Versión Beta

Cerca

Vatican News

Agua: claves para proteger el "bien primordial" que da vida

Del 26 al 31 de agosto, se desarrolla la Semana Mundial del Agua 2018 en el Centro de Conferencias de Estocolmo, un evento internacional que aborda el tema "Agua, ecosistemas y desarrollo humano".

Sofía Lobos - Ciudad del Vaticano

El agua es uno de los elementos fundamentales de la naturaleza que garantiza la supervivencia humana.

Garantizar el agua para las generaciones futuras

Sin agua el ser humano no puede vivir. Por ello hablar sobre los actuales desafíos hídricos a los que se enfrenta el planeta Tierra, resulta clave para poder garantizar el bienestar y el desarrollo de las futuras generaciones.

 

En este contexto, se está desarrollando del 26 al 31 de agosto la Semana Mundial del Agua organizada por el Instituto Internacional del Agua en Estocolmo, Suecia; también conocido como SIWI, por sus siglas en inglés.

Este año 2018, el evento aborda el tema "Agua, ecosistemas y desarrollo humano" y cuenta con la participación de aproximadamente 3.300 personas y alrededor de 380 organizaciones procedentes de 135 países.

Vínculo crucial entre sociedad y medioambiente

Según los últimos informes elaborados por la ONU, el agua está en el epicentro del desarrollo sostenible y es fundamental para lograr el desarrollo socioeconómico, la producción de energía y  alimentos, los ecosistemas saludables y la supervivencia misma de los seres humanos.

Es por ello, que este recurso también forma parte esencial de la adaptación al cambio climático, convirtiéndose en vínculo crucial entre la sociedad y el medioambiente.

Un Derecho Humano que pide saneamiento

El agua es, además, un Derecho Humano.

A medida que crece la población mundial, se genera una necesidad creciente de conciliar la competencia entre las demandas comerciales de los recursos hídricos para que las comunidades tengan lo suficiente y consigan satisfacer sus necesidades.

Y para conseguir el desarrollo del ser humano, el agua y los sistemas de saneamiento no pueden estar separados: "ambos son vitales para reducir la carga mundial de enfermedades, mejorar la salud, la educación y la productividad económica de las poblaciones".

Así lo explica también el profesor Felipe Meza, de la Facultad de Ciencias de la Construcción y Ordenamiento de Santiago de Chile, quien a través de varios proyectos publicados en las Redes Sociales, profundiza sobre la importancia de respetar las normativas que regulan la contaminación del agua, evitando el daño en las personas, en la flora y la fauna.

Semana Mundial del Agua

 

30 agosto 2018, 19:35