Versión Beta

Cerca

Vatican News

JRS: “Los cuatro verbos del Papa nos invitan a acoger a los Refugiados”

Este 20 de junio se celebra en todo el mundo el Día Mundial de los Refugiados, establecida por la ONU con la finalidad de sensibilizar a la opinión pública sobre el drama de millones de personas que huyen de la violencia y las guerras, y también como una expresión de solidaridad y responsabilidad con todas las personas refugiadas.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“En este Día Mundial del Refugiado, desde el Servicio Jesuita para los Refugiados, estamos pidiendo que la comunidad global y cada uno de nosotros estemos abiertos para acoger a los refugiados”, lo dijo Amaya Valcárcel, del Servicio de los Jesuitas para los Refugiados (JRS), en el Día Mundial de los Refugiados, establecida por la ONU con la finalidad de sensibilizar a la opinión pública sobre el drama de millones de personas que huyen de la violencia y las guerras, y también como una expresión de solidaridad y responsabilidad con todas las personas refugiadas.

“Utilizando las cuatro palabras del Papa Francisco: acoger, proteger, promover e integrar a los refugiados – señaló Amaya Valcárcel – cuatro palabras que abren el mundo. En especial estamos haciendo hincapié en la educación, la educación de los refugiados es protección. Los niños y jóvenes refugiados, cuando van a la escuela no solamente disfrutan de su derecho a la educación formal, sino que también son espacios donde ellos pueden vivir protegidos, espacios donde se les protege del reclutamiento forzoso, se les protege del abuso sexual, o se les protege del trabajo forzado. Por esta razón estamos pidiendo a los Jefes de Estado a través de los Pactos Globales que se celebran este año, que pongan mucho hincapié en la necesidad del acceso a la educación de los niños y jóvenes refugiados en todo el mundo”.

Los cuatro verbos del Papa

El Papa Francisco en su Mensaje para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 2018 ha recordado que, “cada forastero que llama a nuestra puerta es una ocasión de encuentro con Jesucristo, que se identifica con el extranjero acogido o rechazado en cualquier época de la historia”.

El Santo Padre señala que ante este drama de millones de personas que son obligada a salir de sus tierras a causa de la guerra, la pobreza y la violencia, nuestra respuesta común se podría articular entorno a cuatro verbos: “acoger, proteger, promover e integrar”.

De acuerdo con su tradición pastoral, la Iglesia está dispuesta a comprometerse en primera persona para que se lleven a cabo todas las iniciativas mencionadas, afirma el Pontífice, por ello los invito, pues, a aprovechar cualquier oportunidad para compartir este mensaje con todos los agentes políticos y sociales que están implicados en este proceso y nos encomendamos a la Virgen María, “a su materna intercesión confiamos las esperanzas de todos los emigrantes y refugiados del mundo y los anhelos de las comunidades que los acogen, para que, de acuerdo con el supremo mandamiento divino, aprendamos todos a amar al otro, al extranjero, como a nosotros mismos”.

20 junio 2018, 12:13