Buscar

Vatican News
Imagen de archivo de migrantes venezolanos Imagen de archivo de migrantes venezolanos 

Iglesia guyanesa comprometida con la escolarización de migrantes

La oficina diocesana de Georgetown, entre las múltiples ayudas que ofrece desde hace dos años a los migrantes venezolanos, actualmente abrió cursos de inglés para los niños que desde el comienzo de la pandemia han visto limitada su capacidad de seguir los estudios a través de medios virtuales

Vatican News

La ola migratoria desatada por la crisis humanitaria que vive Venezuela ha llevado a miles de migrantes a atravesar las fronteras. Una de ellas, quizás menos conocida, es la de la Guyana que en los últimos dos años ha visto un sensible y progresivo incremento de inmigrantes venezolanos que llegan a pie, en búsqueda de atención médica y alimentos. ​No obstante la difícil geografía fronteriza, cubierta por una densa vegetación selvática y cruzada por los caudalosos ríos, según el registro de migrantes implementado por el Gobierno a través del sistema “PRIMES” del ACNUR (Agencia de las Naciones Unidas para los refugiados) el número de familias venezolanas aumenta.  

Desde el comienzo del éxodo, la Diócesis de Georgetown ha brindado clases gratuitas de inglés a los migrantes venezolanos. Sin embargo, con el advenimiento de la pandemia de Covid-19 el año pasado, estas clases se suspendieron por un tiempo, y cuando se reanudaron, la enseñanza fue totalmente en línea. "Si bien las clases de idiomas en línea funcionan bien para los adultos, se ha descubierto que los niños aprenden mejor en persona", explica un informe publicado por el semanario Catholic Standard de la Diócesis de Georgetown.

El semanario diocesano afirma que muchos niños migrantes han estado sufriendo educacionalmente desde el comienzo de la pandemia y muchos de ellos tienen una capacidad limitada para seguir el plan de estudios educativo público, a través de Internet, televisión y periódicos, ya que su lengua materna es el español. En el artículo se señala:

“Con esto en mente, la Oficina para Migrantes de la Iglesia Católica Romana en Guyana está ejecutando un programa piloto de inglés como segundo idioma (ESL), siguiendo las estrictas pautas de sanitarias contra el Covid-19, en el Catholic Life Center, de Brickdam”

Programa de 10 semanas

Se trata de un programa de 10 semanas, que comenzó en mayo. Consta de dos sesiones semanales presenciales con un máximo de 12 niños inscritos por cada sesión. Los alumnos tienen entre 7 y 15 años mientras que las sesiones son dirigidas por un maestro calificado bilingüe capacitado en Venezuela. Este programa de enseñanza de inglés básico es el primer módulo de un curso de ESL de tres partes, siendo los otros dos inglés intermedio e inglés avanzado.

 

El semanario católico subraya que la diócesis de Georgetown ha estado activa desde 2017 para ayudar a los venezolanos que han venido a Guyana debido a su situación socioeconómica. En asociación con varias agencias, la Iglesia participa en diferentes programas. Con la Fundación Panamericana para el Desarrollo (FUPAD), la Iglesia está proporcionando refugio temporal para familias migrantes que estuvieron en riesgo o son víctimas de violencia de género, alimentación y otras áreas de necesidad.

La oficina Catholic Charities Guyana - Migrant Support, continúa ofreciendo apoyo de muchas maneras, incluida la solicitud de extensión de estadía, que incluye servicios de traducción e integración en la sociedad, con orientaciones sobre empleo, registro provisional de niños en las escuelas y con documentos civiles. Asimismo se señala en el artículo:

“Varias parroquias, sacerdotes, religiosas y voluntarios de la red católica han sido fundamentales en la ejecución de estos proyectos y la respuesta a las necesidades de nuestros hermanos y hermanas de Venezuela”

18 julio 2021, 13:00