Buscar

Vatican News
Foto de archivo Foto de archivo  (AFP or licensors)

Asignaciones familiares universales ayudan a reducir pobreza de toda la población

Así lo señala el informe publicado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y el Instituto de Desarrollo de Ultramar. El informe revela que los programas de transferencia de efectivo no conducen a una reducción en la participación en el trabajo remunerado entre la población en edad laboral, sino que ayudan a los padres a equilibrar las demandas de empleo con las necesidades de sus familias.

A medida que se agravan las repercusiones económicas relacionadas con COVID-19, la inversión en sistemas de protección social es crucial para proteger a las familias de niveles catastróficos de privación y dificultades financieras. Según un nuevo informe publicado por el Instituto de Desarrollo de Ultramar (ODI) y el UNICEF, las asignaciones familiares universales, como los pagos en efectivo sin condiciones o las transferencias fiscales, son fundamentales en la lucha contra la pobreza infantil, pero sólo están disponibles en uno de cada diez países del mundo.

El informe “Prestaciones universales para hijos a cargo: un asunto de política y opciones”, revela que las ayudas en efectivo que reciben los niños en países de ingresos medios, que suponen solo el 1% del PIB, podrían contribuir a reducir la pobreza de toda su población hasta en un 20%; y señala que en 15 países de altos ingresos, la prestación universal por hijos ha permitido reducir la pobreza infantil en un promedio de 5 puntos porcentuales. También se ha demostrado - se lee - que las prestaciones familiares universales reducen las privaciones, mejorando el bienestar general de los niños, la salud, la educación, la seguridad alimentaria, la productividad y la capacidad de contribuir a sus sociedades y economías cuando llegan a la edad adulta.

"Ahora más que nunca, cuando las consecuencias económicas causadas por el COVID-19 amenazan con hacer retroceder años de progreso en la reducción de la pobreza, las ayudas universales por hijo a cargo pueden ser un salvavidas. Pueden proteger a las familias vulnerables del aumento de los niveles de pobreza y privación, y pueden salvar a los países de impactos sociales y económicos catastróficos", ha indicado la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

La directora ejecutiva del ODI, Sara Pantuliano, señaló por su parte que las ayudas universales por hijo a cargo tienen un papel especial en la reducción de la pobreza, a la vez que promueven la cohesión social y el apoyo público para la protección social.

“En países donde se han establecido este tipo de ayudas, ellas suponen una piedra angular de los sistemas nacionales de políticas sociales y son efectivos en el aumento de la protección social en tiempos de crisis", asegura Pantuliano.

En el informe también se destaca el camino a seguir para lograr la cobertura universal, incluidas las formas en que los países de bajos ingresos pueden implementar transferencias para niños pequeños y desarrollar la universalidad para todos los grupos de edad. Los pasos que incluyen la adopción de legislación y regulación de políticas, el fortalecimiento de la capacidad administrativa y financiera, y la creación de apoyo político y público para la política, son cruciales para lograr los beneficios universales para los niños.

17 junio 2020, 14:11