Buscar

Vatican News
Nunciatura Apostólica en Armenia Nunciatura Apostólica en Armenia 

Armenia, la Nunciatura Apostólica abre una oficina en Ereván

La nueva residencia será inaugurada mañana por el sustituto de la Secretaría de Estado, Monseñor Peña Parra. No sustituye a la residencia oficial de Tiflis (Georgia), sino que representa una ubicación temporal con vistas a un alojamiento más amplio para apoyar los múltiples compromisos de la misión de la Santa Sede y de la Iglesia católica en el país.

Salvatore Cernuzio - Ciudad del Vaticano

Con motivo de la celebración de los 30 años de relaciones diplomáticas bilaterales entre la Santa Sede y la República de Armenia, mañana se abrirá una nueva oficina de la Nunciatura Apostólica de Georgia y Armenia en la Avenida Norte de la capital, Ereván. La inauguración de la nueva oficina -que no sustituye a la residencia oficial en Tbilisi, Georgia- tendrá lugar en presencia del sustituto de la Secretaría de Estado, Monseñor Edgar Peña Parra.

La apertura de la oficina de Ereván representa una ubicación temporal a la espera de un alojamiento más amplio, con el fin de disponer de espacio suficiente para apoyar adecuadamente los múltiples compromisos de la misión de la Santa Sede y de la Iglesia católica en la República de Armenia. Para la Santa Sede, es una nueva oportunidad para mirar "hacia la construcción de una relación próspera en beneficio de todos los armenios".

Nueva Nunciatura Apostólica en Armenia
Nueva Nunciatura Apostólica en Armenia

Relaciones antiguas

La Nunciatura Apostólica de Armenia fue creada el 24 de mayo de 1992 con la Carta Apostólica Armeniam Nationem de San Juan Pablo II, que luego visitó el país en septiembre de 2001. Las relaciones entre la Iglesia de Roma y Armenia se remontan a mucho tiempo atrás, casi a los orígenes mismos del cristianismo, cuando la fe en Jesús se extendió desde Jerusalén hasta el "mundo conocido", donde los encuentros e intercambios comerciales y culturales entre los pueblos se convirtieron en la ocasión para plantear cuestiones sobre el "sentido" de la vida y la existencia.

A lo largo de los siglos, esta antigua y fructífera relación entre Armenia y la Santa Sede ha seguido fortaleciéndose. Las relaciones diplomáticas oficiales modernas comenzaron el 23 de mayo de 1992, cuando la República de Armenia obtuvo la independencia. Desde entonces, la Santa Sede ha mantenido continuamente representantes diplomáticos para fomentar estas relaciones, junto con otras iniciativas y canales de diversas instituciones católicas. El primer nuncio apostólico nombrado en Armenia fue monseñor Jean-Paul Aimé Gobel (1993-1997), El actual representante del Papa es monseñor José A. Bettencourt (desde 2018 ).

La labor de las organizaciones católicas

A lo largo de los años, la relación entre la Santa Sede y Armenia también ha tomado forma a través del trabajo y la presencia de la Congregación Mekhitarista, las Hermanas Armenias de la Inmaculada Concepción, el clero del Ordinariato para los católicos de rito armenio en Europa del Este, las Hermanas de la Caridad de la Madre Teresa en Spitak y Ereván, los Padres Camilos del Hospital "Redemptoris Mater" de Ashotzk, construido tras el terremoto de 1988, y Cáritas Armenia. Estas son sólo algunas de las realidades católicas más conocidas que cuentan con los recursos y el apoyo de la Iglesia católica mundial y que, a lo largo de los años, han prestado un valioso apoyo a la misión de los nuncios en el país, que siempre ha podido contar con la generosidad y el apoyo ofrecidos por los arzobispos católicos armenios que se han sucedido en el Ordinariato.

En 2019, durante su visita a Armenia, monseñor Paul Richard Gallagher, Secretario para las Relaciones con los Estados, dijo: "La intención de todas las comunidades católicas presentes en Armenia -la armenia católica, la católica romana y las de otros ritos- es trabajar por el bienestar de la sociedad armenia en su conjunto. Nuestras Comunidades siguen haciéndolo a través de sus actividades en los ámbitos espiritual, cultural, educativo, caritativo y humanitario".

La visita del Papa Francisco en 2016

El papa Francisco visitó Armenia del 24 al 26 de junio de 2016. Reunido en esa ocasión con autoridades civiles y miembros del cuerpo diplomático, el Pontífice recordó la historia del país, marcada por el Metz Yeghern (el Gran Mal), que siempre ha ido "de la mano de su identidad cristiana, custodiada a lo largo de los siglos". Esta identidad cristiana -dijo Francisco-, lejos de obstaculizar la sana laicidad del Estado, más bien la requiere y la alimenta, favoreciendo la participación de todos los miembros de la sociedad, la libertad religiosa y el respeto a las minorías. La cohesión de todos los armenios y el mayor compromiso para encontrar formas de superar las tensiones con algunos países vecinos facilitarán la consecución de estos importantes objetivos, inaugurando para Armenia una era de verdadero renacimiento".

Viaje apostólico del Papa Francisco en Armenia en el 2016
Viaje apostólico del Papa Francisco en Armenia en el 2016

 

 

26 octubre 2021, 18:38