Cerca

Vatican News

175 millones de niños en el mundo no tienen acceso a educación preescolar

"Falta inversión en la educación de 0 a 6 años en la mayoría de países del mundo", es uno de los datos que refleja el último informe de UNICEF titulado "Un mundo listo para aprender", el cual alerta sobre las consecuencias de este panorama global que afecta a millones de menores.

Sofía Lobos - Ciudad del Vaticano

El problema de la falta de acceso a la educación básica durante los primeros años de vida repercute a nivel global.

El hecho de que 175 millones de niños no estén matriculados en educación preescolar implica graves consecuencias que repercutirán al desarrollo de las futuras generaciones.

Más educación, más desarrollo social 

Así lo afirma el último informe publicado por UNICEF titulado "Un mundo listo para aprender", que denuncia las irregularidades del sitema educativo en países abandonados por la comunidad internacional y busca lograr la anhelada meta de dar prioridad a la educación de calidad en la primera infancia.

 

El documento, revela además, que los niños que reciben al menos un año de educación incial tienen más probabilidades de desarrollar las aptitudes esenciales que necesitan para tener éxito en la escuela, menos probabilidades de repetir curso o de abandonar la escuela y son más capaces de contribuir a unas sociedades pacíficas y economías prósperas cuando lleguen a la edad adulta.

Y es que los niños que reciben una educación preescolar adquieren con mayor facilidad habilidades fundamentales como la lectura, la escritura o el cálculo.

Educación preescolar: si eres pobre, no accedes

Por otra parte, según el informe, la riqueza de los hogares, el nivel de educación de las madres o su ubicación geográfica son algunos de los principales factores que determinan la asistencia o no a programas de enseñanza elemental. Sin embargo, el elemento determinante es la pobreza.

En 64 países los niños más pobres tienen siete veces menos posibilidades que los niños de familias más ricas de asistir a las iniciativas formativas de la primera infancia. 

Conflictos armados = ciere de escuelas

Cabe destacar el efecto catastrófico que generan los conflictos armados: más de dos terceras partes de los niños en edad preescolar que viven en 33 países afectados por conflictos o guerras no están matriculados en programas de educación infantil.

Paradógicamente, estos son los niños que necesitarían recibir apoyo escolar para superar los traumas sufridos, disponiendo de un lugar seguro para aprender, crear y jugar, lo que supondría una opción de expresar sus emociones.

El problema de la poca inversión

Otra realidad preocupante percibida en el documento de UNICEF es la poca inversión realizada en el sector educativo dirigido a los menores.

 

En 2017, un promedio del 6,6% de los presupuestos nacionales de educación en todo el mundo se dedicó a la educación preescolar, pero casi el 40% de los países sobre los que se dispone de datos asignan menos del 2% a esta partida.

Escasez de maestros capacitados

Esta falta de inversión mundial provoca a su vez una grave escasez de maestros capacitados en el ciclo educativo: en los países de ingresos bajos y medianos, donde viven más del 60% de los niños en edad preescolar del mundo, apenas hay un 32% de maestros preparados.

De hecho, sólo hay 422.000 profesores de preescolar enseñando actualmente en países de bajos ingresos. Con el aumento de la población y suponiendo que la proporción ideal de alumnos por maestro es de 20 a 1, el mundo necesitará 9,3 millones de nuevos maestros de preescolar para alcanzar la meta universal.

Algo nada sencillo teniendo en cuenta la situación actual.

18 abril 2019, 15:20