Buscar

Vatican News
Sirios víctimas de la guerra Sirios víctimas de la guerra   (© WFP/Hussam Al Saleh)

Ayuda a la Iglesia necesitada lanza una campaña por Siria y Líbano

5 millones de euros es el objetivo propuesto por la fundación pontificia para ayudar a las comunidades cristianas locales, que sufren por las consecuencias de la guerra en Siria, y por la grave crisis económica, social y política en Líbano. El comunicado informa que son muchos los cristianos en Siria que viven con menos de un dólar al día. En Líbano la situación tampoco es alentadora: muchos están pensando en emigrar de su patria a causa de la situación. El informe.

Con el objetivo de ayudar a las comunidades cristianas locales, la organización pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada ha lanzado una campaña de recaudación de fondos para financiar los nuevos proyectos aprobados en Siria y Líbano. Cinco millones de euros para recurrir en auxilio de estas comunidades cuyas condiciones continúan deteriorándose: Siria, que sigue sufriendo las consecuencias de una guerra de una década, y Líbano, que lidia con las consecuencias de una grave crisis económica, social y política, agravada por la explosión en el puerto de Beirut en 2020, y también por el recrudecimiento de las tensiones entre los distintos grupos étnicos y religiosos. En el país, muchos cristianos están pensando en abandonar su Patria, siguiendo a los cientos de miles que ya han emigrado. 

Siria, donde muchos cristianos viven con menos de un dólar al día y Ayuda a la Iglesia Necesitada les proporciona ayuda material y financiera desde hace varios años, es uno de los principales beneficiarios de estos proyectos. Entre ellos, se financiarán las comidas para los ancianos, los fondos para el suministro de seis meses de medicamentos y otras ayudas sanitarias y alimentarias a las familias, el combustible para la calefacción de una residencia para jóvenes estudiantes y las becas para estudiantes.

Un proyecto especial pretende apoyar a las parejas recién casadas. "A muchos sirios les gustaría casarse pero no pueden", comenta Alessandro Monteduro, director de ACS Italia. "Estamos especialmente comprometidos con la comunidad de Alepo. Queremos financiar a parejas jóvenes para que puedan arreglar su casa o pagar el alquiler de un piso durante dos años".

La devastadora situación del Líbano ha llevado a la organización pontificia a aumentar su ayuda al país a partir de agosto de 2020. Si bien antes de esa fecha la mayor parte de la financiación se destinaba a apoyar a los refugiados sirios a través de las diócesis locales, ahora son las propias comunidades libanesas las que solicitan ayuda. Los proyectos en el Líbano incluyen paquetes de alimentos para las familias necesitadas, calefacción para pasar el duro invierno y ofrendas para la celebración de las misas encomendadas a los sacerdotes pobres. "En colaboración con la archidiócesis maronita de Tyr, por ejemplo, se entregarán paquetes de alimentos a las familias necesitadas durante los próximos ocho meses", explica Monteduro.

16 noviembre 2021, 11:37