Versión Beta

Cerca

Vatican News

Jornada Mundial contra la desertificación. El Papa: es casi una enfermedad física

La Jornada mundial por la lucha contra la desertificación y la sequía se celebra cada año el 17 de junio

Luisa Urbani – Ciudad del Vaticano

Ha sido instituida querida por la ONU con el objetivo de dar a conocer los nuevos modos para prevenir la desertificación y eliminar la sequía, en particular, para aumentar las estrategias de mejoras de la productividad del suelo y una administración sostenible de los recursos del territorio y del agua.

Palabras del Papa al respecto

La lucha contra la sequía y los cambios climáticos es un tema que el Papa recuerda continuamente, en el 2015, recordamos dedicó la encíclica sobre los temas ambientales. En la Laudato sí, Francisco dedica un amplio espacio a la cuestión del agua, en especial, la potable, subrayando cuánto sea indispensable para la vida humana y para sostener los ecosistemas terrestres y acuáticos. 

La pobreza del agua pública, escribe el Papa, existe especialmente en África donde la inseguridad y los factores climáticos hacen difícil la producción de alimentos y la sobrevivencia.

En la Laudato sí, Francisco subraya que, “debido a los lazos de solidaridad que unen todos los miembros de la familia humana, podemos considerar la desertificación del suelo casi como una enfermedad física, que ataca a cada uno personalmente”.

El Papa lamenta en más de una ocasión de qué manera los progresos sean hasta ahora “deplorablemente muy escasos”, solicitando más responsabilidad y compromiso. No podemos, dijo el Papa, ser indiferentes ante la destrucción de los ecosistemas.

En un tuit en su cuenta @Pontifex, dice que Dios nos ha donado la tierra para cultivarla y custodiarla con respeto y equilibrio.

17 junio 2018, 15:53