Buscar

Vatican News
El Papa Francisco con el padre Jean Pierre Schumacher, último sobreviviente de Tibhirine, el 31 de marzo 2019, en Marruecos El Papa Francisco con el padre Jean Pierre Schumacher, último sobreviviente de Tibhirine, el 31 de marzo 2019, en Marruecos 

Muerte del hermano Jean-Pierre, último monje de Tibhirine

El hermano Jean-Pierre Schumacher, último sobreviviente de la comunidad tibhirina, siete de cuyos hermanos fueron secuestrados y asesinados en 1996, falleció el domingo 21 de noviembre de 2021 en Marruecos, donde siguió manteniendo vivo el espíritu de su comunidad original.

Cyprien Viet - Ciudad del Vaticano

Desde la muerte del hermano Amédée en 2008, era el último sobreviviente de la comunidad de Tibhirine: el hermano Jean-Pierre Schumacher murió el domingo 21 de noviembre de 2021, a la edad de 97 años, según el padre Jean-Marie Lassausse, sacerdote de la Misión de Francia que había dirigido el priorato siguiendo las huellas de los monjes trapenses.

Nacido el 15 de febrero de 1924 en Lorena, Jean-Pierre Schumacher había sido un "malgré-nous", uno de los jóvenes alsacianos y loreneses reclutados en la Wehrmacht. Sin embargo, se libró de ser enviado al Frente Oriental gracias a un certificado médico que declaraba que tenía tuberculosis.

Después de la guerra, se incorporó a la vida religiosa. Formado por los Padres Maristas y ordenado sacerdote en 1953, ingresó unos años después en el monasterio de Timadeuc, en Bretaña. Ante las dificultades experimentadas por la comunidad de monjes trapenses de Tibhirine en una Argelia que llevaba dos años de independencia, fue enviado allí en 1964 con otros dos monjes de Timadeuc, a petición del cardenal Duval, arzobispo de Argel. Permaneció allí durante más de 30 años, llevando el testimonio del Evangelio a una tierra predominantemente musulmana, desgarrada por la guerra de los años 90.

El drama de 1996 y el testimonio


Esta discreta comunidad, radiante y bien integrada en la población local, fue diezmada por el secuestro de siete monjes, entre ellos el prior, el hermano Christian de Chergé, en la noche del 26 al 27 de marzo de 1996. El anuncio de su ejecución mediante un comunicado atribuido al Grupo Islámico Armado (GIA) el 21 de mayo de 1996 sigue rodeado de misterio.

Dos hermanos de la comunidad lograron escapar de la redada. El Hermano Amédée y el Hermano Jean-Pierre mantuvieron vivo el espíritu de Tibhirine en Midelt, Marruecos, recibiendo a muchos peregrinos comprometidos con el diálogo interreligioso y el testimonio de la esperanza cristiana en un país predominantemente musulmán.

Los siete monjes ejecutados en 1996 fueron beatificados el 8 de diciembre de 2018 en Orán, junto con otros 12 mártires religiosos de la guerra civil argelina. El hermano Jean-Pierre, que entonces tenía 94 años, pudo asistir a la ceremonia.

El 31 de marzo de 2019, el Papa Francisco lo abrazó con gran emoción durante su visita a Marruecos.

Un hombre "sencillo y fraternal"

Los homenajes al hermano Jean-Pierre Schumacher se multiplican estos días en las redes. El padre Daniel Nourissat, vicario de la catedral de San Pedro de Rabat, rindió homenaje a la memoria de un "hombre sencillo y fraternal que sabía que su misión era dar testimonio de lo que vivió en Tibhirine".

El padre Hugues de Woillemont, secretario general de la Conferencia Episcopal francesa, reafirmó en Twitter la cercanía de la Iglesia de Francia "con todos los testigos de Argelia y de la iglesia de la diócesis de Rabat".

Por último, el ministro del Interior, Gérald Darmanin, expresó sus "pensamientos por sus familiares, por los hermanos trapenses asesinados en 1995 en las montañas de Argelia y que no olvidamos, así como por todos los católicos", en la mañana del 22 de noviembre.

22 noviembre 2021, 13:30