Buscar

Vatican News
 Monseñor Ricardo Centellas, presidente de la CEB: fomentar la cultura del encuentro, buscando el diálogo sereno y respetuoso Monseñor Ricardo Centellas, presidente de la CEB: fomentar la cultura del encuentro, buscando el diálogo sereno y respetuoso  

Bolivia. Mons. Centellas: Seguimos firmes en la convicción humana de defender las dos vidas

El presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia ante la fuerte polémica generada por el caso de la niña embarazada a causa de una violación considera que en un mundo diverso y plural los desacuerdos se resuelven con el encuentro y el diálogo y no con la violencia. Además, pide al Estado que se proteja el patrimonio cultural y religioso que representan las iglesias que han sufrido actos vandálicos.

Alina Tufani – Ciudad del Vaticano

Los sentimientos de indignación y dolor provocados ante el drama de la niña boliviana de 11 años, que quedó embarazada luego de ser víctima de una violación por parte de un familiar, se ha transformado en una fuerte polémica que ya ha llegado hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). "Niñas, no madres" y "Salven las dos vidas", son las dos consignas que tanto grupos abortistas como provida han llevado a las calles de Bolivia. Peor aún la violencia ha alcanzado hasta las iglesias católicas sometidas a actos vandálicos y a la interrupción de sus servicios religiosos por su firme defensa de la vida.

Desde la arquidiócesis de Santa Cruz de la Sierra, a la que pertenece el municipio de Yapacaní, donde viven la niña y su familia, un comunicado publicado el pasado 23 de octubre, informa que el Centro de Madres Adolescentes, Madre María, perteneciente a la Iglesia Católica había acogido a la joven víctima para ofrecerle el apoyo material, médico, psicológico y espiritual para la maternidad y el tiempo post-maternidad. Tanto la niña como su madre -asegura el texto - habían manifestado su rechazo al aborto de la criatura que ya ha alcanzado las 22 semanas de gestación.

La Iglesia boliviana, desde entonces, ha sido blanco de acusaciones de manipulación de la niña y su madre, mientras que desde la Defensoría del Pueblo se presiona para obligar a la niña a abortar, apelándose a la ley vigente desde 2014, según la cual una mujer puede acceder a un aborto legal y seguro en los casos en los que el embarazo sea producto de violación, incesto o si la gestación pone en peligro su vida o salud.

Mons. Centella: Madre e hija decidieron

Ante los ataques, los actos vandálicos y protestas que se han desatado en torno al caso, y en particular contra la Iglesia católica, el presidente de la Conferencia episcopal de Bolivia (CEB), el arzobispo de Sucre, monseñor Ricardo Centellas explicó a Vatican News que se parte de un hecho concreto y es que “la niña de 11 años, junto a su madre, decidió continuar el proceso del embarazo”.

Monseñor Centella, explicó además que, la Sala Constitucional, después de una audiencia, determinó, ayer, que la niña sea llevada a un hospital público, para ser evaluada e informada de su caso. “Ella ratificará su decisión o rechazará su primera decisión. Esa es la actualidad del proceso”, reafirmó el prelado.

Las discrepancias se resuelven con diálogo

Sobre las amenazas y protestas protagonizadas por algunos grupos pro-aborto u otras entidades, contra la Iglesia y los defensores de la vida, el presidente de la CEB insistió en que “la Iglesia en distintas oportunidades ha ratificado su apoyo en defensa de la vida, en este caso, la defensa de las dos vidas”.

“Hay grupos que no están de acuerdo, pero en un mundo tan diverso y plural, hace falta fomentar la cultura del encuentro, buscando el diálogo sereno y respetuoso para encontrar caminos que nos permitan avanzar en la convivencia social apoyando procesos de humanización”, expresó el prelado boliviano.

Actos vandálicos contra la Basilica Menor de San Lorenzo Mártir en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia
Actos vandálicos contra la Basilica Menor de San Lorenzo Mártir en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia

Proteger el patrimonio histórico y religioso

Concretamente, sobre los actos vandálicos contra las iglesias, no solo de Santa Cruz, sino también contra la sede de la CEB, así como la interrupción de celebraciones eucarísticas en los últimos días, el arzobispo de Sucre confirmó que ya se habían presentado las oportunas denuncias ante las fuerzas de seguridad.  “Las autoridades del orden público nos apoyaron cuando solicitamos su resguardo”- aseguró –, aunque también aclaró que “indudablemente que no se pudo contener todas las expresiones violentas”

Por otra parte, monseñor Centellas manifestó su preocupación por los daños que han sufrido varios inmuebles, “declarados patrimonio cultural” y recordó la responsabilidad del Estado para su protección. “Esperamos coordinar mejor y oportunamente para evitar fuertes daños a la cultura histórica y religiosa de cada región”.

Descontento por la accionar de la Iglesia

Sobre la posibilidad de que estos actos puedan representar una amenaza a la libertad religiosa en Bolivia, el presidente del episcopado boliviano reiteró que según la Constitución “hay libertad para expresar la propia fe y no existen signos claros que muestren lo contrario”

“El hecho que algunos muestren su descontento por el accionar de la Iglesia, especialmente por la defensa de las dos vidas, no significa que la libertad religiosa esté en peligro. Ojalá que nunca lleguemos a experimentar estas intransigencias nada razonables”, concluyó monseñor Centellas. A lo que añadió: “Seguimos firmes en la convicción humana de defender las dos vidas”.

Un crimen no se soluciona con otro crimen

“Un crimen no se soluciona con otro crimen, el aborto no remedia la violación, ni da tranquilidad a las conciencias, por el contrario, deja heridas psicológicas más graves y para largo tiempo”, afirma el comunicado de la arquidiócesis cruceña, al cual han seguido las declaraciones de la Conferencia Boliviana de Religiosas y Religiosos (CBR), del Consejo de Laicos de Santa Cruz y de diversas diócesis y pastores que repudian enfáticamente los actos de intolerancia en contra de la Iglesia Católica

En todos ellos, el denominador común es la defensa de la vida: “Nosotros como iglesia siempre defenderemos la vida desde el momento de la concepción, porque Dios es quien da la vida”.

04 noviembre 2021, 16:13