parte, el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, ha anunciado la declaración del estado de emergencia en Lesbos y se han enviado refuerzos policiales.

Migrantes evacuados tras el incendio.
Migrantes evacuados tras el incendio.

Finalmente, Marco Sandrone de MSF lanza un mensaje contundente:

“La situación que vivimos aquí todos los días no es muy diferente de la de una zona en conflicto, una guerra que se libra contra la dignidad, los derechos humanos y la resistencia de quienes huyen en busca de seguridad. En Europa, un continente teóricamente seguro, hemos elegido deliberadamente mirar hacia otro lado”

Photogallery

Refugiados a la deriva tras el incendio
09 septiembre 2020, 15:53