Versión Beta

Cerca

Vatican News
forum FAO forum FAO 

Con la voluntad de gobiernos se combate fenómeno del hambre

Tuvo lugar este viernes 22 de junio un encuentro organizado por el observatorio independiente Mediatrends América-Europa, sobre el cambio climático y la energía en América Latina, tema expuesto por el asesor especial, partnership sur-sur de la FAO, Fernando Ayala

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano


Fernado Ayala habló sobre el cambio climático, el agua, el hambre y el petróleo. Temáticas que hacen parte de la agenda social y medio ambiental mundial. Se sabe que el cambio climático está afectando a diversas regiones del mundo, y afectando a la producción y la agricultura entre otros. En lo que respecta al agua, hay actualmente en América Latina, 120 millones de habitantes que carecen de agua potable y 150 millones de personas en el continente que no disponen de servicios sanitarios adecuados.
En el 2010, 98 de los más importantes desastres naturales a nivel global ocurrieron en América Latina y 79 de los cuales eran de tipo cambio climatológico. Causaron más de 300 mil muertes y pérdidas por 49 mil millones de dólares, y afectaron a casi 14 millones de personas. Siendo el terremoto de Haití el que causó más víctimas.

Fernando Ayala nos resumió su intervención 

El asesor especial de la FAO

El hambre en el mundo

En cuanto al hambre en el mundo, actualmente hay 815 millones de personas que padecen hambre, por los cambios climáticos, las crisis políticas y económica y los conflictos internos.

Los países se comprometieron en el 2006 con 17 objetivos de desarrollo sustentable de la agenda 2030, siendo el número 2: eliminar el hambre. Hambre cero. Según Ayala esta meta es cada día más difícil de alcanzarla, porque hace cuatro años el hambre afectaba a 770 millones de personas, cifra que ha aumentado actualmente. Faltan sólo 12 años para decir que la humanidad no sufrirá más de hambre.

Técnicamente es posible, hay países como Brasil que lo han hecho, durante el periodo del presidente Lula da Silva, hizo el programa hambre cero. Brasil tenía altas tazas de poblaciones sobre todo en el noreste, donde había habitantes que se morían de hambre. Hoy día gracias al proyecto hambre cero, desapareció ese porcentaje de hambre en el Brasil. La humanidad produce mucho más alimentos, de los que consumen, se pierden grandes cantidades de alimentos, los que desechamos, solamente esa parte de alimentos abastecería a toda la población mundial que sufre hambre. Así que, según Ayala, el problema es la voluntad política para solucionar el problema del hambre en el mundo.

El hambre en América Latina, según el informe de Naciones Unidas sobre el estado de la seguridad alimentaria y nutrición en el mundo, del 2017, afirma que el número de personas que sufren hambre en el continente aumentó en 2,4 millones de habitantes entre el 2015 y el 2016, alcanzando un total de 42,5 millones de personas, y representa el 6,6 por ciento de la población de América Latina.

Hambre y obesidad

Por otro lado, América Latina vive otra crisis, mundial, que la Organización Mundial para la Salud, OMS, la calificó como la epidemia del siglo 21: el sobre peso y la obesidad. Y se da en los países donde hay aún mucha clase media. La gente por falta de tiempo, incluso para cocinar, come comida basura, o fast food. Provocando en el mundo que niños menores de cinco años sean ya obesos. Según Ayala, el primer país que sufre de obesidad es Estados Unidos, le siguen México con el segundo lugar y Chile con el cuarto lugar.

Según el asesor especial, las grandes empresas de alimentos engañan a la población con enganches, ejemplo el Mac Donalds, con el happy meal, el Kinder Ferrero con las sorpresas dentro, todos ganchos para que los niños compren, todos productos llenos de azúcar, sal y grasas, lo suficiente para crear dependencia de esos productos. El azúcar es fatal para la salud humana, como lo es el tabaco, entonces estas grandes empresas, que se han unido creando la Asociación Mundial de productores de azúcar, hacen lobby a la FAO que promueve la reducción de esos alimentos y denuncia el aumento de la obesidad.

Energía y petróleo

El tema de la energía, América Latina es un continente rico en materia prima y en petróleo. Hoy día se habla de la bioenergía que contamina menos, producir energía a través de la caña de azúcar y de la soya, sin embargo, estos productos degradan también el ambiente si no se realizan correctamente. El desarrollo de los biocombustibles líquidos a gran escala, puede poner en riesgo la seguridad alimentaria de pequeños agricultores y de comunidades rurales empobrecidas. Por ello es necesario desarrollar estrategias en el factor de la bio energía, que mitiguen los riesgos y potencien los beneficios. En América Latina son dos las regiones con mayor expansión de los biocombustibles, según un informe de la FAO, que se pueden elaborar a través del maíz y la caña de azúcar.

En lo que concierne al petróleo América Latina es un gran productor y tiene las reservas más grandes del mundo. El principal productor de petróleo del mundo es Rusia, le siguen todos los países árabes, China, Canadá, luego Estados Unidos y después Brasil, en el puesto número 11 con la producción de dos millones y medio de barriles diarios, le sigue Venezuela y México.
Para los problemas del medio ambiente, del hambre, del agua, del uso de los recursos naturales y de la energía, es fundamental la voluntad del Estado, cómo funciona, y qué poder se le da, a través de mecanismos de fiscalización, para que los recursos sean destinados al bien común.

Y sobre la situación en la Amazonía ante el cambio climático el asesor de la Fao explicó el problema de la desertificación

El problema de la desertificación en la Amazonía

Los desafíos de América Latina son el Estado de derecho, garantizarlo en forma efectiva y real, porque es la única manera de que se cumpla el respeto al ser humano. Que el Estado funcione, pues es la única manera que un inversionista puede invertir pues así tiene la seguridad de que, si hay un problema, funcionarán los tribunales. No se trata de que un país sea mejor que otro, nadie nos diferencia, nos ven como América Latina, una unidad, una región. En la medida que hagamos bien nuestras tareas podemos contribuir para que nuestro futuro sea mejor para todos.
 

22 junio 2018, 13:45