Buscar

Vatican News

Pax Christi se suma a la denuncia contra la “pandemia de explotación minera”

Pax Christi Internacional se une a más de 300 organizaciones de todo el mundo para denunciar a las compañías multinacionales mineras que se están beneficiando de la pandemia global.

Alina Tufani – Ciudad del Vaticano

“Condenamos las formas en que la industria  minera y muchos gobiernos están aprovechando la pandemia de Covid-19 para encontrar nuevas oportunidades para la extracción de recursos minerales”. Así lo expresa un comunicado de Pax Christi Internacional que se une a más de 300 organizaciones de todo el mundo para denunciar a las compañías multinacionales mineras que se están beneficiando de la pandemia global.

Una de las industrias más destructivas del mundo

La denuncia pone de relieve, especialmente, la situación de las comunidades indígenas que, a menudo, son las más vulneradas en su derecho al consentimiento libre, previo e notificado ante la depauperación de sus territorios ancestrales. “La extracción de recursos – agrega la nota – es una de las industrias más destructivas del mundo, y las compañías mineras están tratando de beneficiarse de la crisis actual, para fabricar nuevas oportunidades mineras y establecer una imagen pública positiva, ahora y para el futuro”.

“Solidaridad mundial con las comunidades, los pueblos indígenas y los trabajadores en riesgo por los especuladores de la pandemia minera”, se titula el documento que identifica en cuatro puntos las amenazas más acuciantes sobre la base de conversaciones con las comunidades afectadas, los trabajadores y las organizaciones de la sociedad civil y más de 500 fuentes de medios de comunicación.

Cuatro amenazas más acuciantes

En primer lugar, “las compañías mineras ignoran las amenazas reales de la pandemia y continúan operando, utilizando cualquier medio disponible”. En segundo lugar, los gobiernos de todo el mundo están tomando medidas extraordinarias para bloquear protestas legítimas y promover el sector minero, libres de supervisión y de la opinión pública; en tercer lugar, las compañías mineras están utilizando la pandemia como una oportunidad para “blanquear sus deshonestas intenciones y presentarse como salvadores” con 'donaciones' que representan una amenaza de corrupción y silenciamiento; y en cuarto lugar, las compañías mineras y los gobiernos están utilizando la crisis para asegurarse un cambio de normas reguladoras que favorezca a la industria a expensas de las personas y el planeta.

Dádivas destinadas a adormecer las conciencias

Un panorama desolador donde no falta la amenaza de gobiernos que han desplegado fuerzas estatales (militares y policiales) para reprimir protestas legítimas; la profusión de dádivas en medio de la pandemia destinadas, más a adormecer las conciencias, que a una ayuda efectiva a la salud de las comunidades; la presión de las multinacionales para que, en pos de la recuperación económica post Covid-19, se aceleren decisiones administrativas y debilitar las medidas de protección de comunidades y territorios. “La reactivación económica – reiteran – no debe promover más minería, sino reconocer y reforzar las iniciativas comunitarias”.

“Condenamos – se lee en el documento – estas respuestas a la pandemia de Covid-19 como actos de agresión que exacerban las amenazas y los riesgos que las comunidades afectadas, los pueblos indígenas, los defensores de la tierra y los mineros enfrentan a diario”. También rechaza el concepto de minería como servicio “esencial” en medio de una emergencia sanitaria y en detrimento de las personas y territorios explotados.

No ignorar el clamor de las comunidades explotadas

Por último, el documento – al cual se adhieren, además de Pax Christi internacional, numerosas Comisiones Episcopales de Justicia y paz de los cinco continentes, asociaciones y ONG de raíces católicas, diversas Cáritas nacionales, entre otros – hacen un llamado a los gobiernos nacionales para que respeten y apoyen los procesos autónomos de organización y autodeterminación de las comunidades afectadas por la minería y los pueblos indígenas. A la comunidad internacional, piden no ignorar el clamor de las comunidades explotadas y mancilladas en sus derechos como pobladores del planeta.

05 junio 2020, 13:59