Buscar

Vatican News
Algunos niños de la Amazonia peruana en una barca. Algunos niños de la Amazonia peruana en una barca.  

Vicariatos de la Amazonia comprometidos con la escucha previa a la Asamblea Eclesial

Diversos Vicariatos de la Amazonia peruana se muestran comprometidos y en escucha hacia la 1ª Asamblea Eclesial de América Latina y El Caribe que se llevará a cabo del 21 al 28 de noviembre en México y donde se reflexionará sobre los principales desafíos que enfrenta esta región.

Ciudad del Vaticano

La Iglesia amazónica en Perú está viviendo con alegría, fe, ilusión y esperanza el proceso de escucha impulsado desde la Asamblea Eclesial para América Latina y el Caribe que se celebrará el próximo mes de noviembre en México. Este evento, impulsado por el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), viene promoviendo desde hace algunos meses la participación desde todos los rincones de la Iglesia en Latinoamérica, bajo la finalidad de que la Amazonía sea escuchada y que su voz tenga un papel importante dentro de la toma de decisiones a nivel latinoamericano siendo un bioma fundamental no solo para el continente, sino a nivel mundial como recogió el Papa Francisco en su exhortación post-sinodal ‘Querida Amazonía’.

Es por ello que, diferentes Vicariatos apostólicos de la región, desde hace semanas están adaptando y socializando materiales de acuerdo a cada realidad y animando a la máxima participación para subir los aportes a la web del CELAM.

Vicariato San José del Amazonas

Dentro del Vicariato San José del Amazonas, situado en el norte de la Amazonía, la hermana María José Cruz es la coordinadora para esta Asamblea Eclesial. Se trata de una zona rural y con varias zonas de frontera tanto por el río Amazonas, como por el Napo y el Putumayo. Son 16 puestos de misión para más de 150.000 km2. “Para llegar hasta todos, un equipo vicarial inició este proceso preparando un folleto donde explican qué es la Asamblea Eclesial, cómo debemos participar, y se pusieron las preguntas principales para que en las parroquias los padres y encargados pudieran hacer el trabajo con la gente”, cuenta la religiosa.

Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado

En el otro extremo, desde la parroquia de Boca Colorado del Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado, el padre Jesús Huamán es el interlocutor entre la Conferencia Episcopal Peruana y el Consejo Pastoral del Vicariato para este proceso de escucha. “Tenemos la experiencia de participación en el proceso de escucha del Sínodo Panamazónico, así que este modo de participación no nos es extraño. Quizás lo nuevo es que las respuestas deben subirse a la web”, comenta el sacerdote. Cuenta que la difícil geografía para llegar a todos los fieles y la conectividad son los grandes obstáculos, pero los párrocos, misioneros y misioneras vienen alentando la participación.

Vicariato de Pucallpa 

Este Vicariato se encuentra a la cabeza del padre Luca Zanta, encargado de la Comisión Vicarial para esta Asamblea Eclesial. Unas 180 personas entre sacerdotes, laicos, religiosos y religiosas del Vicariato han participado en este proceso de escucha. “Fue una buena participación, estuvieron presentes desde todas las comunidades, tanto de la ciudad y de los ríos”, indica. Para los ríos, especialmente el Ucayali, donde la conectividad es muy limitada, se han trazado otras estrategias para que la voz de los hermanos ribereños e indígenas también llegue y pueda ser escuchada.

Vicariato Apostólico de Requena

Aunque apenas cuenta con cinco sacerdotes y un total de 27 misioneros para atender sus ocho parroquias, el Vicariato Apostólico de Requena también está haciendo un gran esfuerzo para participar. Fray Antonio Zambrano, que se encuentra en Contamana, al sur del Vicariato ha sido aquí la persona designada como coordinador por el obispo Mons. Juan Oliver. “El proceso de escucha se viene realizando principalmente en los lugares de misión que cuentan con un misionero y, en las zonas más urbanas, se incentiva a que los fieles ingresen a la web de la Asamblea Eclesial y presenten sus propuestas”.

Al igual que los vicariatos mencionados, con similares coordinaciones y también parecidas dificultades principalmente geográficas y de conectividad, que son subsanadas a base de voluntad e ingenio, el proceso de escucha para la Asamblea Eclesial viene caminando en otros sectores como el Vicariato de San Ramón, en la selva central peruana, y el Vicariato de Jaén, en la selva nororiental. 

 

04 agosto 2021, 14:48