Versión Beta

Cerca

Vatican News

Alarma en el Congo tras un nuevo brote del virus del ébola

No obstante, el Ministerio de Salud del país ha publicado a través de un comunicado que la situación está controlada y el personal capacitado trabaja con el máximo rendimiento

Ciudad del Vaticano

Al menos 17 personas han muerto en el noroeste de la República Democrática del Congo (RDC) a consecuencia de un nuevo brote de ébola, según ha informado el martes 8 de mayo el Ministerio de Salud de esta nación.

"Nuestro país se enfrenta a otra epidemia del ébola, lo que supone una emergencia de salud internacional", ha señalado el ministro en un comunicado, en el cual también se afirma que disponen de "recursos humanos bien entrenados para controlar de forma rápida el virus".

Antes de que el brote fuese confirmado, las autoridades locales informaron que 21 pacientes, de los cuales 17 han fallecido, mostraban síntomas de fiebre hemorrágica en los alrededores de la localidad de Ikoko Impenge, cerca de la ciudad de Bikoro.

La importancia de prevenir el contagio

 

En este contexto, equipos médicos apoyados por la Organización Mundial de la Salud y la ONG Médicos Sin Fronteras, fueron enviados recientemente a las zonas afectadas.  Allí tomaron cinco muestras de las cuales dos dieron positivo por ébola. Las pruebas fueron realizadas en el Instituto Nacional de Investigación Biomédica en Kinshasa.

"Desde la notificación de los casos el pasado 3 de mayo no se han reportado nuevas muertes ni entre los hospitalizados ni entre el persona sanitario", se explica en el comunicado que asismismo, destaca la importancia de tomar medidas sanitarias lo antes posible para evitar el contagio.

Por su parte, la OMS está trabajando estrechamente con el Gobierno congoleño para movilizar personal y recursos a fin de hacer frente al brote.

"Nuestra prioridad es llegar a Bikoro- al noroeste del país- para trabajar al lado del Gobierno de la República Democrática del Congo para reducir los fallecimientos y el sufrimiento relacionado con el nuevo brote de ébola", dijo Peter Salama, vicedirector general de la OMS. "Para contener esta mortal enfermedad es vital trabajar en equipo y responder de forma rápida y coordinada".

Una enfermedad mortal

 

Esta enfermedad que de no ser tratada a su debido tiempo puede ser mortal, se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados. Causa hemorragias graves y presenta una tasa de mortalidad del 90 por ciento de los pacientes afectados.

La República Democrática del Congo es el país que ha registrado más brotes de ébola, que se detectó por primera vez en sus densos bosques tropicales en 1976. Desde entonces, equipos médicos y sanitarios de todo el mundo continúan investigando y trabajando para "ganar la batalla a este virus", que resulta mortífero en la mayoría de los casos.

Nuevo brote del virus del ébola
10 mayo 2018, 18:42