Buscar

Vatican News
Comisión episcopal para la Familia: La familia debe ser protagonista de las políticas públicas Comisión episcopal para la Familia: La familia debe ser protagonista de las políticas públicas 

Iglesia pide abordar políticas públicas familiares con la creación de un Ministerio

Ante agendas que atentan contra la vida y la familia, la Comisión Nacional de Familia de la Conferencia episcopal dominicana propone un órgano ministerial que aborde en su conjunto políticas pública que la protejan con planes de financiamiento, trabajo y vivienda, centros de acogida para huérfanos y asistencia familiar.

Alina Tufani - Ciudad del Vaticano

Los obispos dominicanos proponen al gobierno la creación del Ministerio de la Familia que tenga como objetivo coordinar, articular e integrar todas las políticas relativas a los miembros de la familia, es decir, conformado por organismos como el Consejo Nacional para la Niñez (CONANI), el Ministerio de la Juventud, el Departamento de Protección de la Vejez de Ministerio de Salud Pública, el Ministerio de la Mujer, el Consejo Nacional de los Discapacitados (CONADIS) y otras iniciativas del sector público.

Bajo el título “Manifiesto de la Familia 2021”, la Comisión Nacional de Familia de la Conferencia del episcopado dominicano (CED) presentó un documento que plantea la importancia de la familia como núcleo fundamental de la sociedad, como "designio divino" inscrito en la misma naturaleza y “santuario de la vida”.

La familia dominicana está abandonada

La declaración del episcopado se enmarca en el Mes de la Familia instituido, desde 1971, por el Ejecutivo Nacional. Según el decreto presidencial 1656, el objetivo de dicha resolución es la de promover campañas para rescatar a la familia, resaltar su importancia y promover iniciativas para preservar a ese grupo social primigenio, donde se forman los seres humanos desde sus primeros pasos, y donde aprenden valores y tradiciones fundamentales para la sociedad. Sin embargo, los obispos ven con preocupación el abandono de las familias dominicanas.

“Nos duele ver tantos hogares rotos por la falta de responsabilidad de las cabezas de familia que no han sabido asumir su rol de esposos y padres responsables, y que con su indiferencia y mal ejemplo, empujan a sus jóvenes hijos al libertinaje, a vivir una vida sin sentido ni propósito, hasta caer en el mundo de la violencia, la delincuencia, la criminalidad y los vicios del alcohol y la drogadicción”, lamenta el episcopado.

La família como protagonista de políticas públicas.

De allí, la propuesta de un Ministerio de la Familia, pues reitera el manifiesto, “la familia debe ser la protagonista de las políticas públicas del Estado” y estas deben estar orientadas, entre otras cosas, a la asistencia sanitaria, alimentaria, educativa de la familias que viven en situación de pobreza extrema; a planes de viviendas a bajo costo con financiamiento asegurado, así como el control de las tarifas en servicios vitales como el gas, la energía eléctrica, el agua, el transporte, según la renta y la carga familiar. También se plantea la creación de centros de protección para las mujeres y los niños víctimas de violencia intrfamiliar; la asistencia a los huérfanos, discapacitados y ancianos; la promoción de programas éticos y humanos de educación afectivo-sexual en los centros educativos y una política para evitar que los medios de comunicación divulguen contenidos que fomenten la desintegración familiar.

El documento, sin embargo, aclara que la familia no es “objeto de apropiación de nadie”, ni del gobierno central, ni de la cámaras Legislativas. “Las familias tenemos derecho a decidir sobre nuestros miembros y su futuro, teniendo presente que el bien de la sociedad depende del matrimonio y de la familia” confirma el manifiesto.

No toleramos agendas anti vida y anti familia

“De la mano de nuestros pastores, y por convicción propia, creemos propicio resaltar y valorar a la familia dominicana en estos momentos en que sus enemigos atentan contra ella”, se lee en el documento, en el cual se reitera que la Constitución Nacional, en su artículo 55, defiende y protege a la familia como fundamento de la sociedad. Además, recuerdan que allí se establece que la familia “se constituye por vínculos naturales y jurídicos, por la decisión de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por voluntad responsable de conformarla”.

 

En este contexto, la Comisión Nacional de Familia de la CED rechaza toda promoción de ideologías que desnaturalicen y desarraiguen la propia identidad familiar o atenten contra la vida. “No podemos tolerar, en ninguna circunstancia, que se nos quiera imponer ningún tipo de agenda que atente contra la vida misma de la persona humana, ni siquiera de los aún por nacer”, recalca el manifiesto remitiéndose nuevamente a lo dispuesto en la Carta Magna.

En la presentación – señala una nota del episcopado dominicano – participaron Monseñor Tomás Alejo Concepción, obispo de San Juan de la Maguana y presidente de la Comisión Episcopal, delegados, asesores, quienes han propuesto que este Ministerio esté integrado por el Consejo Nacional para la Niñez (CONANI), el Ministerio de la Juventud, el Departamento de Protección de la Vejez del Ministerio de Salud Pública, el Ministerio de la Mujer, el Consejo Nacional de los Discapacitados (CONADIS) y otras instituciones del sector público.

03 noviembre 2021, 18:13