Buscar

Vatican News
Incendio en una iglesia canadiense. Incendio en una iglesia canadiense. 

Continúan los ataques a iglesias en Canadá

En los últimos meses, decenas de iglesias de todo Canadá han sido objeto de ataques que van desde el vandalismo hasta los incendios, con al menos diez iglesias completamente destruidas por incendios causados deliberadamente.

Christopher Wells - Vatican News

La policía de la ciudad canadiense de Vancouver ha observado un notable aumento de los actos de vandalismo contra las iglesias desde principios de junio, con 13 incidentes que incluyen el lanzamiento de piedras contra ventanas, grafitis y amenazas de incendio. En el vecino barrio de Surrey, la iglesia ortodoxa copta fue destruida por el fuego el 19 de julio, apenas unos días después de que fracasara un intento de incendio anterior.

Los incidentes forman parte de una amplia tendencia de violencia contra las iglesias en Canadá. En los últimos meses se han incendiado 21 iglesias, de las que al menos 10 han quedado completamente destruidas. Otras decenas de iglesias han sido objeto de vandalismo o profanación en todo el país.

Muchos de los ataques parecen estar relacionados con la indignación contra las iglesias cristianas por su papel en el sistema de escuelas residenciales, en el que se separaba a los niños indígenas de sus hogares y familias para llevarlos a escuelas destinadas a aislarlos de su cultura nativa. A finales de mayo, se descubrieron unas 200 tumbas sin marcar en el emplazamiento de un internado en Kamloops (Columbia Británica), lo que llamó la atención sobre el destino de miles de niños indígenas obligados a participar en el sistema. Posteriormente, se han descubierto cientos de tumbas sin marcar en otras escuelas.

Los líderes indígenas se han manifestado en contra de los ataques a las iglesias. "La destrucción de propiedades no nos ayudará a construir el Canadá pacífico, mejor y más tolerante que todos queremos y necesitamos", declaró el jefe de la Asamblea de Primeras Naciones, Perry Bellegard. Y añadió: "Creo en los procesos que unen en lugar de dividir. La violencia debe ser sustituida por el recurso a las ceremonias y a todo lo que nuestros antiguos pueblos nos enseñaron sobre la coexistencia pacífica y el respeto mutuo. El diálogo reflexivo, no la destrucción, es el camino a seguir".

 

En una declaración a principios de este mes, la archidiócesis también hizo hincapié en la importancia del diálogo: "El camino correcto para avanzar es el de la reconciliación, el diálogo y la expiación con los pueblos indígenas, y el de seguir el camino que ellos nos indiquen en ese proceso", decía la declaración.

Tras los últimos incidentes, la policía de Vancouver afirma que está trabajando para prevenir los delitos y pide que se incremente la vigilancia. "Afortunadamente, nadie ha resultado herido en estos incidentes de Vancouver y la mayoría de los daños han sido menores", dijo el sargento Steve Addison en el comunicado de prensa. "Sin embargo", agregó, "cada día nos preocupa más la escalada de estos delitos y su carácter descarado, y pedimos a los responsables de estos delitos que se detengan".

02 agosto 2021, 17:30