Buscar

Vatican News
Venezuela, 200 aniversario de la batalla de Carabobo Venezuela, 200 aniversario de la batalla de Carabobo 

Obispos de Venezuela: Urgente necesidad de “refundar la nación” de cara al futuro

En ocasión del Bicentenario de la Batalla de Carabobo que selló la Independencia de Venezuela, la Iglesia venezolana llama a reconstruir la Venezuela democrática, hoy aplastada por un sistema totalitario y un modelo económico que ha llevado a la pobreza, sufrimiento y éxodo de la mayoría de los venezolanos.

Alina Tufani - Vatican News

“Los oscuros nubarrones que se ciernen sobre el país y las consecuencias de malas prácticas políticas de los últimos años plantean la urgente necesidad de “refundar la nación”. Esta es para los obispos venezolanos, la tarea irrenunciable que los venezolanos deben asumir al celebrarse, este 24 de junio, el Bicentenario de la Batalla de Carabobo, con la cual se selló la Independencia del país. “La tarea que nos concierne hoy y de cara al futuro es rehacer Venezuela”, dice el mensaje de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) que llama a los venezolanos a no reducir esta fecha patria a un simple acto protocolar, sino en una ocasión para hacer una seria revisión sobre lo que ha significado esa gesta independentista y acerca de los desafíos de cara al futuro.

Recuperar el legado libertario

Los obispos recuerdan que con la Batalla de Carabobo se cerró la gesta libertaria iniciada en 1810 con la declaración de la Independencia y se comenzó la construcción de la vida republicana que, con sus luces y sombras, desembocó en la experiencia ciudadana de la democracia. Una herencia que para la Iglesia venezolana tiene como principal legado “la vocación libertaria”, especialmente ante un sistema totalitario que ha golpeado a las instituciones que rigen la vida ciudadana y pretende imponer un modelo diverso al de la democracia participativa y protagónica propuesto en la Constitución.

“Hoy, como es bien sabido, atravesamos por una profunda crisis que crea desconsuelo y desaliento. Se comprueba el gran deterioro de los servicios públicos. La pandemia que ataca a todos por igual agudiza la situación y exige la determinación de un plan de vacunación para toda la población. La paulatina implantación de un sistema totalitario propuesto como “Estado comunal” busca poner al margen el protagonismo del pueblo, verdadero y único sujeto social de su propia existencia como Nación”, advierte el mensaje.

Batallas por vencer:  salud, educación democracia

Una situación que para la Iglesia venezolana exige el protagonismo de todos los ciudadanos para enfrentar batallas tan decisivas como la de Carabobo, es decir, la “batalla por una Independencia en el campo de la salud”, no solo para enfrentar la pandemia sino para recuperar el ya deteriorado sistema de salud pública; la “Batalla por la Educación”, aquella que promueve valores éticos y ciudadanos; y la “Batalla por la democracia”, en el respeto a la soberanía nacional y a la participación equitativa de todos en la construcción de la sociedad.

“Nuestra gente sufre y clama por justicia, atención, acompañamiento y libertad. Ha crecido el empobrecimiento de todos los sectores del país y la hiperinflación unida a la casi desaparición de nuestro signo monetario hacen perder la capacidad de los venezolanos para producir, adquirir y sostenerse dignamente. Vemos con preocupación cómo aumenta el número de los hermanos venezolanos convertidos en migrantes por los caminos de todo el país hacia otras naciones hermanas en búsqueda de mejores condiciones de vida”, subrayan los obispos.

No a la nostalgia y al fatalismo

Sin embargo, el mensaje de la CEV invita al pueblo venezolano a mirar hacia el futuro con compromiso, sin esperar “nuevos mesianismos” o caer en la “resignación fatalista”, llama a vencer las batallas que sean necesarias y defender la auténtica Independencia. Dirige además un llamado especial a los dirigentes políticos, del oficialismo y de la oposición.

 “Los dirigentes políticos no están sobre el pueblo ni pueden reducir sus acciones a la búsqueda de acuerdos que sólo les favorezca a ellos. Ante todo, si escuchan el clamor de la gente, deberán actuar de tal modo que posibilite su dignificación y su vida en libertad, con el acceso equitativo a todos los bienes de la tierra”.

Por su parte, los obispos aseguran que la acción de la Iglesia en esta “nueva lucha por consolidar la Independencia y la refundación de la nación”, ofrece su acompañamiento a partir de la Palabra de Dios y la Doctrina Social de la Iglesia.  Igualmente, llama a todos los laicos a participar en la reconstrucción de Venezuela e invitan en la fecha del bicentenario dar gracias al Dios en todos los templos del país, que repiquen las campanas, se celebré la Eucaristía y se renueve la consagración de la patria a Jesús Sacramentado. “Será la mejor y más hermosa manera de celebrar el Bicentenario de Carabobo”.

24 junio 2021, 15:00