Buscar

Vatican News

Nicaragua. Cardenal Brenes anuncia suspensión de Fiestas patronales por Covid-19

Por segundo año consecutivo los nicaragüenses de Managua deberán renunciar a una de las manifestaciones de religiosidad popular más importantes de la capital dedicada a su patrono por adopción, Santo Domingo de Guzmán.

Alina Tufani - Ciudad del Vaticano

Conocido también como “Minguito”, las fiestas patronales en honor a Santo Domingo de Guzmán, son una de las más grandes de Nicaragua, con multitudinarias procesiones de fieles que recorren las calles de Managua llenas de colorido, fervor y alegría, del 1 al 10 de agosto de cada año.  Esta vez, por segundo año consecutivo, el Cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano, Arzobispo Metropolitano de Managua anuncia la suspensión de las festividades a causa de la pandemia de Covid-19.

“La crítica situación sanitaria por la pandemia del COVID, así como las mutaciones de este virus que están causando angustia, dolor, y muerte entre nosotros nos exige mantener como Iglesia la opción responsable por la vida que implica evitar al máximo las aglomeraciones de personas”, explica la misiva publicada este domingo por la Arquidiócesis capitalina.

No es falta de fe es amor al prójimo

El Purpurado nicaragüense subraya que luego de consultar y valorar las opiniones de especialistas en salud, la Arquidiócesis decidió evitar una concentración excesiva de fieles en las fiestas patronales.

“No es falta de fe, ni falta de aprecio a nuestra piedad popular; es responsabilidad de Iglesia y reconocimiento consciente que la verdadera piedad y devoción están en el corazón que se hace altar y como signo agradecido del amor a Cristo, a nuestra Madre Santísima y a nuestros Santos Patronos”, afirma el Purpurado.

Rezar por el cese de la pandemia

En este contexto recuerda que la realidad de la pandemia exige de los creyentes una actitud de solidaridad con quienes están padeciendo los efectos de esta enfermedad, sus familias y la generosa entrega del personal de salud, quienes en muchos casos son también parte de nuestra comunidad eclesial.

“No dejemos de implorar a nuestros Santos Patronos que intercedan por el cese de la pandemia y por la conversión de todos los nicaragüenses para que, ante los diversos desafíos de estos momentos, nos sintamos y actuemos como hermanos cuidándonos unos a otros como expresión de caridad”, exhorta el Cardenal Brenes.

Que el testimonio de fe no se limite a unos días

Luego de invitar a los párrocos, consejos y agentes pastorales y colaboradores a esforzarse por mantener las reglas básicas sanitarias, el Primado de Nicaragua anima a poner toda su creatividad al servicio de los medios digitales de modo que todos puedan celebrar y participar de manera virtual a estas fiestas de fe y riqueza de espíritu.

“Que este testimonio no se limite a pocos días, sino que se viva siempre para que las adversidades presentes no reduzcan la piedad popular, antes bien, la purifiquen y fortalezcan. Que cada familia, cada hogar sea esa iglesia en pequeño que ora e intercede, hace memoria y se deja animar por la santidad y la caridad de cristianos que vivieron ejemplarmente su fe”, concluye el Cardenal Brenes.

“Minguito”, patrono milagroso

Santo Domingo de Guzmán no es el patrono oficial de la capital conocida desde la colonia como “Leal Villa de Santiago de Managua”. Su santo patrono es Santiago y era festejado a finales del mes de Julio. Sin embargo, a finales del siglo XIX, el hallazgo de una pequeña estatua de Santo Domingo de Guzmán en el agujero de un tronco por un campesino de la pequeña población de Las Sierritas, fue ganando una fama de milagrosa que llegó hasta la capital. Lo que al inicio era una festividad tradicional entorno a la imagen del santo se transformó en las Fiestas Patronales de la ciudad capital.

20 julio 2021, 10:30