Buscar

Vatican News
Outbreak of the coronavirus disease (COVID-19) in Belfast Imagen de archivo 

Iglesias irlandesas: 75° Día de la Victoria en la Unión Europea

Los líderes de estas Iglesias escriben una declaración conjunta para construir un mundo mejor y más pacífico basado en el amor y el respeto

Ciudad del Vaticano

"Con la ayuda de Dios podemos trabajar juntos para crear y dar forma a un mundo mejor y más pacífico en el que el amor y el respeto estén en el centro de todo nuestro pensamiento". Así lo que escriben los líderes de las Iglesias irlandesas en una declaración conjunta publicada este 8 de mayo, en el 75º aniversario del "VE – Victory in Euope Day” o Día de la Victoria en la Unión Europea", que corresponde al fin de la Segunda Guerra Mundial en el Viejo Continente, acaecido el 8 de mayo de 1945. La nota fue firmada por católicos, anglicanos, presbiterianos y metodistas que reiteran:

“Todos, hoy en día,  estamos enfrentando una guerra muy diferente contra un enemigo invisible, la pandemia COVID-19”

Por esta razón añaden que en las últimas semanas, el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, ha instado a las partes beligerantes de todo el mundo a deponer las armas en apoyo de la mayor batalla contra el coronavirus, un enemigo común que ahora amenaza a toda la humanidad. Por lo tanto, como líderes de la Iglesia, los firmantes esperan que:

“El mundo vea un nuevo amanecer una vez que esta pandemia sea derrotada, y que la gente se dé cuenta de la naturaleza inútil de la guerra y de lo precioso que es realmente el don de la vida”

La paz sigue siendo un bien costoso, precioso y frágil

En concomitancia con la celebración del fin de la Segunda Guerra Mundial, los líderes de las Iglesias irlandesas escriben también que "la paz se ha ganado, pero a un gran costo.  Desde entonces el mundo ha cambiado mucho, pero la paz sigue siendo un bien costoso, precioso y frágil", porque "la reconciliación requiere años de trabajo, apreciación y comprensión de las necesidades y aspiraciones de los demás".

“Sólo entonces es posible caminar juntos por un camino común”

Por último, el pensamiento se dirige "al inmenso dolor y sufrimiento" causado por la Segunda Guerra Mundial, "con millones de vidas destruidas". Y escriben: "La vida nunca ha sido la misma para toda una generación", a la vez que recuerdan las palabras con las que, a las 15 horas del 8 de mayo de 1945, el Primer Ministro del Reino Unido, Winston Churchill, anunció oficialmente por radio el fin de la guerra en Europa: "Podemos permitirnos un breve período de alegría", dijo, "pero no olvidemos la fatiga y los esfuerzos que nos esperan". Esta declaración de las Iglesias irlandesas termina, finalmente, con la "Oración Simple" atribuida a San Francisco de Asís: "Señor, hazme un instrumento de tu paz".

08 mayo 2020, 14:19