Buscar

Vatican News
Cambio climático Cambio climático   (AFP or licensors)

La Iglesia católica escocesa no invertirá en combustibles fósiles antes de la COP26

Mientras Escocia acoge la cumbre mundial decisiva sobre el cambio climático, la Iglesia católica del país ha decidido no invertir en combustibles fósiles, que han impulsado décadas de crecimiento industrial, pero que también están llevando las temperaturas de la Tierra a niveles peligrosos

Ciudad del Vaticano

La Conferencia Episcopal de Escocia, junto con las ocho archidiócesis y diócesis escocesas, anunciaron su compromiso de no utilizar combustibles fósiles el 26 de octubre, pocos días antes de que comience en Glasgow la conferencia de las Naciones Unidas sobre el clima conocida como COP26. El alcalde de esa ciudad también anunció sus planes de desinversión el mismo día.

Según un artículo del National Catholic Reporter, la Iglesia católica escocesa fue una de las 72 instituciones religiosas de seis continentes que anunciaron sus planes de desinversión como parte de un esfuerzo conjunto organizado por varias coaliciones religiosas centradas en el medio ambiente. Treinta y siete de ellas -que representan las tradiciones anglicana, budista, católica y protestante- se encuentran en el Reino Unido, que lidera la COP26 conjuntamente con Italia.

Desinvertir en combustibles fósiles

Las comunidades religiosas que desinvierten gestionan más de 4.200 millones de dólares en activos, según los organizadores, que además informaron que es la “mayor desinversión de origen religioso hasta la fecha”.

El obispo de Galloway, William Nolan, jefe de la comisión de los obispos escoceses para la justicia y la paz, que dirige las iniciativas medioambientales, dijo en una declaración: "que los obispos decidieron unirse al multimillonario movimiento mundial de desinversión porque "no basta con hablar, hay que actuar". Aunque algunas personas sostienen que las empresas de combustibles fósiles son necesarias en la transición hacia las energías renovables”, dijo, el acto de desinvertir envía una señal "de que el statu quo no es aceptable".

Además, el prelado recordó que, si se tiene en cuenta el daño que la producción y el consumo de combustibles fósiles está causando al medio ambiente y a las poblaciones de los países de bajos ingresos, no era correcto beneficiarse de la inversión en estas empresas. “La desinversión es una señal de que la justicia exige que nos alejemos de los combustibles fósiles", dijo el obispo de Galloway.

Aunando esfuerzos en la lucha contra cambio climático

Mientras se esperan resultados de esta semana de trabajos en Glasgow, el movimiento de desinversión ha movilizado a más de 1.485 instituciones con activos combinados de 39 billones de dólares para que dejen de invertir en la industria de los combustibles fósiles, se lee en el artículo. Entre las más recientes se encuentran la Universidad de Harvard -cuya dotación de 42.000 millones de dólares ha sido durante mucho tiempo el objetivo de los defensores de la desinversión- y los gigantes filantrópicos Fundación MacArthur y Fundación Ford, esta última fundada por el hijo del pionero del automóvil estadounidense Henry Ford.

Durante un seminario web celebrado el 26 de octubre, los líderes de la desinversión describieron el rápido crecimiento de la campaña, que en 2014 incluía sólo 181 instituciones que representaban 50.000 millones de dólares en activos combinados, como uno de los mayores éxitos del movimiento climático. De cara al futuro, hicieron un llamamiento a los inversores no solo para que desinviertan, sino para que destinen al menos el 5% de sus activos a soluciones climáticas y presionen a las empresas de su cartera para que reduzcan el total de sus emisiones a un nivel cero para 2050.

27 octubre 2021, 12:06