Buscar

Vatican News

Resultados de las elecciones europeas con más del 50% de participación

Los euroescépticos crecen pero no se abren paso, las familias políticas tradicionales -populares y socialistas- pierden su apoyo, pero los liberales y sobre todo los verdes conquistan nuevos espacios, lo que sorprende tanto en Alemania como en Francia. La participación ciudadana ha superado el 50%.

Ciudad del Vaticano

La composición del nuevo Parlamento de la UE según datos provisionales: en primer lugar los populares con 180 escaños, seguido por socialistas y demócratas con 152, luego los liberales con 105. Los Verdes ocupan el cuarto puesto con 67 eurodiputados, seguidos por los conservadores con 61 años. La participación fue del 50,5% en toda la Unión, 8 puntos más que en 2014.

Resultados en algunos países

Notable ascensión de Los Verdes en Alemania. El partido de centroderecha alemán, la CDU de la canciller Angela Merkel ha sido el más votado en estas elecciones europeas, según los datos oficiales difundidos en la mañana del lunes, que le otorgan al bloque conservador (CDU/CSU) un 28,9% de los votos. Los dos grandes partidos que gobiernan en coalición han sido fuertemente castigados por los votantes. La CDU obtuvo 7,6 puntos menos que en las anteriores elecciones y los socialdemócratas, SPD, quedarían en tercera posición con un 15,8% de los votos, casi 12 puntos menos. Los Verdes, sin embargo, se disparan —obtendrían un 20,5%— alimentados por un voto joven y preocupado por el medio ambiente y escalarían hasta una segunda posición. En el otro extremo, la ultraderecha, Alternativa por Alemania, con un 10,8% de los votos, ha cosechado un resultado más bajo que en las generales de 2017 (12,6%), pero mayor que en las últimas europeas (7,1%).

Francia e Italia

En Francia, el partido de Marine Le Pen supera la lista de los europeístas de Emmanuel Macron. Mientras que los Verdes alcanzaron un tercer lugar. Por su parte, los socialistas siguen en el 7%. 

En cuanto a Italia, las elecciones europeas convirtieron a la Liga, por primera vez en la historia, como el partido más votado del país. El 34,3% obtenido es el doble del resultado de hace solo un año. Pero sobre todo, duplica también los votos de su socio de Gobierno, el Movimiento 5 Estrellas (17,1%), que sufre un batacazo y pierde la segunda plaza ante el Partido Democrático (PD), que obtiene el 22,7%. 

Portugal y España

El Partido Socialista de Portugal (PS) se impuso el domingo claramente en las elecciones europeas, confirmando todas las encuestas. El PS, con un 33,4% de los votos, aventajó al socialdemócrata PSD en 11 puntos, ambos seguidos a larga distancia por el Bloco de Esquerda (9,8%), CDU (PC más Verdes), 6,8%, el derechista CDS (6,2%) y el ecologista PAN (5%), que fue la sorpresa de la jornada y logra un eurodiputado. Sin embargo, Portugal firmó un récord negativo, la menor participación de su historia democrática.

En España, quince años después, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) vuelve a ganar unas elecciones europeas; y al igual que en 2004, con Josep Borrell como cabeza de lista. El PSOE logra 20 escaños (siete más que en 2014), que serán 21 si Reino Unido termina abandonando la UE. El Partido Popular (PP) termina por muy poco por encima del 20%, con 12 escaños (cuatro menos) pero conserva el liderazgo simbólico de la derecha al quedar por encima de Cs, que obtiene siete escaños. La ultraderecha de VOX entra en el Parlamento Europeo con 1,3 millones de votos y tres escaños. Los nacionalistas han obtenido seis escaños, con Junts per Catalunya ganando en esta comunidad autónoma. 

Reino Unido y el Brexit

En Reino Unido, con gran parte del recuento efectuado, el Partido del Brexit, fundado por el populista Nigel Farage con la salida inmediata de la UE como único objetivo, ha ganado con contundencia, logrando un 30,5% de los votos y al menos 29 eurodiputados. Los liberaldemócratas, furibundamente contrarios a la salida de Reino Unido del bloque, se han parapetado a la segunda posición y han regresado al Parlamento Europeo con, por lo menos, 16 escaños. Los conservadores, en plena batalla por el liderazgo del partido, sufren la humillación de convertirse en la quinta fuerza política, por detrás de los verdes. 

Polonia y Bélgica

Los ultraconservadores de Ley y Justicia (PiS) avanzan en Europa al imponerse en los comicios de este domingo en Polonia con el 46% de los votos, un resultado más alto del inicialmente proyectado en las encuestas, mientras Coalición Europea (KE), una alianza de cinco partidos liderada por el liberal Plataforma Cívica (el partido del presidente saliente del Consejo Europeo, Donald Tusk) obtiene el 37,9% y pasa a ser la segunda fuerza.

En Bélgica las europeas han coincidido con las generales, lo que sumado al voto obligatorio han garantizado una participación superior al 90%. El resultado electoral apunta a un aumento del extremismo en Flandes, con un fuerte auge del ultraderechista Vlaams Belang a expensas del nacionalista N-VA, que aún así aguanta como primera fuerza en Flandes y en el país.

27 mayo 2019, 18:22