Buscar

Vatican News
2019.11.18 La película Asfixia vencedora del Festival del CIne Laitnoamericano Trieste 2019.11.18 La película Asfixia vencedora del Festival del CIne Laitnoamericano Trieste 

La película mexicana Asfixia gana el Festival del Cine Latinoamericano de Trieste

Una nota que marcó el festival, el éxito de los documentales dirigidos por mujeres. Los distintos jurados representados por distintos directores de cine y del mundo de la literatura entre otros. Por una semana se dedicaron a seguir cada una de las películas en las distintas secciones del Festival, para luego decidir las que ganarían los distintos premios asignados. La ganadora absoluta del festival la película mexicana Asfixia.

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

La película asfixia ganó el festival. La trama habla de una mujer albina, Alma, que la salir de la cárcel donde cuidó a los enfermos trata de encontrarse a sí misma, como dicen los miembros del Jurado, el film está "construido como una fábula dramática, que refleja una realidad universal”, dándole imagen a través de grandes interpretaciones.  

Película Asfixia ganadora del Festival de Trieste

Además, la protagonista, Johana Fragoso, obtuvo el premio a mejor intérprete: “la actriz interpreta magistralmente las dificultades de vivir de un ser humano que se rescata en el amor materno”, según el jurado. Obtuvo también el premio como mejor intérprete todo el elenco de la película cubana Inocencia, del director Alejandro Gíl Álvarez.

Inocencia una película que habla de un hecho real 

La trama del film Inocencia, se inspira en una historia verdadera. Era en La Habana en noviembre de 1871. Estudiantes del primer año de medicina fueron arrestados con una falsa acusación, pero ocho de ellos serán víctimas de eventos inesperados.  Fermín Valdés Domíngueza, compañero de celda y amigo de las víctimas, después de 16 años de lucha para demostrar la inocencia de los chicos, sigue una pista que lo acerca a la clave para desvelar una verdad sepultada.

Hablando con el director, Vatican News le pregunta los desafíos que encuentra para hacer cine hoy día, en el mundo y en Cuba, el director dijo que los desafíos pasan, en primera instancia, por la posibilidad de tener un presupuesto que permita llevar, a feliz término, las ideas y necesidades expresivas de los creadores con todos los requerimientos tecnológicos y toda la infraestructura adecuada para ello. En el caso de Cuba, Alejandro Gíl dijo que la situación se complejiza por ser un país con posibilidades económicas restringidas, donde a la industria del cine le es muy engorroso establecer sistemas que le permitan acceder a una unidad de gestión productiva y de distribución, acordes a las necesidades que como industria exige el cine contemporáneo a nivel mundial.

El cine en términos de resistencia cultural, social y artística, de los países más desprotegidos, no cuentan tampoco con la mirada justa de las grandes industrias y consorcios de la producción, exhibición y distribución pues en la mayoría de los casos, añadió, no cumplen con los requerimientos impuestos hacia una manera universal de generar la atención de los grandes públicos; por eso los mercados del cine están desabastecidos de este tipo de miradas más comprometidas hacia una realidad más nacional, no solo en términos de contenidos, sino también en términos estéticos y de concepciones artísticas. Pero repito, todo pasa, esencialmente, por la posibilidad de poseer condiciones económicamente  más favorables.

Película Inocencia del director Alejandro Gíl

Cuando hizo la película Inocencia, el director dijo que tuvieron que "arreglárselas con un presupuesto modesto para el tipo de película que es".  Una mayor cobertura económica, le hubiera permitido a la película explorar otras opciones narrativas en todos sus procesos productivos. Por otra parte, afirmó, enfrentarse a los obstáculos que imponen filmar dentro de la contemporaneidad habanera una historia del siglo XIX, fue uno de los retos más difíciles de sortear. Sino hubiera sido por, como dijo el cineasta cubano, las alianzas asumidas por el Ministerio de Cultura, el ICAIC y la Oficina del Historiador de la Ciudad, y de las fortalezas que genera la integración entre las instituciones culturales y del Estado "en aras de este tipo de representación artística", es que lograron realizar esta "compleja obra cinematográfica". 

Mejor dirección y escenografía

La mejor dirección se la ganó Daniel Filho, autor del film brasileño, Boca de ouro; la Mejor escenografía fue para los chilenos Sofía Paloma Gómez y Camilo Becerra por Trastornos del sueño. Premios especiales a la película dominicana Lo que siento por ti de Raúl Camilo y la española Bernard de Alex Quiroga. Ambas películas, según el jurado, sensibilizan sobre la necesidad de incluir a todas las personas consideradas “diversas”.

Hernán y Marie Christine son dos hermanos que viven en Pátzcuaro, Michoacán, México. Un día cualquiera, reciben una llamada avisando que su padre, que vive en Francia, está en fase terminal de Alzheimer. Sorprendidos, después de no saber nada de él durante años, luego de que abandonara sin más a la madre de ambos, Hernán y Marie Christine deberán tomar una rápida decisión para ir a verlo o no.  La película te hace reflexionar: Todos tarde o temprano llegamos a ser ancianos.

Esta película es una gran historia emotiva inspirada en un hecho real que nos hace reflexionar sobre nuestra propia vida. Dado que el tiempo transcurre para todos por igual, nadie escapa a ser mayor algún día y vivir la madurez no es una tarea fácil si no respetamos los auténticos valores como la solidaridad y la empatía hacia nuestros semejantes. Vivimos en una sociedad de descarte, como lo dice el Papa, donde los niños aún por nacer, los ancianos y los jóvenes “estorban a la sociedad” por es aprisa de ir adelante, buscando un progreso, muchas veces producto de un capitalismo salvaje. Películas como estas sacuden el interior del ser humano. 

Vatican News habló con el director de la película, Alex Quiroga, quien hablando sobre su película nos dice que es una visión dura sobre la vida y de una manera muy realista,  la compara con el arte desde un grado superlativo que nos obliga a reflexionar por su sencillez, partiendo de que “menos es mas”. Una historia simple que desencadena en algo muy complejo como lo puede ser el arte. "El guión no habla directamente, pero retrata actitudes cotidianas inspiradas en hechos reales. No es una película más sobre sobre la enfermedad de Alzheilmer, es una invitación a amar y respetar a nuestros mayores y a nosotros mismos, dado que no podremos escapar a los años, ni a las consecuencias de esta enfermedad".

Bernard película de Alex Quiroga

Vatican news le pregunta qué más falta por hacer para sacudir los corazones de las sociedades, y que se considere a los más vulnerables, que se piense que en ellos está el futuro y el pasado de una nación, además a partir de donde y hacia qué sectores de la sociedad debería llegar una concientización, sobre la solidaridad, la empatía, el aceptar y luchar sobre todo por los más vulnerables. Qué papel podría llegar a tener el séptimo arte, Quiroga nos dice: 

“Como director propongo a los espectadores hacer un viaje diferente desde un extremo a otro con la eterna pregunta: ¿Qué es el arte? En Bernard lo van a descubrir pero también se podrán mirar desde otra perspectiva "la vida misma". La ancianidad puede llegar a tornarse una etapa miserable para tus padres y para ti mismo si no tienes la suficiente comprensión y paciencia. La regla elemental es la empatía... Piensa cómo te sentirías en su lugar: sin trabajo, con deficiente salud, sin energía, con mucha menos vida social, adoleciendo de aquello que tenías en etapas tempranas en la sociedad cada vez más nos desentendemos pero os recuerdo que nadie escapa a ello, por lo que deberíamos dedicar más tiempo a nuestros mayores”. 

Por último el cineasta español nos dijo que la producción fue  una "absoluta sinergia entre productoras independientes con un único objetivo: hacer cine desde el corazón. Que llegue al espectador, como se ha demostrado en el largometraje DIA SEIS que ya ha recorrido diversos festivales obteniendo diversos premios. El guión a cargo de Jan Pablo Arroyo Abraham y la Producción de Arturo Pimentel (guionista de BERNARD) exponen una indudable realidad de nuestro tiempo. La banda sonora, a cargo de Antenor Bogea, músico de origen Brasileño, le da un toque especial, y emotivo junto con la participacion de Paloma Berganza y Eduardo Santini".

Quiroga nos dice que para él, el arte está siempre presente en sus vidas y es un reflejo del alma de cada uno de ellos.

Banda sonora de la película Bernard

Todas estas películas mencionadas compitieron en el concurso Oficial. El jurado quiso dar un reconocimiento, una Mención especial a la carrera de Gabriel Retes, un gran director mexicano que presentó su film, "La revolución y los artistas", y su esposa Meritxell Gález, fue la protagonista.

La película narra la historia de amor entre dos personajes de Dr. Atl y Nahui Olin. Él uno de los pintores mexicanos más importantes y ella, una poeta y pintora postrevolucionaria. Se enamoran perdidamente en los finales de los años 20, periodo en el que los artistas e intelectuales tratan de promover la instrucción, el arte y la cultura en el país, mientras que los generales Alvaro Obregón ye Plutarco Elías Calles se dividen el poder.

Película La revolución y los artistas de Gabriel Retes

Vatican news habló con Retes y su esposa. Gabriel Retes quin dio una visión de lo que fue el festival y sobre su película, explica cómo se identifica con los dos personajes y el momento de la historia que vivieron con la actualidad

Director mexicano Gabriel Retes

Su esposa, Meritxell Gález, quien interpretó al personaje de María del Carmen Mondragón Valseca (también conocida como Nahui Ollin),  le impresionó que fue una mujere que se adelantó a su época,. 

Meritxell Gález esposa de Gabriel Retes y protagonista de la película

Sección concurso contemporánea

En cambio, en la sección Contemporánea, el jurado escogió como mejor película, el film argentino-francés La vida en común de Ezequiel Yanco, que habla de un vacío acentuado por las distancias y por la ausencia de modelos reales.  La mejor producción fue para el film brasileño Barretão de Marcelo Santiago.

Premio al público y otros

Las directoras de documentales triunfaron este año en el festival, la sección Cine y literatura premió el documental chileno-alemán, Zurita, verás no ver de Alejandra Carmona, narrando la humanidad poética de Raúl Zurita.

El premio del público lo recibió el film argentino Cortázar y Antín: Cartas iluminadas de Cinthia Rajschmir, de la sección Cine y Literatura. La trama narra los intensos años 60, cuando un joven cineasta, Manuel Antín conoce a Julio Cortázar. Sus cartas atraviesan el Atlántico y Manuel filma tres películas basadas sobre el contenido de las cartas que tuvo con Cortázar, dando vida a un cine de ideas que rompe los esquemas de su época. Las cartas de Cortázar revelan una tensión entre el escritor que avanza en el espacio del director, y el director que trata de eludir la sinuosa unión entre la literatura y el cine.

El festival asignó el premio al compromiso civil a la película chilena-colombiana Lemebel de Joanna Reposi Garibaldi porque, como dijo el jurado, logró con eficaz originalidad dar voz y cuerpo fílmico a la compleja experiencia vital, artística y política de Pedro Lemebel.

Cinthia dio a Vatican News sus impresiones sobre este premio.

Cinthia Rajschmir directora de Cortázar y Antín

Tambén nos cuenta cómo fue lapreparación del documental de dos grandes del cine y la literatura del continente.

Cinthia Rajschmir directora de Cortázar y Antín

Ha sido un festival donde la mujer ha sido valorada enormemente en sus trabajos. Vaticannews le pregunta a Cinthia si el mundo del cine ha abierto sus puertas sinceramente a la mujer en todos los campos que representa.

Cinthia Rajschmir directora de Cortázar y Antín

El jurado juvenil, formado por los terceros y cuartos años de la escuela superior del Liceo Artístico Nordio de Trieste ha premiado al film español  Herencia de Ana Hurtado, un retrato vivaz de la Habana vivaz  que “logra narrar la historia del pueblo cubano en el mundo más detallado haciendo “palpable la atmósfera de alegría de la gente".

Los estudios del Colegio del Mundo Unido del Adriático, asignaron el Premio Mundo Latino a la película Wiñaypacha de Oscar Catacora, mientras el Premio Malvinas, asignado por el Liceo Marco Belli de Portogruaro (VE), lo ganó la película mexicana Cicatrizarte de Enrique Arroyo Schroeder. La mejor Banda sonora es el segundo premio para la película Inocencia de Alejandro Gíl Alvarez.

Sección Shalom

La Comunidad Judía de Trieste, que hospedó en su museo dedicado a  Carlo y Vera Wagner, le sección Shalom, con su jurado propio, formado por el  Rabino Ariel Haddad, el Rabino Alexandre Meloni entre otros, premió Morirse está en hebreo de Alejandro Springall; Mención especial al documental argentino La experiencia judía de Basavilbaso a Nueva Amsterdam de Miguel Kohan.

Photogallery

Películas premiadas en el festival del cine Latinomaericano de Trieste
18 noviembre 2019, 11:51