Buscar

Vatican News

Obispos de Argentina: "¡Actuemos ahora para acabar con el trabajo infantil!"

A través de un comunicado los obispos argentinos se suman al llamamiento del Papa Francisco con ocasión del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, celebrado el 12 de junio y denuncian "la explotación ejercida sobre los menores por parte de tantas personas sin escrúpulos que hacen de los niños esclavos del trabajo".

Ciudad del Vaticano

"Actúa ahora: ¡acaba con el trabajo infantil!": con este lema, la Comisión de Migrantes e Itinerantes de la Conferencia Episcopal Argentina celebró, el 12 de junio, el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, convocado por la OIT (Organización Internacional del Trabajo) y que afecta, según las últimas estimaciones, a 150 millones de menores.

El propio Papa Francisco recordó la Jornada en el Ángelus del domingo 13 de junio con estas palabras: "No es posible cerrar los ojos ante la explotación de los niños, privados del derecho a jugar, a estudiar y a soñar. Son muchos los niños que lo sufren: explotados por el trabajo infantil. Renovemos juntos el esfuerzo para eliminar esta esclavitud de nuestro tiempo".

 

"Junto al Papa Francisco -escriben los prelados argentinos en una nota- señalamos y denunciamos la explotación ejercida sobre los menores por parte de tantas personas sin escrúpulos que hacen de los niños esclavos del trabajo".

Los niños son los que más sufren

"Con la mirada puesta en la creciente movilidad humana", continúa explicando la nota, "reconocemos que son sobre todo los niños los que más sufren las graves consecuencias de la migración, casi siempre provocadas por la violencia, la miseria y las condiciones ambientales".

Por ello, al deplorar "la estigmatización o la exclusión" de que son objeto los migrantes, la Comisión Episcopal reitera con firmeza que "la migración no es un delito", sino la búsqueda, por parte de "hermanos y hermanas", de "una vida mejor lejos de la pobreza, el desempleo y las realidades adversas". Pero, por desgracia, "en situaciones de pobreza y precariedad", a menudo son los niños los que acaban "en la calle, abandonados a sí mismos y víctimas del trabajo infantil".

La alarma de los obispos hace referencia también a los menores explotados en el sector turístico, obligados a mendigar por las calles, así como a los que son víctimas de "comportamientos repugnantes como la trata, la explotación sexual, los abusos y la privación de derechos". De ahí la adhesión de la Conferencia Episcopal Argentina a los "Compromisos para la Acción 2021" propuestos por la OIT y basados en tres estrategias: "Pasar a la acción, es decir, identificar las necesidades dentro de este año; inspirar, es decir, difundir historias y experiencias sobre la eliminación del trabajo infantil; y compartir ideas con los agentes de cambio comprometidos en el terreno".

Estos niños -aseguran los obispos- necesitan nuestra ayuda y nuestro generoso servicio como sociedad civil y como Iglesia. "No nos cansemos de dar valientemente buen testimonio del Evangelio", concluyen los mitrados, subrayando que el Evangelio "nos llama a reconocer, denunciar y defender al mismo Jesús presente en los más pequeños y vulnerables".

15 junio 2021, 11:54