Buscar

Vatican News
Los peregrinos rinden homenaje a la patrona de Brasil en la Basílica de Nuestra Señora de Aparecida en Brasil. Los peregrinos rinden homenaje a la patrona de Brasil en la Basílica de Nuestra Señora de Aparecida en Brasil. 

Mons. Brandes recuerda a los 600.000 muertos por Covid 19 en Brasil

Durante la solemne Eucaristía en la que ayer 12 de octubre se celebró a la patrona de Brasil, Nuestra Señora Aparecida, el arzobispo local, Mons. Orlando Brandes, reflexionó a partir de dos palabras: pueblo y alianza, iluminando con ellas la actual realidad del país.

Ciudad del Vaticano

Brasil ha celebrado este 12 de octubre a su patrona, Nuestra Señora Aparecida, la Virgen negra, en quien millones de brasileños y brasileñas encuentran el regazo de una madre que consuela, especialmente en los últimos tiempos, donde a la crisis sanitaria provocada por la pandemia, que ya ha causado 600 mil muertes, según datos oficiales, se une la crisis social y política. Tal y como informa el Celam, el arzobispo de Aparecida invitó a abrazar al país: “a nuestro pueblo, empezando por el más originario, abracemos a nuestros indios, el primer pueblo de esta tierra de Santa Cruz”. También llamó a abrazar a los negros, a los europeos, y a los familiares de los 600.000 muertos que hasta la fecha se ha cobrado el covid 19.

Mons. Orlando Brandes también denunció algunas realidades presentes en el país, afirmando que “para ser una Nación Amada, no puede ser una Nación Armada”, posicionandose contra la política del gobierno de liberar el uso de armas. Además, hizo ver la necesidad de ser una patria sin odio, una república sin mentiras y fake news, sin corrupción, una patria amada con fraternidad, todos hermanos y hermanas, construyendo la gran familia brasileña.

Finalmente, agradeció a la Virgen de Aparecida porque “en la pandemia fue consoladora, consejera, maestra, compañera y guía del pueblo brasileño”, encerrando sus palabras defendiendo la vacuna y el papel de la ciencia, criticando así nuevamente a un gobierno que repite una y otra vez la ineficacia de la vacuna y se empeña con sus palabras y recortes de recursos en reconocer la importancia de la ciencia.

Concluye la novena a la Virgen de Aparecida, centrada en la evangelización

La acción evangelizadora de la Iglesia en Brasil fue el eje principal de la tradicional Novena a Nuestra Señora de Aparecida, celebrada del 3 al 12 de octubre. Centrado en el tema "Con María, somos el pueblo de Dios unido en la Alianza", el evento también pretendía concluir las celebraciones del 90º aniversario de la proclamación de la Virgen como Patrona de Brasil, ordenada en 1930 por el Papa Pío XI. La Virgen", dijo el Padre Eduardo Catalfo, rector del Santuario Nacional de Aparecida, la mayor basílica mariana del mundo, "es la Madre de la ternura y de la esperanza, que nos ayuda a ser un pueblo de la Alianza. El arzobispo local, monseñor Orlando Brandes, se hizo eco de él, subrayando que la Virgen "es la mejor y más perfecta discípula de la Palabra de Dios".

Fiesta de los niños en Brasil

Hay que recordar que el 12 de octubre no sólo es la fiesta de la Patrona de Brasil, sino también la fiesta de los niños en Brasil. Por ello, desde hace años, el Santuario Nacional, en colaboración con el Ministerio y el Tribunal Regional del Trabajo, participa en el proyecto de erradicación del trabajo infantil. "Creemos que la protección de los niños y adolescentes -concluyó el padre Catalfo- es el primer paso hacia una sociedad más justa y feliz para todos. El lugar de un niño es la escuela y nunca el trabajo infantil, que es injusto y roba los sueños y las esperanzas de una madurez plena y feliz".

13 octubre 2021, 15:44