Buscar

Vatican News
Vacunaciones en El Alto, Bolivia Vacunaciones en El Alto, Bolivia 

Iglesia de Bolivia pide transparencia sobre la escasez de la segunda vacuna Sputnik V

Cientos de miles de personas en toda América Latina esperan la segunda dosis de la vacuna rusa, incluso después de haber superado los tres meses máximos requeridos entre las dos inoculaciones.

Alina Tufani - Vatican News  

Los plazos se vencen y las vacunas no llegan, especialmente la segunda dosis de la vacuna rusa Sputnik V utilizada en una buena parte de los países centro y suramericanos. Una preocupación generalizada de la población que ha llegado hasta la Iglesia católica boliviana que pide una mayor transparencia en la información sobre las causas de la escasez, soluciones y alternativas a corto y mediano plazo.

Falta de vacunas amerita una explicación real y objetiva

“La incertidumbre es general en toda Bolivia al no funcionar tal cual estaban programadas las vacunas y las reiteradas postergaciones: primero después de los 21 días ahora después de los 90 días y no sé sabe hasta cuándo será”, declaró a Radio Loyola FIDES, el presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), Mons. Ricardo Centellas, al expresar la preocupación de los bolivianos que esperan la inoculación de la segunda dosis de la Sputnik V.

El arzobispo de Sucre pidió al Gobierno brindar una explicación real y objetiva a la población. “Esto amerita que el gobierno establezca un encuentro, un diálogo transparente, para poner las cartas sobre la mesa. Yo creo que ningún boliviano si se le explica realmente lo que pasa no va a entender, pero hay que recibir una explicación real y objetiva” – subrayó el prelado boliviano.

Nueve países a la espera de la segunda dosis

En efecto, Bolivia se suma a la lista de al menos una decena de países latinoamericanos que han confiado una buena parte de sus planes de inmunización a la vacuna rusa. Días atrás, varios medios de comunicación latinoamericanos han enfatizado esta escasez generalizada debida, según explican especialistas, al tipo de vacuna, pues requiere componentes distintos entre la primera y la segunda dosis. Se presume que la producción de esta última ha quedado rezagada con respecto a la primera dosis que ha avanzado con mayor rapidez.

Lo cierto es que millones de personas que recibieron la primera dosis se encuentran a la espera de recibir la segunda, superados ampliamente los 21 días recomendados entre ambas vacunas, e incluso sobrepasando el intervalo máximo de tres meses entre una y otra. En particular, son nueve los países que firmaron contratos con el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF), el organismo gubernamental encargado de comercializar la Sputnik V: Argentina, México, Guatemala, Nicaragua, Honduras, Bolivia, Venezuela, Paraguay y Guyana.

 

29 julio 2021, 12:39