Buscar

Vatican News
Momento de oración en Asís, el sábado 31 de mayo Momento de oración en Asís, el sábado 31 de mayo  (ANSA)

Constructores de paz piden el cese de la producción de armas

El martes 2 de junio, con motivo del Día de la República Italiana, tiene lugar el encuentro online de los Constructores de la Paz en vistas de la marca de Perugia a Asís el 11 de octubre. En el centro del encuentro está la necesidad de una movilización contra la producción y la venta de armas, que quitan inmensos recursos al cuidado de la vida y la salud de la familia humana y del planeta.

Andrea De Angelis - Ciudad del Vaticano

Se acerca la cita del 11 de octubre, con la marcha de Perugia-Asís por la paz y la fraternidad. Un acontecimiento esperado como pocas veces antes, símbolo de renacimiento y con un fuerte valor social: la paz, en tiempos de pandemia, es tan urgente como necesaria. Varias veces en estos difíciles meses el Papa Francisco ha pedido un alto el fuego mundial, condenando la hipocresía de los que hablan de paz y venden armas a los países en guerra. La marcha por la paz del próximo otoño quiere, una vez más, mostrar al mundo que juntos es más fácil alcanzar el objetivo más importante: el fin de los conflictos, de esa "tercera guerra mundial por partes" que no puede ser olvidada, y menos aún, en plena emergencia de coronavirus.

El encuentro del 2 de junio

El martes 2 de junio, Italia celebra la Fiesta de la República. Nunca, en la posguerra, el país había experimentado lo que ha visto en los últimos meses: restricciones a las libertades personales, prohibición de ir a casas privadas, cierre de escuelas, iglesias, actividades comerciales. Decisiones dolorosas, las del Gobierno, que no tienen precedentes en la historia. La bandera tricolor, sin embargo, sigue ondeando incluso en tiempos de dificultad y los constructores de la paz, en este día de celebración, quieren reunirse -aunque sea virtualmente- para reiterar una vez más la necesidad de defender las instituciones democráticas, poniendo en el centro a la persona humana y sus derechos fundamentales.

"Rechazando -como dice el artículo 11 de la Constitución- la guerra como instrumento de ofensa a la libertad de otros pueblos y como medio de resolver controversias internacionales". En ZOOM y Facebook, de 5 a 7 p.m., los constructores de paz se reunirán en vista de la marcha de Perugia- Asís en octubre, pero ya desde ahora están pidiendo el cese de la venta y la producción de armas que quitan enormes recursos al bien común. Especialmente en medio de una emergencia de coronavirus.

El 11 de octubre es una meta

"Hemos decidido mantener la fecha del 11 de octubre para lo que no es un festival, sino una verdadera caminar juntos por el más alto objetivo que una comunidad puede tener, incluso en tiempos de pandemia: la paz". Flavio Lotti, coordinador de la Mesa de la Paz y de la Marcha Perugia-Asís, lo afirma en una entrevista con Vatican News. El encuentro de hoy, en un día festivo, tiene por lo tanto como objetivo preparar de la mejor manera posible esa cita de otoño, que "tiene un sabor especial, dadas las dificultades que todos estamos experimentando en este período", partiendo de los valores morales de la República. Lotti subraya que la paz "es ante todo un comportamiento" y que "debe dar lugar a acciones concretas". De ahí la importancia del pedido del Papa Francisco de rezarle a María para que sacuda las conciencias de los políticos de todo el mundo, en referencia a los muchos países que "hablan de paz, pero luego comercian con armas". El coordinador de Perugia - Asís habla luego de una "reconversión del papel de las Fuerzas Armadas", que deben comprometerse cada vez más con "la seguridad de las personas, y por lo tanto también de la Creación", saliendo de una lógica de conflictos y guerras que "no responde a la necesidad de seguridad del ser humano y por lo tanto genera temores y miedos".

02 junio 2020, 14:30