Cerca

Vatican News

Cine: Premio Bresson para Lucrecia Martel y su indiscutible Argentina

En el Festival de Venecia, la Fondazione Ente dello Spettacolo (Feds)entrega el Premio Bresson a la directora argentina Lucrecia Martel, quien también preside el jurado del Festival.

Alessandro Di Bussolo - Lido di Venezia

Lucrecia Martel, en sus cuatro películas, supo "contar la historia del hombre por lo que es, no sólo por lo que hace, sino también por su apertura a una dimensión de trascendencia". Investigó "aquellos puntos débiles en los que la humanidad manifiesta crisis, más allá de la materialidad de la lectura de los gestos del hombre". Así resume Don Davide Milani, presidente de la Fondazione Ente dello Spettacolo, las razones que impulsaron al organismo promovido por la Conferencia Episcopal Italiana para la promoción del cine de calidad que investiga al hombre, la búsqueda de sentido y la apertura a lo espiritual, a otorgar el premio "Robert Bresson" a la directora argentina Lucrecia Martel.

Director Baratta: su cine es riguroso, no hace descuentos

En el espacio de la Feds, en el 76º Festival de Cine de Venecia, en el Hotel Excelsior del Lido, el embajador argentino en Italia, Tomás Ferrari, entrega el premio, ya en su vigésima edición, al director de Zama, su cuarta y última película, presentada en competición en el Festival de Cine de Venecia en 2017. En esta edición de 2019, Martel, nacido el 14 de diciembre de 1966 en Salta, es el presidente del Jurado, y a la ceremonia de entrega de premios asistirán también el presidente de la Bienal de Venecia, Paolo Baratta, y el director del Festival Alberto Barbera. El director define a la directora argentina, que sólo tiene cuatro largometrajes en su haber, como "un cine riguroso, que no da descuentos, capaz de ir más allá de la superficie, con una mirada que nunca es banal".

Martel: Aprecio el cine que no da por sentada la realidad

Lucrecia Martel, la segunda mujer en recibir el premio después de Liliana Cavani, en 2018, en su diálogo con la periodista Tiziana Ferrario de la Rai, explica que "el sistema de cuotas es imperfecto, pero puede permitir que más mujeres se incorporen a los principales papeles del cine" y también la presencia de más películas de directores en los festivales.

Invitada a explicar su idea de cine, la directora argentina subraya que "me gusta cualquier película que no dé por sentada la realidad. Filmar a un actor tomando una ducha caliente no se puede hacer a la ligera, porque es un privilegio que la mayoría de la gente en la Tierra no tiene. Bresson es un gran maestro en esto, porque cuestiona todo lo que damos por sentado". Le preguntamos a Lucrecia Martel qué piensa de este premio, que lleva el nombre del gran director francés que murió en 1999.

R. - Estoy muy ilusionada, el honor de tener la responsabilidad de presidir el Jurado está ahora acompañado de un premio que lleva el nombre de un director que ha sido fundamental para la reflexión sobre el mundo y sobre el cine. Es una increíble coincidencia en mi vida y un gran honor.

¿Qué Argentina intentas contar en tus películas?

R. - Traté de decir lo que mejor conozco y lo que me es más cercano, es decir, la clase media argentina, y reflexionar sobre ello. En mi última película (Zama, presentada en el Festival de Venecia en 2017, nota del editor) hago casi lo mismo, aunque en el pasado.

Cada país de América Latina tiene su propia historia, pero hay un hilo rojo continental que es la presencia de la inmigración europea que ha triunfado sobre la comunidad preexistente en el continente.

05 septiembre 2019, 15:12