Buscar

Vatican News

Cardenal Zuppi presidió el funeral de Sassoli, presidente del Parlamento Europeo

Esta mañana se ha celebrado en Roma el funeral de Estado del presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli. Estuvieron presentes las más altas autoridades institucionales de Italia y de la Unión Europea, como el Presidente de la República, Sergio Mattarella, y la Presidenta de la Comisión de la UE, Ursula von der Leyen. El cardenal Matteo Zuppi presidió la celebración en la basílica romana de Santa María de los Ángeles y de los Mártires.

Andrea De Angelis - Ciudad del Vaticano 

"Creo que todos llevamos en el corazón la sonrisa de David, que es la primera forma de acoger y respetar a los demás, sin complacencia, y con sencillez. David era un creyente sereno, era un hombre partidario, pero en favor de todos, porque su lado era el de la persona". Este es un pasaje de la homilía del cardenal Matteo Zuppi, pronunciada en el funeral de estado de David Sassoli, celebrado hoy en Roma en la basílica de Santa María de los Ángeles y de los Mártires.

El Presidente del Parlamento Europeo, fallecido el pasado martes a la edad de 65 años, conocía al prelado desde sus días en el liceo clásico, al que ambos asistieron en los mismos años en Roma. La misa fue concelebrada por el Secretario para las Relaciones con los Estados, el arzobispo Paul Gallagher, el cardenal arzobispo de Florencia -lugar de nacimiento de Sassoli- Giuseppe Betori, el vicario general para la diócesis de Roma, el cardenal Angelo De Donatis, monseñor Massimiliano Boiardi y el padre Francesco Occhetta. 

Un cristiano sereno y de todos

Un "creyente sereno", continuó el cardenal Zuppi, "pero sin evitar las dudas y los interrogantes difíciles, confiando en el amor de Dios, raíz de su compromiso, siempre compartido con los demás, como debe ser, porque el cristiano, como todo hombre, no es una isla, sino que tiene siempre una comunidad con la que vivir el mandamiento de amarse los unos a los otros".

 

Debo decir -añadió el cardenal- que "viendo cuánto amor se ha reunido en torno a David y su familia en estos días, comprendo con mayor claridad que la alegría viene de lo que uno da a los demás y que luego, sólo después de haberlo dado, se recibe, siempre, porque la alegría está en el ser y no en el tener, en el pensar por y no en buscar el propio interés". 

Del político Sassoli, el arzobispo de Bolonia recordó que para el presidente del Parlamento Europeo la democracia fue "siempre inclusiva, humanitaria y humanista". Por eso -concluyó- quería una Europa unida con valores fundacionales, a la que sirvió para que sus instituciones funcionaran, a la que amó porque era hijo de la generación que había visto la guerra y los horrores del genocidio y la violencia pagana nazi y fascista". Para él, por tanto, "no son ideologías, sino ideales; no son cálculos, sino una visión, porque tampoco Europa puede vivir para sí misma, porque el cristianismo no es una idea, sino una persona, Jesús, que pasa a través de las personas y en la historia".

14 enero 2022, 18:40