Buscar

La historia
Vatican News

Iglesias y religiones en Ucrania, una sinfonía de voces por la creación

Por segundo año consecutivo, la Semana Social Ecuménica organizada por la Universidad Católica de Lviv (Ucrania) se inspira en la Laudato si' del Papa Francisco. Tras la edición del año pasado dedicada a "Oír el grito de la tierra". Ecología integral en acción", el Instituto de Estudios Ecuménicos de la universidad ha elegido el tema "Promover el bien común: hacia el desarrollo sostenible" para el evento de este año. Las obras comenzarán el 5 de octubre.

Svitlana Dukhovych - Ciudad del Vaticano

Ucrania, llamada durante siglos el "granero de Europa" gracias a sus fértiles tierras, es un país potencialmente muy rico. Los ucranianos -un pueblo que sabe esperar y luchar por sus sueños- creen que, a pesar de los problemas económicos y sociales y del conflicto en el este del país, serán capaces de tomar su destino en sus manos, desarrollando todo su potencial, preservando la belleza de la naturaleza y asegurando el uso justo y sostenible de los recursos naturales.

La contribución de las iglesias

Una importante contribución a la construcción de la paz y la prosperidad en el país de Europa del Este, que obtuvo la independencia en 1991, puede venir también de las Iglesias cristianas y de las realidades de otras religiones. Inspirado en las palabras de San Juan Pablo II, que durante su visita a Ucrania hace 20 años la describió como un "laboratorio de ecumenismo", el Instituto de Estudios Ecuménicos de la Universidad Católica de Lviv (UUC) pretende crear un terreno fértil para cultivar el diálogo entre las Iglesias y entre las religiones, con el fin de hacer oír sus voces en la sociedad contemporánea. Desde 2008, el Instituto organiza cada año la Semana Social Ecuménica, un foro internacional en el que participan representantes del mundo académico, de las Iglesias, de las autoridades públicas, de las organizaciones benéficas y de los medios de comunicación para debatir y resolver cuestiones sociales, basándose en los principios del bien común y de la doctrina social de la Iglesia.

Algunos de los participantes en la última edición de la Semana Social Ecuménica
Algunos de los participantes en la última edición de la Semana Social Ecuménica

Escuchando el grito de la tierra

"Dirigimos, a quienes ocupan una posición destacada en los ámbitos social, económico, político y cultural, un llamamiento urgente para que escuchen responsablemente el clamor de la tierra y atiendan las necesidades de los marginados, pero sobre todo para que respondan a la súplica de tantos y apoyen el consenso global para la restauración de la creación herida." este pasaje del Mensaje del Papa Francisco y del Patriarca Ecuménico Bartolomé I para la Jornada Mundial de Oración por la Creación de 2017 inspiró la 13ª edición de la Semana Social Ecuménica, celebrada el año pasado bajo el lema "Escuchar el clamor de la tierra". Ecología integral en acción", durante el Año Laudato si'. El acto, que se desarrolló casi íntegramente en línea debido a la emergencia de Covid, se organizó en colaboración con la Fundación Konrad Adenauer y las autoridades civiles de Lviv.

Una de las reuniones en línea de la Semana Social Ecuménica
Una de las reuniones en línea de la Semana Social Ecuménica

También guía la reflexión la convicción -expresada en la encíclica Laudato si' del Papa Francisco- de que "la mayoría de los habitantes del planeta se declaran creyentes, y esto debe impulsar a las religiones a entablar un diálogo entre ellas orientado al cuidado de la naturaleza, la defensa de los pobres, la construcción de una red de respeto y fraternidad" (201).

Ayudar a las Iglesias a hacer oír su voz en la sociedad

Durante los cuatro días, los participantes - ecologistas, empresarios, científicos, teólogos, representantes de las autoridades civiles y de los medios de comunicación - participaron en una veintena de reuniones a través de la web, en las que se debatieron los temas de la ecología integral y se buscaron respuestas a los retos ecológicos actuales.

El tema del medio ambiente", explica la coordinadora de la Semana Social Ecuménica, Iryna Kitura, "une a todos y es importante para todos. Curiosamente, durante la preparación del foro, nos dimos cuenta de que algunos de los participantes sabían poco o nada sobre las iniciativas de la Iglesia en el ámbito de la protección del medio ambiente. Durante la Semana Social Ecuménica se presentaron reflexiones y proyectos ecológicos prácticos de protestantes, católicos, ortodoxos y musulmanes. Y esta es una de nuestras tareas: ayudar a las iglesias y a las realidades eclesiales a hacer oír su voz con más fuerza. También es una oportunidad para que las iglesias colaboren entre sí, para escuchar a activistas, empresarios, educadores y otros participantes".

La tierra nos une a todos

También participaron en la conferencia el cardenal Peter Turkson, Prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, y el archidiácono John Chryssavgis, Asesor de Medio Ambiente del Patriarca Ecuménico Bartolomé I.

El  cardenal Turkson entre los participantes de la edición de 2020
El cardenal Turkson entre los participantes de la edición de 2020

En su discurso, el cardenal subrayó que la naturaleza no puede considerarse "algo separado de nosotros mismos: somos parte de la naturaleza y por eso -añadió- no podemos comportarnos como amos que abusan de ella". "He llegado a creer", dijo el archidiácono Chryssavgis, "que en nuestra relación con la creación estamos llamados a evocar y afirmar nuestra interconexión con el resto del mundo. Esto es lo que yo llamaría el imperativo ecuménico de cuidar la creación. Porque esta percepción de interconexión nos recuerda que la tierra nos une a todos, antes y más allá de cualquier diferencia doctrinal, política, racial o de otro tipo".

En los últimos años, además de las Iglesias cristianas, han participado en la Semana Social Ecuménica representantes de otras religiones. "Como decimos los musulmanes", subrayó el jeque Said Ismagilov, muftí de la Administración Espiritual de los Musulmanes de Ucrania "Ummah", "no tenemos dónde huir de este planeta, viviremos todos juntos". Por lo tanto, si todos vivimos juntos, tenemos que encontrar un lenguaje común, para trabajar juntos, también para proteger los recursos, para proteger lo que Dios nos ha dado para el bien de la humanidad".

La sinfonía de las religiones

Pavlo Smytsnyuk, director del Instituto de Estudios Ecuménicos, fundado hace 15 años, explica: "Ucrania y, en particular, Lviv son lugares únicos desde el punto de vista del ecumenismo. Por un lado, ha habido muchos conflictos entre religiones y confesiones en esta tierra, algunos de los cuales continúan hasta hoy. Por otro lado, Ucrania es un país pluralista, aquí ninguna confesión es mayoritaria. Por ello, las confesiones deben trabajar juntas para hacer oír su voz. Una de las formas de sentar en la misma mesa a representantes de diferentes confesiones y religiones, señala Smytsnyuk, es hablar de temas sociales "para que la voz de la religión suene como una sola sinfonía", de modo que las Iglesias y las religiones puedan contribuir al desarrollo, la paz y el bienestar.

Ucrania sobrevivió a la catástrofe de Chernóbil y ahora vive un periodo de conflicto militar en el este", continúa el teólogo. Es un país en el que las Iglesias y la sociedad quieren salir de este círculo vicioso y contribuir con otras Iglesias, religiones y sociedades. Para nosotros, el apoyo de la comunidad mundial en lo que hacemos es extremadamente importante y estamos muy contentos de compartir nuestros dones con los demás".

Copias de la encíclica Laudato si' en ucraniano
Copias de la encíclica Laudato si' en ucraniano

Continuando la reflexión sobre Laudato si'

A pesar de utilizar la modalidad en línea, por las disposiciones anti-Covid, la Semana Social Ecuménica del año pasado, dedicada a los temas de la ecología integral, despertó un gran entusiasmo entre los participantes que representaban a 15 países de todo el mundo. Recogiendo su invitación y manteniéndose en el marco de la encíclica del 2015 del Papa, el Instituto de Estudios Ecuménicos ha decidido dedicar la 14ª edición al tema "Promover el bien común: hacia un desarrollo sostenible": la cita está fijada en Lviv -en línea y presencialmente- del 5 al 9 de octubre, inmediatamente después de la conclusión del Tiempo de la Creación 2021

 

07 septiembre 2021, 12:20