Buscar

Vatican News
siria turquía bombardeos conflicto Los bombardeos turcos en Siria  (AFP or licensors)

Siria, Erdogan: final de las operaciones si terroristas se retiran

"Las operaciones se detendrán si los terroristas abandonan la zona de seguridad", dijo desde Ankara, el líder turco, quien después reiteró que cualquier visita de líderes extranjeros en busca de una tregua será "una pérdida de tiempo y energía" hasta que no se tome en consideración una posición "inequívoca y razonable".

Ciudad del Vaticano

Para hoy en Ankara está programado un encuentro entre el vicepresidente americano Mike Pence, acompañado por el Secretario de estado Mike Pompeo, con el Presidente turco Erdogan. La delegación había sido invitada por el Jefe de Estado Trump con la intención de buscar un camino hacia la tregua entre Turquía y las fuerzas curdas establecidas en el norte de Siria, pero las últimas declaraciones de Erdogan hacen pensar que este esfuerzo podría ser inútil.

El único interlocutor para una propuesta pacífica ahora podría ser  Rusia, en buenas relaciones tanto con algunas fuerzas sirias como con Turquía. El Presidente Erdogan debería dirigirse a Moscú para encontrarse con Putim precisamente a fin de mes. Mientras tanto la policía militar rusa ha establecido una parte de  sus fuerzas en la ciudad de Manbij, donde ha comenzado a patrullar las calles para “tener bajo control la zona de competencia rusa y garantizar la seguridad de la población”, como explicó el oficial del Kremlin Safar Safarov.

La situación actual en Siria

El 9 de octubre, las fuerzas turcas invadieron la zona al nordeste de Siria, bajo el control de las fuerzas independentistas kurdas. El ataque se produjo inmediatamente después de la retirada de las fuerzas estadounidenses de Siria, lo que dejó a los independentistas en un estado de debilidad en relación a las fuerzas de Ankara.

A lo largo de la semana se han producido enfrentamientos de artillería y bombardeos y, según las informaciones de la Media Luna Roja Kurdistán, la única ONG presente en este momento en la zona,  el balance de los muertos es de 75 personas, 450 heridos, de los cuales 165 graves, y 250.000 desplazados. El Ministerio de Defensa turco, por otra parte, ha hecho declaraciones más lacónicas, hablando de "637 terroristas kurdos neutralizados", es decir, muertos, heridos o capturados.

Desde antes de ayer, también los militares sirios en Assad se han unido a las fuerzas kurdas, con las que el gobierno de Kurdistán ha firmado un acuerdo que ha definido como "un mal menor". Actualmente, la ciudad símbolo del estado kurdo, Kobane está siendo atacada por Ankara, pero las fuerzas rusas en la zona, para evitar una confrontación directa, han establecido una línea de seguridad militar.

Las respuestas internacionales a la ofensiva turca

Tras el ataque turco a Siria, considerado polémico por muchos observadores internacionales, aunque no existen sanciones oficiales de la UE, la mayoría de los países europeos (y el Reino Unido) han suspendido el suministro de material bélico a Turquía. También Italia -que es el mayor exportador de armas a Ankara en Europa- ha declarado que suspenderá "todo lo relacionado con el futuro de los próximos contratos y compromisos" para el suministro de material bélico a Turquía, tal y como explicó el Ministro de Asuntos Exteriores Luigi Di Maio.

Por su parte, Donald Trump ha hecho saber en un tweet que está preparando una orden ejecutiva que impone sanciones a varias entidades del gobierno turco. En la mira se encuentran el Ministerio de Energía y su jefe, el Ministro del Interior y el Ministro de Defensa y su propio Ministerio.

Además, Estados Unidos incriminó al segundo banco estatal más grande de Turquía, el Halkbank, con la acusación de haber ayudado a Irán a violar algunas sanciones económicas. Esta decisión podría poner en crisis la ya precaria economía turca. Desde hace tiempo Erdogan ha pedido a Trump que no siga adelante con las incriminaciones.

17 octubre 2019, 11:05