Buscar

Vatican News

Sínodo de la Iglesia Caldea. Sako: caminar juntos leyendo los signos de los tiempos

La renovación eclesial, la reforma en curso de la liturgia y del catecismo, la formación del clero, la situación de los cristianos en Irak. Estos son los principales puntos del orden del día de los trabajos en curso de la Iglesia Caldea, reunidos del 9 al 14 de agosto en Bagdad.

Lisa Zengarini - Ciudad del Vaticano

El Cardenal Raphael Sako, Patriarca de Babilonia de los Caldeos, presentó el lunes los trabajos del Sínodo, que concluirá en la víspera de la Asunción, e ilustró los temas del orden del día centrándose en dos axiomas: la necesidad de caminar juntos con un espíritu auténticamente sinodal y la urgencia de la renovación para hacer frente a los cambios culturales y sociales de la modernidad y responder a las nuevas necesidades de los fieles.

Sako: es necesario caminar en plena comunión

"En la actual fase de incertidumbre e inestabilidad social y política en Irak" y en otros países "es esencial caminar juntos en plena comunión", y dar respuestas que no sean "viejas y prefabricadas" a las preguntas y necesidades de la gente, subrayó el Cardenal Sako en su discurso. "Como Obispos, estamos llamados a leer los signos de los tiempos".

Sobre la reforma litúrgica

La reforma litúrgica iniciada por la Iglesia Caldea a instancias del propio Patriarca para hacerla más "accesible" a los fieles también forma parte de esta perspectiva. En este sentido, el Cardenal Sako señaló cómo "el contenido, el lenguaje y el estilo" de los rituales con más de mil años de antigüedad y nacidos en un contexto completamente diferente están a veces "desconectados de la sensibilidad y las circunstancias" del mundo contemporáneo. Por eso, subrayó, "es ilógico aferrarse a la letra de estos rituales. Debe haber un "intercambio" cultural" y la Iglesia está llamada a renovarse "para alimentar a los fieles en su vida cotidiana", partiendo de la base de que "los rituales están hechos para ellos", son "un medio y no un fin". "Hay que pensar -continuó- en los jóvenes caldeos y en los nacidos en los países occidentales, que conocen poco o nada de estos rituales y, por tanto, están menos dispuestos a rezar, porque no hay correspondencia con su presente, su lengua, su lógica y su cultura". De ahí la necesidad, subrayada por el Patriarca, de actualizar el catecismo y los métodos educativos en función del cambio del contexto cultural y social.

Los cristianos de Irak: iluminar las conciencias

La situación de los cristianos en Irak fue otro de los temas abordados en su discurso. En este sentido, el Cardenal Sako reiteró que en contextos complejos como el de Irak, la Iglesia no debe desempeñar un papel político partidista, "sino trabajar, con valentía apostólica y responsable, para iluminar las conciencias en temas como la paz, la justicia social, la ciudadanía y la inmigración". La misión de las Iglesias es también ser una voz que siembra la semilla de la fraternidad, el amor, la paz, la seguridad, la solidaridad, la cooperación en la alegría y que reclama la justicia", remarcó, subrayando para concluir la importancia de "reforzar la presencia de la Iglesia Caldea en Irak".

12 agosto 2021, 12:00