Buscar

Vatican News
Autoridades arrestan entre otros, a tres periodistas de EFE, en Venezuela Autoridades arrestan entre otros, a tres periodistas de EFE, en Venezuela  (ANSA)

Venezuela: periodistas detenidos arbitrariamente

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, insistió este lunes en establecer diálogos para buscar salidas a la crisis política, incluidas conversaciones con Estados Unidos, país con el que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rompió relaciones la semana pasada

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

Las fuerzas de seguridad detuvieron a 4 periodistas, dos de ellos de nacionalidad chilena, en las cercanías del palacio presidencial de Miraflores, sede del Ejecutivo de Venezuela, según denunció la madrugada de este miércoles el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP). De acuerdo con el SNTP, los chilenos Rodrigo Pérez y Gonzalo Barahona, ambos de la televisión TVN, fueron apresados junto a los también periodistas venezolanos Maiker Yriarte y Ana Rodríguez, del canal en línea VPI, sin que se conozcan las razones.

Censurada la libertad de Prensa

Se cree que los periodistas cubrían la vigilia en defensa del gobernante Nicolás Maduro a la que convocó el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) la pasada semana, y que no ha tenido respuesta. La detención se efectuó cerca de las 22.00 horas del martes, y pasadas 3 horas de la detención no se conocían detalles. VPI calificó en un comunicado como "arbitraria" la detención y señaló que los cuatro periodistas "estaban en el ejercicio de sus funciones" cuando ocurrieron los hechos.

 El pasado viernes el periodista brasileño Rodrigo Lopes fue detenido durante unas horas en las inmediaciones del Palacio de Miraflores, mientras que las venezolanas Osmary Hernández, corresponsal de CNN, y Beatriz Adrián, de Caracol Noticias de Colombia, fueron detenidas temporalmente cerca de la sede del órgano de inteligencia del país el pasado día 13. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) denunció el lunes que estas detenciones son una "práctica abusiva" del Gobierno de Nicolás Maduro para "intimidar y restringir la circulación de información independiente".

El fotógrafo colombiano de la Agencia EFE Leonardo Muñoz, desaparecido desde la mañana de este miércoles en Caracas, está detenido por autoridades de Venezuela que también arrestaron a sus dos compañeros, uno español y una colombiana, que forman parte de un equipo que viajó desde Bogotá para cubrir la crisis de ese país. Según periodistas de EFE en Caracas, miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) se presentaron la noche del martes en la oficina de la Agencia donde arrestaron al español Gonzalo Domínguez Loeda y a la colombiana Maurén Barriga Vargas y dijeron que Muñoz fue detenido por la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM). Los agentes de la Sebin ordenaron a Domínguez y a Barriga que los acompañaran al hotel donde se alojan en la capital venezolana para, según dijeron, recoger sus pertenencias y se los llevaron detenidos para interrogarlos. La directora de EFE en Caracas, Nélida Fernández, siguió junto con un abogado a Domínguez y Barriga para tratar de aclarar la situación ante las autoridades venezolanas y obtener su liberación lo antes posible.

El equipo de EFE viajó el pasado 17 de enero a Caracas para ayudar en la cobertura de la crisis venezolana y al llegar al aeropuerto de Maiquetía se identificaron como periodistas, tras lo cual las autoridades de inteligencia, migración y aduanas les permitieron el ingreso sin restricciones tras someterlos a varios filtros de seguridad durante casi tres horas. Sin embargo, este miércoles en la mañana, cuando el fotógrafo Muñoz se dirigía a cubrir las manifestaciones contra el régimen de Nicolás Maduro en el barrio caraqueño de Petare, se perdió contacto con él y con el conductor que lo acompañaba, José Salas, de nacionalidad venezolana.

Por esa razón, el Gobierno de Colombia pidió este miércoles la "liberación inmediata" de Leonardo Muñoz, quien hasta hace poco se daba como desaparecido. El "Gobierno de Colombia rechaza la detención en Venezuela del nacional colombiano Leonardo Muñoz, fotógrafo de la Agencia Efe y exige su liberación inmediata. Exigimos respeto a la vida de nuestro connacional", afirmó el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, en Twitter. Cuando viajaron a Caracas los tres periodistas de EFE llevaron un boleto de avión para regresar a Bogotá el próximo 7 de febrero.

Situación siempre más complicada

Juan Guaidó, quien se autoproclamó presidente encargado, dijo este miércoles que más 5.000 breves protestas se desarrollaron "en rechazo a la crisis" que atraviesa el país y para reclamar el "cese de la usurpación" que, dice, hace Nicolás Maduro de la Presidencia. "Más de 5.000 puntos a nivel nacional se han manifestado no solamente en rechazo a la crisis que estamos viviendo en toda Venezuela, no solamente porque estamos pasándola mal como ciudadanos, sino por el futuro", dijo Guaidó a periodistas durante una de estas manifestaciones en Caracas.

La manifestación fue convocada el domingo pasado por el propio Guaidó, quien pidió entonces a los simpatizantes opositores actuar de forma pacífica y no bloquear las calzadas. La agencia EFE pudo constatar que en el este de Caracas, un territorio considerado bastión de la oposición, las protestas eran moderadas y la rutina seguía su curso. Pero en el centro de la capital, donde los barrios son más pobres, varias centenas de personas se concentraron en las cercanías del Hospital J.M. De los Ríos, que atiende a niños y adolescentes, mientras coreaban consignas contra Maduro y levantaban carteles que denunciaban la “crisis humanitaria” que padece el país. En las inmediaciones de ese hospital un grupo de colectivos chavistas se movilizó en motos para intimidar a los manifestantes. En las redes sociales también se dio cuenta de manifestaciones similares en varias ciudades del país.

Papa Francisco dice le "asusta" un posible "derramamiento de sangre"

Francisco afirmó en la Conferencia de prensa tradicional en el vuelo que lo conduce de regreso a Roma después de algún viaje, y lo hizo ahora a su regreso de Panamá, afirmó que le "asusta un posible derramamiento de sangre en Venezuela" y ofreció su ayuda si ambas partes lo quieren. Francisco pidió este domingo desde Panamá tras el rezo del Ángelus "una solución justa y pacífica para superar la crisis respetando los Derechos Humanos y deseando el bien de todos los habitantes del país".

Al ser preguntado en la rueda de prensa de regresó de su viaje sobre si el Vaticano respaldaría como una gran parte de países la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente de Venezuela, Francisco respondió que "sería una imprudencia pastoral y haría daño ponerse de la parte de unos países o de otro". "Yo apoyo a todo el pueblo venezolano, que está sufriendo. Si yo entrara a decir hagan caso a estos países, o a estos otros me metería en un rol que no conozco. Sería una imprudencia pastoral de mi parte y haría daño", dijo.

En este contexto Francisco dijo que no le gustaba que se le definiese como "equilibrado", sino que su comportamiento era el de un pastor". Instó además a que "si necesitaban ayuda" para solucionar este problema "que se pongan de acuerdo y la pidan". Sobre sus palabras sobre Venezuela en el Ángelus, Francisco reveló que pensó y repensó mucho lo que quería decir, y reiteró su deseo para Venezuela de "una solución justa y pacífica. Con ese mensaje -explicó - que quiso sobre todo expresar su cercanía al pueblo venezolano porque está "sufriendo mucho por todo esto".

"Me asusta el derramamiento de sangre. Y en esto pido grandeza a los que pueden ayudar a resolver el problema. El problema de la violencia, a mi me aterra", afirmó el papa. Y citó el ejemplo de Colombia que después de todo lo que se había hecho en el pasado en favor de la paz, hace unos días tuvo lugar el ataque a la escuela de cadetes, que causó una veintena de muertos y que definió de "terrorífico".

31 enero 2019, 13:10